Mito da con su mejor versión y se mete en la pelea por el Barbasol Championship

Mito vivió una jornada soñada en el Barbasol Championship. (Dylan Buell/Getty Images/AFP)

El chileno vivió una jornada soñada en Kentucy, firmando ocho birdies y solo un bogey. Afrontará la última ronda del torneo con 14 golpes bajo el par en la tabla general y a dos puestos del top ten. Hay un gran pelotón de golfistas en las primeras diez posiciones.


El sábado es el día en que se usualmente se conoce a los candidatos por el título de cualquier evento del PGA. El popularmente llamado “moving day” es la jornada clave para determinar si tienes alguna opción real de ser campeón o debes conformarte con jugar la última jornada con el premio gordo fuera del radar. Algo que Mito Pereira entendió a la perfección en Kentucky. El chileno rozó la perfección y logró quedar 14 golpes bajo el par en la tabla general. Metido en los puestos altos y con el sueño de levantar su primera corona en el circuito más importante del mundo.

Hoy fue uno de esos días donde todo resulta. Donde golpeas y te das cuenta que tienes la potencia y el toque para dominar cada golpe del campo. Algo que Guillermo percibió desde el arranque. Primera bandera y primer birdie del día, para tener la motivación a tope, una que ni siquiera se vio cortada cuando en el hoyo dos sufrió el único bogey de este sábado. La clave no es no equivocarse, sino saber volver a enmendar el camino.

Así fue como llegó el festival de descuentos. Birdie en el cuatro, cinco y seis. Todos con tiros de salidas sobre las 290 yardas, golpeando con fuerza y jugando con delicadeza cuando se posaba en el green. No había espacio para errores ni para tristezas. Todo funcionaba a la perfección.

Aplausos que seguirían cayendo en las banderas cercanas. El birdie del nueve (par tres) gracias a un golpe desde el tee que lo dejó a una yarda del hoyo, fue uno de sus mejores momentos del día. Uno plagado de repeticiones para resumen semanal.

Su periplo por el Keene Trace Golf Club de Nicholasville siguió con varías banderas igualadas con la exigencia. Mito vivía su primera experiencia con los puestos altos y no quería perder esa oportunidad. Sabía que estaba cerca de la cima, pero que todavía muchos seguían jugando sus cartas en el torneo.

Así que retomó la senda dorada y volvió a los birdies en los hoyos 15 y 16. Los últimos dos descuentos de un día marcado de buenas sensaciones y validaciones. Está viviendo un momento soñado y demostrando con todas sus letras que ya es un jugador PGA. Ese ascenso directo desde el Korn Ferry Tour, era más que justo. Mito es un golfista de élite.

Llegará a la última jornada del torneo con -14 en su tarjeta y en la posición12 del. A cinco golpes del líder, algo que al chileno no le afecta.Tuvo un día soñado y confía en repetirlo el domingo.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.