La última milla: los esfuerzos en la capital para vacunar a 130 mil rezagados y reducir el toque de queda

Uno de los operativos en búsqueda de rezagados del Servicio de Salud Metropolitano Central.

Los municipios, la gobernación, el Servicio de Salud Central e incluso privados han emprendido campañas para incentivar la inmunización, lograr el 80% de avance y extender hasta la medianoche el funcionamiento de las ciudades. Destacan entre las iniciativas la vacunación nocturna, operativos especiales para migrantes e incluso la entrega de regalos -cervezas- como incentivo para recibir la inyección. Algunas comunas, eso sí, reclaman que la merma en los stocks de vacunas ha ralentizado cumplir la meta.




En momentos en que Chile alcanza un 82,44% del grupo objetivo con su esquema de vacunación contra el Covid-19 completo, la Región Metropolitana se posiciona como una de las cuatro (las otras son Arica, Tarapacá y Antofagasta) que aún no logran superar la tan anhelada barrera del 80% de cobertura. Si se alcanza ese hito, sumado a que la tasa de contagios sea menor a 150 casos por cada 100.000 habitantes, la RM podría aplazar el horario del toque de queda desde las 10 a las 12 de la noche, tal como ya lo han hecho las restante 12 regiones del país.

La última actualización de Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) señala que la región presenta una cobertura de vacunación (personas con dos dosis o dosis única) de un 77,87%, con realidades muy disímiles entre comunas, porque mientras algunas superan largamente el 100% de su población objetivo, otras no llegan ni al 70%.

Por eso los esfuerzos se han concentrado en llegar a más personas y así lograr la meta regional, con estrategias tan diversas como los actores que las han propuesto.

Uno de los impulsores es el gobernador Claudio Orrego, quien hace poco, incluso, pidió flexibilizar el requisito del 80%, algo que fue rechazado por Enrique Paris, ministro de Salud. “Es súper válido tener opiniones distintas, ellos tienen que acostumbrarse que esto no es un regimiento”, dice el exalcalde de Peñalolén.

Orrego ve necesario reducir el toque de queda por tres razones: “Primero, porque todos los índices están buenos; segundo, porque esta región es muy grande y el 80% de aquí es muy distinto al 80% de Magallanes, y ya hay comunas sobre el 100%, por lo que solo al trabajar con promedios se cometen injusticias. Y lo tercero es que la gente no asocia el toque de queda con la vacuna, sí con el Pase de Movilidad, y uno puede entender la medida en tiempos de altos contagios, pero la normalidad democrática exige más libertad para las personas”.

La nueva autoridad de la capital detalla “la foto” que le ha sacado a la región que gobierna: “La RM está al borde de cumplir todos los parámetros, estamos a casi 100.000 personas de cumplir todas las metas y están más que dadas las condiciones para que la próxima semana tengamos novedades”. Lo anterior también fue refrendado por la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien dijo a Radio Duna que “si las personas se vacunan como corresponde, la próxima semana deberíamos alcanzarlo (el 80%)”.

En efecto, según las últimas cifras, son 136.959 personas las que falta que completen su esquema para llegar al 80%. Mientras, la gente con la primera dosis ya se empina en un 83,34%, por lo que la segunda dosis es cosa de tiempo. La RM está en el último tranco y las autoridades piden un nuevo esfuerzo.

Pero ¿dónde están los que falta por vacunar? Según el DEIS, Estación Central (60,28% de cobertura de vacunación), Independencia (61,88%) y Santiago (63,45%) son las comunas más retrasadas. Más atrás aparecen La Pintana (63,2%), Recoleta (65,29%), Puente Alto (67,99%) y Cerro Navia (68,21%), donde al menos ya sobrepasaron el 70% de avance con primera dosis.

Los municipios dicen tener sus estrategias para revertir esta situación, la que algunos consideran injusta.

“No compartimos las cifras del DEIS respecto del porcentaje de población vacunada, que en el caso de Independencia está sobreestimada a partir de los datos de población del INE -y así lo hemos conversado con el ministro de Salud-, pero seguimos trabajando activamente para fortalecer el proceso de vacunación”, señala el edil Gonzalo Durán.

¿Cómo? “Primero, distribuyendo puntos de vacunación en todos los sectores de la comuna, habilitando puntos de vacunación los sábados y todos los días de la semana en horario vespertino para aquellos que por trabajo tienen más dificultades, e implementamos un sistema que se llama Brigadas Sanitarias, que lo que hacen es identificar personas que, teniendo edad para hacerlo, no se han vacunado y promuevan su inoculación”, dice.

Desde Puente Alto, la secretaria general de la Corporación Municipal de Salud, Educación y Atención de Menores, Daniela Torres, explica que desde el inicio del proceso han dispuesto puntos de vacunación por toda la extensión del territorio, en los que llegaron a vacunar a más de nueve mil personas diarias. “Durante semanas agregamos operativos móviles diarios por los barrios para acercarnos incluso más al público objetivo”, dice.

Pero lamenta que, “en la medida en que la cantidad de dosis que nos entregan son pequeñas, tenemos que redistribuir nuestros recursos a otras tareas”. Y añade: “Es muy frustrante tener que decirle a la gente que llega a vacunarse que tiene que volver otro día, porque ya no hay dosis o que no están en el calendario”.

Al respecto, Orrego señala que “el ministro (de Salud) ha reconocido que hemos tenido algunos quiebres (de stock) y lo que le dije es que al menos eso se informe debidamente. Es lo que tiene que mejorar el Minsal”. Y añade: “Deberíamos ser capaces de ampliar los días de vacunación, especialmente hacia los domingos, porque la gente trabaja de lunes a viernes o los sábados”.

Una estrategia que apunta en esa dirección es la que ha utilizado el Servicio de Salud Metropolitano Central, de quien dependen las comunas de Santiago, Cerrillos, Maipú y Estación Central.

Asumí la dirección hace dos meses y nos dimos cuenta de que vacunábamos mucho, pero teníamos baja cobertura en estas comunas, lo cual significaba que teníamos mucha población flotante”, explica Jorge Wilhelm, director de la entidad.

Por eso, detalla, hubo un cambio en la estrategia. “Hicimos un trabajo de georreferencia que permite identificar dónde se encuentran estas personas rezagadas y las características de los lugares. Así, diseñamos un plan y arrendamos dos camiones que adaptamos como vacunatorios móviles y empezamos a ir a estos mapas de calor”.

Según cuenta, comenzaron a acercarse a esos lugares todos los días, especialmente en horarios de tarde, incluyendo sábado y domingo. Y ejemplifica: “Ayer, en coordinación con la alcaldesa de Cerrillos, fuimos a una toma en Lo Errázuriz. Vacunamos a unas 200 personas, casi todas con primeras dosis”. Según espera, ejercicios como este permitirán, “si todo sale bien, que esta semana Cerrillos alcance el 80%”.

Los incentivos

Si a usted le gusta el fútbol, las fondas, los recitales y la música, o se vacuna o se va a tener que quedar en la casa. Ya terminó el tiempo de convencer por principios altruistas, lo único que queda es buscar alternativas para motivar a los que no se han vacunado”.

Así resume el gobrernador el llamado que están utilizando a nivel regional para lograr una mayor cantidad de vacunados. De hecho, cuenta que en su gobernación han estado “haciendo campaña para incentivar el uso del pase” y advierte que para el 18 de septiembre ya sabe de algunas pequeñas fondas que lo exigirán para ingresar.

Otros ejemplos abundan. “Hemos promovido actividades que requieren Pase de Movilidad, como una manera de estimular a las personas a que entiendan que en la medida en que cuentan con él van a poder acceder a más servicios y recintos”, cuenta el alcalde Durán, de Independencia. ¿A qué actividades se refiere? Microfondas para el 18, con la condición de que se exija el pase para participar.

Así como él, incluso el sector privado se ha hecho parte. Por ejemplo, el fútbol: este fin de semana vuelve el público a los estadios del fútbol chileno. El partido entre Unión Española y Colo Colo, en el Estadio Santa Laura, justamente de Independencia, será el primero en recibir gente. Aunque no será el único, puesto que en la RM, San Carlos de Apoquindo (Las Condes) y el Municipal de La Cisterna también serán testigos del regreso de los fanáticos. Todos con medidas estrictas y que apuntan a la vacunación. De hecho, el primer punto obligatorio en la declaración jurada para el ingreso a los recintos hace mención a contar con el Pase de Movilidad habilitado.

Bares y restaurantes ya han comenzado a exigir Pase de Movilidad. Incluso, la popular empresa de cervezas Budweiser lanzó una campaña que se llama “Back to live Chile” (”De vuelta a vivir Chile”), que hace relación a que cuando el 80% estuviera vacunado, la compañía regalaría una cerveza gratis a quienes se registren.

Las dificultades

Según detallan los diversos involucrados, las complicaciones para sumar más vacunados las tienen medianamente identificadas. “Por ejemplo, encontramos un lugar en el cuadrante de Las Rejas, Porto Seguro, 5 de Abril y General Velásquez donde había 6.222 personas sin vacunar, que es el 40% de todos los no vacunados en Estación Central y la característica es que en su mayoría son migrantes”, detalla Wilhelm. Ese proceso se lleva a cabo en coordinación con el municipio.

La estrategia en esos lugares apunta a identificar a ciertos líderes, “a quienes les hicimos una charla respondiendo todas sus preguntas. Luego ellos fueron a replicar esta información a sus edificios e iban haciendo un listado de gente a la que convencían. Entonces ahí decidíamos ir con el camión hasta las 10 de la noche”, expone el director del Servicio de Salud Metropolitano Central.

En ese sentido, añade que “lo más complejo es convencer a personas que tienen otra formación de salud pública, que no creen en las vacunas. Hay algunos en que esta es la primera vacuna de su vida y hay otras personas que, por estar irregulares en el país, creen que se les va a llevar detenidos”.

En Puente Alto, en tanto, la secretaria general de la Corporación Municipal de Salud, Educación y Atención de Menores dice entender “que ha habido una reducción nacional del stock de vacunas, pero más allá de eso, hemos sido insistentes con la autoridad en que la cantidad de dosis que recibimos no se condice en absoluto con el tamaño de nuestra población. Hace un par de semanas hubo un día en que tuvimos dosis para vacunar a 300 personas, hoy ya vamos en las 2.500, pero podemos mucho más”, asegura.

Y es que justamente Puente Alto es uno de los municipios que más dosis de vacunas ha suministrado junto a comunas como Maipú, Santiago y Estación Central, lo que no se condice con el avance en el porcentaje de población objetivo inoculado.

Hay muchos migrantes que por desconocimiento confunden Santiago por la Región Metropolitana cuando se les pregunta por su lugar de residencia, y eso afecta en las cifras”, ejemplica el gobernador Orrego. Algo similar ocurre en Estación Central, donde señalan que si bien vacunan en gran cantidad, como tienen una alta población flotante, esa vacuna no llega a los habitantes de la comuna, sino a quienes están de tránsito.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.