La apuesta con que Boric busca romper su techo y dejar atrás una difícil semana

Tras la arremetida de Kast, el abanderado de Apruebo Dignidad busca llevar la campaña a un revival del plebiscito del 25 de octubre del año pasado e intentar conquistar a esos miles de jóvenes que acudieron -muy motivados- a votar por una nueva Constitución. El ajuste de su estrategia se produce en medio de críticas por su desconocimiento de ciertas cifras macroeconómicas.




El viernes, mientras Gabriel Boric veía el estreno de la franja electoral en televisión junto a una familia de La Pintana, muchos vecinos -en su mayoría jóvenes- comenzaron a llegar a la casa ubicada en la Villa Gabriela Mistral. Cuando el candidato salió a la terraza –donde lo esperaba la prensa- se encontró con un fuerte aplauso y algunos vítores del aquel espontáneo público, a los que agradeció juntando las manos en forma de rezo y bajando su cabeza un par de veces.

Su punto de prensa –también rodeado de los jóvenes dueños de casa- daba el puntapié inicial a la recta final de su campaña en primera vuelta, donde Boric buscará conquistar a ese esquivo electorado juvenil, que en el plebiscito de octubre de 2020 acudió en masa a votar por el Apruebo, pero que hoy –según sondeos del propio comando- una gran parte no tiene claridad por quién votar el 21 de noviembre.

“La dicotomía a la que nos enfrentamos en este momento es entre quienes no quieren cambiar las cosas, se atrincheraron en el Rechazo y, a partir de un discurso del miedo y las inseguridades generan adhesiones, frente a quienes representamos las fuerzas del Apruebo y entendemos que la gobernabilidad tiene que ver con transformar las injusticias tremendas que ha vivido la mayoría de la población, que lo saben muy bien aquí en La Pintana”, señaló Boric.

Los números analizados la tarde del viernes por el equipo político del comando volvieron a confirmar el desplome de la candidatura de Sebastián Sichel y el trasvasije de sus votos al abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, a quien hoy en Apruebo Dignidad miran como su rival más fuerte.

Y aunque todos los sondeos muestran a Boric arriba en cualquier escenario de segunda vuelta, al mismo tiempo apuntan a un elemento que han tomado nota en su entorno: su apoyo durante el último mes se ha mantenido estable o ha bajado levemente, pero no ha seguido subiendo.

Por eso había que reacomodar la estrategia que se había utilizado tras las primarias en las que Boric derrotó a Daniel Jadue, señalan desde su equipo.

Indecisos y apolíticos

“Si creyera que Gabriel tocó su techo electoral no estaría en la campaña”, señala Giorgio Jackson, quien confirma que la abrupta caída de Sichel los obligó a mover algunas piezas del tablero.

“En esta última fase todo cambió un poco, sobre todo por la caída de Sichel que aún estamos calibrando”, señala jefe del equipo político de la campaña, precisando que hoy la interrogante no es si el candidato orienta su discurso más a la izquierda o hacia el centro, como se podría suponer. “Puede que haya gente pegada todavía en esa dicotomía izquierda, centro, derecha como la única forma de conseguir votos, pero lo que nosotros estamos viendo tanto en la calle como en las investigaciones cualitativas y cuantitativas es que ese no es el eje. En las encuestas la gente que está indecisa no se identifica políticamente”, explica Jackson.

Boric al terminar el viernes una pauta en la villa Gabriela Mistral, en la comuna de La Pintana.

La búsqueda de estos electores indecisos es apoyada por el equipo de big data (macrodatos) que lidera el antropólogo Claudio Villegas, quien reafirma que los espacios de crecimiento de Boric están asociados a la gente que votó Apruebo, quiere cambios profundos, pero no se autodefine de derecha, centro e izquierda.

“Esas personas, eso sí, no están disponibles para votar por un candidato vinculado al rechazo (Kast) y tienen muy mala opinión de los liderazgos de la vieja política como (Yasna)Provoste o ME-O. Por ello, el desafío para nosotros es motivarlos a que vayan a votar por el proyecto que representa Gabriel Boric”, dice Villegas.

Para la diputada comunista Karol Cariola, en cambio, la llave “para conquistar nuevas conciencias en el mes que resta de campaña es el programa”, el cual aún no es presentado, pese a la insistencia de su partido.

“Efectivamente, la ciudadanía no tiene hoy un posicionamiento en un espacio político determinado, y por ello, están esperando votar por los programas y los proyectos que los candidatos encarnan”, agrega Cariola, también miembro del equipo político.

El experto electoral Pepe Auth tiene una opinión distinta: “Yo creo que Boric tiene poco espacio para crecer en esta primera vuelta. Con lo que él ya hizo (su triunfo en la primaria y haber logrado tener una lista parlamentaria) tiene una altísima probabilidad de estar en la papeleta de segunda vuelta y lo que tiene que hacer estas semanas es retener a su electorado. Aumentarlo será la tarea para después del 21 de noviembre”.

Juan Cristóbal Portales, director ejecutivo del Instituto Desafíos de la Democracia, advierte otro problema del abanderado de AP para romper su actual techo. “Su estrategia por tratar de cometer el mínimo de errores posibles para no quedar mal con nadie ha redundando en un inmovilismo”.

Según Portales, Boric deberá tomar una decisión ante los próximos debates: sigue tratando de darle el gusto a Jadue, Tellier y cía, o trata de dirigirse y capturar al votante adulto y adulto mayor de centroizquierda e independientes, y sectores medios asediados por la crisis, las deudas y en riesgo de perder lo conquistado en años de prosperidad democrática, que son los segmentos C2 y C3″.

Los lapsus con las cifras

La noche del miércoles, Boric llegó muy relajado junto a su polola al canal La Red, donde fue recibido por un grupo de partidarios, en la previa de su entrevista en el programa Mentiras Verdaderas.

Ya en el estudio, la conversación transcurría con total normalidad, hasta el minuto 41, cuando el diputado reconoció no recordar cuál es el ingreso mensual de las empresas más ricas de Chile, a las que él busca gravar con más impuestos, de llegar a La Moneda. “Estamos hablando de ingresos sobre 1.000 UF, en un sector muy minoritario de la población”, dijo Boric, siendo corregido por el conductor que le dijo que mil UF ($ 30 millones) no le parecía un ingreso tan alto al hablar de las empresas más ricas.

En pocos minutos la polémica se viralizó con rapidez en redes sociales y llegó a convertirse en tendencias en Twitter, lo que desde el comando de AD atribuyen a los bost (generador de mensajes automáticamente) contratados por el equipo de Kast.

“Cerca del 80% de la difusión fue activistas de Kast y Parisi. Los últimos son cuentas con menos de 30 seguidores, creadas hace pocos meses”, dice Villegas, coordinador de análisis de audiencias del comando de AP.

Al día siguiente, el diputado tuvo otro traspié en el debate presidencial sobre “el futuro del agua en Chile”, donde dijo que requerirán “al menos 400 mil millones de dólares al año para agua potable rural” y la misma cifra para la recuperación ecosistémica.

El error de Boric fue aprovechado al instante por Franco Parisi, quien le espetó que esa cifra correspondía a “cinco años del presupuesto de la nación”. El error volvió a viralizarse y fue portada de Las Últimas Noticias.

Ambos episodios reflotaron un flanco de críticas de sus adversarios que en su equipo daban por superado: la supuesta “falta de preparación” para gobernar.

-¿A qué atribuye estos errores, se siente preparado en materia económica para asumir esta candidatura?, fue la primera pregunta en el punto de prensa del viernes en La Pintana.

-Me siento totalmente preparado (...). Para nosotros lo importante es que cuando yo cometa algún error respecto a cifras, tendré a un equipo que me respalde, y que el país sepa que las políticas públicas que estamos planteando son serias, responsables y respaldadas.

Luego, Boric apoyó la decisión del Presidente Piñera de ratificar a Mario Marcel por un nuevo periodo en la presidencia del Banco Central, y no escatimó en elogios al economista cercano al PS. “Me parece que ha cumplido un rol serio y responsable y es bueno que haya instituciones que estén fuera de los tiempos y de las presiones políticas”.

15 de octubre de 2021/SANTIAGO La Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi) realiza y transmite el debate presidencial 2021 con la participación de seis candidatos. En la foto Yasna Provoste, Gabriel Boric, Marco Enriquez-Ominami, Eduardo Artes, Jose Antonio Kast, Sebastian Sichel FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

Pese a que faltan dos semanas, en su equipo señalan que otro hito antes de la elección es el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade) 2021 y al que se invitó a todos los candidatos, salvo a Parisi, que sigue en el extranjero. En la oportunidad -señalan desde su comando- Boric buscará dar una señal de confianza al empresariado con un discurso “sólido”, moderado y también con los nombres con los que llegará a la UAI.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.