“¡Hey Alexa!”: policía de Kansas City pericia parlante inteligente que habría registrado el asesinato de científico chileno

La policía obtuvo una orden para el registro del almacenamiento en la nube de un parlante inteligente de Amazon que podría haber registrado ruidos y conversaciones de lo que pasó la noche del crimen del científico chileno Pablo Guzmán y su compañera argentina Camila Behrensen. Junto con eso, se ha pedido a los vecinos que entreguen las cámaras del lugar y se ofreció recompensa para quienes otorguen información de algún sospechoso.


Hey Alexa...”

Lo que parece ser una simple frase para activar y encender el asistente virtual de un parlante de Amazon, podría convertirse en la pieza clave para encontrar a él o los culpables del crimen del científico chileno Pablo Guzmán Palma (25) y de su compañera argentina Camila Behrensen (24), quienes fueron encontrados sin vida tras un incendio en un departamento en Kansas City, Misuri, Estados Unidos, el pasado sábado.

Poco antes de las 5.00 de la madrugada de ese día, el Departamento de Bomberos de Kansas City concurrió a un incendio en la calle Oak Street 4.100. Tras extinguido el fuego, los bomberos encontraron los cuerpos sin vida de los estudiantes, quienes presentaban heridas de balas, las que le quitaron la vida antes del incendio. Aquello permitió al Departamento de Policías de Kansas City (KCPD) calificar este hecho como un homicidio.

Lo anterior ha generado que la policía comience la búsqueda del responsable de la muerte de los científicos latinoamericanos. El domingo, el KCPD obtuvo una orden de registro en el condado de Jackson vinculada a analizar los registros de voz de un dispositivo Alexa, el asistente virtual de Amazon, que fue encontrado en el departamento de Guzmán con Behrensen. En la solicitud, según consigna el medio The Kansas City Star, los investigadores entregaron mayor información respecto al crimen.

Pablo Guzmán (25) y Camila Behrensen (24)

Los investigadores creen que el sospechoso pasó “una cantidad considerable de tiempo” en el lugar, supuesto basado en la evidencia física encontrada en la escena del crimen. Un policía, declara a ese medio local que los “detectives creen además que puede haber habido comunicación verbal entre las dos víctimas y el sospechoso durante la comisión de los homicidios”.

Aquello motiva la solicitud de registro de los audios que registra el dispositivo inteligente, el que podría tener grabaciones de las conversaciones o ruidos previos al crimen, lo que permitiría dar con el culpable del crimen, el que podría haber permanecido en el lugar después del homicidio y antes del incendio.

El canal de televisión KSHB entrevistó a expertos locales, quienes dieron más pistas de lo que podría revelar el dispositivo. “La mayoría de la gente no lo sabe, pero sus dispositivos de Amazon casi siempre escuchan su conversación”, señaló Burton Kelso, experto en tecnología integral.

David Bernard, sargento en retiro de la unidad de homicidios del KCPD afirmó que el parlante inteligente “hubiera grabado, (podría producir) no solo algún sonido, sino posiblemente voces”. Junto con eso, agregó, que el dispositivo pudo registrar “cerraduras que se abren y cierran, puede haber ocasiones en las que descubran dónde se apagó la luz, se encendió, se ajustó la calefacción, por lo que hay mucho de lo que podrían recuperar”.

“Esperemos que encuentren algo en las grabaciones que puedan usar como evidencia y con suerte resuelvan este crimen”, concluyó Bernard.

Los registros de las cámaras

Un día antes de la solicitud hecha por el departamento de la policía para el registro del almacenamiento en la nube de Alexa, los investigadores también hicieron una llamado a los habitantes del sector. Según el Departamento de Policía de Kansas City, hasta el 2 de octubre en la zona urbana de esa ciudad se han registrado 213 homicidio.

En esa línea, en abril se registró otro crimen en la misma calle donde murió este fin de semana el chileno y la argentina, a pocos metros de ese departamento murió un hombre producto de disparos en medio de una riña. Sin embargo, el caso más reciente ocurrió en julio y tuvo lugar a dos cuadras del hogar de los científicos.

A partir de lo ocurrido el sábado, el KCPD pidió a los propietarios del sector colaborar con la investigación y entregar los registros de las cámaras de seguridad del área. Así, cualquier persona que viva en las calles East 41st y 43rd entre McGee Street y Gillham Road deben proporcionar imágenes, en fotos o videos, de las cámaras de vigilancia.

Los detectives están pidiendo los registros capturados entre las 10.30 horas y las 5 de la madrugada, lo que permitiría identificar si alguna cámara grabó al autor del crimen o a la llegada de las víctimas con su presunto asesino. Además, la policía ha ofrecido una recompensa de US$ 25.000 para toda persona que entregue información de algún sospechoso del crimen.

“Devastados por la trágica muerte”

Pablo Guzmán fue descrito por el Instituto de Investigaciones Médicas de Stowers, lugar donde estudiaba un doctorado, como “un alma gentil”. El joven de 25 años era licenciado en ciencias con un posgrado en bioquímica en la Universidad Católica de Chile. Su investigación en el instituto norteamericano se centró en el desarrollo y organización del sistema nervioso, teniendo un proyecto centrado en la regeneración de la médula espinal.

Vivía con Behrensen es descrita por el centro de estudios como “una joven brillante con un intelecto vibrante”, y se encontraba estudiando los cambios metabólicos en las moscas de la fruta, según consigna el instituto de Stowers.

A través de un comunicado el centro de estudio señaló que se encontraban “devastados por la trágica muerte de dos de nuestros investigadores predoctorales. Estos investigadores fueron miembros de nuestra clase 2020 y miembros vibrantes de nuestra comunidad del Instituto Stowers. Nuestras más profundas condolencias están con sus familias en este momento difícil”.

Un vecino del lugar declaró a los medios locales que las personas de barrio estaban consternadas por lo ocurrido, ya que según explicó los jóvenes eran queridos en el sector. Junto con eso explicó que Guzmán y Behrensen siempre estaban fuera de casa y solían tener fiestas y compartir con amigos.

Finalmente, la canciller Antonia Urrejola, aseguró que “el Consulado General de Chile en Chicago está a disposición de las autoridades locales para prestar la asistencia requerida respecto del caso y ha solicitado a la Policía de Misuri mayores antecedentes de lo ocurrido”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.