Palos a Ricardo Lagos, marihuana y el Apruebo: la pifiada rutina de Nathalie Nicloux en Olmué

En apenas 27 minutos, la comediante no logró enganchar con el público de El Patagual con una rutina que pasó por referencias a la actualidad, el proceso constituyente, la pandemia, entre otros puntos. “Me he dado cuenta que he sido terrible fome en la vida”, cerró.



En el papel, el de Nathalie Nicloux apuntaba como un regreso con todas para triunfar; un escenario habitualmente familiar como el del Festival del Huaso de Olmué y el recuerdo de su paso por El Club de la Comedia, la hacían un rostro conocido para el público que llegó hasta El Patagual.

Sin embargo, en apenas 27 minutos, la comediante presentó una rutina que no logró convencer al respetable, el que incluso la despidió entre sonoras pifias con un final abrupto. Un escenario prácticamente inédito, en un evento caracterizado por su tono más cercano y chileno, lejos de la estridencia del Festival de Viña.

En un comienzo, la artista hizo notar los problemas de iluminación. Salvó la situación con aplomo lo que le dio una buena entrada con el público. Más cuando comenzó con las referencias a la pandemia, con temas cotidianos como los permisos temporales. “Esos permisos de mierda que una estaba así, con al pierna bien larga y con la mano lista en el enter pidiendo el permiso, salías y la gente te preguntaba ¿pa donde va? no sé, hueona, no sé, era un planeta entero con el síndrome de la Olguita Marina”.

No faltaron las referencias políticas; desde “no más presos por plantar” a la hora de referirse a la marihuana, hasta el proceso constituyente. “Hay gente que le gusta el verano, hay gente que le gusta el invierno, hay gente que votó Apruebo”, momento en que levantó su brazo derecho al aire. Ahí sonaron algunos aplausos. “Yo sigo siendo del Apruebo, pase la hueá que pase, esto es como el fútbol, no es un pasión, es un sentimiento”.

También hubo referencias a expresidentes. Hablando de la película Terminator, señaló: “Yo ya no le tengo miedo a los zombies, po’ hueona, no lo tengo miedo y ustedes tampoco debieran tenerle miedo porque vivimos con Zombies ¿qué me dicen de Ricardo Lagos? yo no lo veía desde la concesión de las carreteras y ¡pop! aparece de nuevo. Don Ricardo vendría a ser un zombie tipo pendón, él es como así como está colgado mi tío”.

“Pasaban todos los días cosas, prendías la tele un día...y Kast candidato hueona, te levantabas otro día y chucha, Boric presidente hueón...sí, yo trabajé por él. Te levantabas otro día, incontinencia urinaria, me empecé a mear, hueona”

Pero hacia el final, comenzaron a sonar las pifias, dando cuenta de que la rutina no enganchó con el público. “Me he dado cuenta que he sido terrible fome en la vida”, dijo a modo de remate antes de cerrar de manera abrupta la presentación que marcó un punto bajo en una noche que tuvo a una rutilante Mon Laferte junto a la orquesta Mujeres del Viento Florido, de Oaxaca, en el arranque.

Los datos oficiales de Kantar Ibope Media, la empresa encargada de medir la sintonía, señalan que en promedio rating hogar el evento marcó 10,3 puntos, disputando el liderazgo de la franja prime con la teleserie Hijos del desierto (Mega), que marcó 10,6 puntos. El peak de la noche, fueron 15,5 a las 00:03, es decir, hacia el final del show de Mon Laferte.

Revisa la rutina a continuación

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.