Líos con las cifras, diferencias con gabinete de Mañalich y las huellas del Segundo Piso: Los episodios que revelan los correos de Johanna Acevedo

La jefa de la División de Planificación Sanitaria del Minsal aportó al Ministerio Público más de 30 correos electrónicos entre ella y autoridades de la cartera. Lo hizo de forma voluntaria, tras declarar como testigo. Luego el fiscal regional Xavier Armendáriz recurrió a la Corte Suprema, tras la negativa de Salud de entregar los mails del exministro Jaime Mañalich, su exjefa de gabinete y la subsecretaria Paula Daza.




Son los únicos e-mails que tiene la Fiscalía Centro Norte. Y quiere más. Johanna Acevedo, jefa de la División de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud (Minsal), entregó voluntariamente al Ministerio Público 37 documentos con cadenas de correos electrónicos institucionales entre ella y autoridades de la cartera que lidera hoy Enrique Paris. Lo hizo luego de declarar como testigo en una investigación penal por los presuntos delitos de diseminación imprudente de gérmenes patógenos; lesiones y homicidio; denegación de servicio; y falsificación de documento público, en medio de la pandemia por coronavirus.

“Estimado Marcelo, junto con saludar, pido disculpas por el retraso en la revisión de mi declaración, adjunto documento en Word y PDF firmado, mañana pregunto para ver cómo se pueden comprimir los mail. Saludos cordiales”, le escribió por correo al fiscal de Alta Complejidad Centro Norte que lleva la investigación, Marcelo Carrasco, el 2 de septiembre pasado.

El contenido de los mails —incluidos en la carpeta investigativa del caso— plasman las dificultades metodológicas en el manejo de la pandemia que Acevedo comunicó en más de una ocasión al gabinete de Mañalich, la tensa comunicación que existía entre ambos equipos y también evidencian la manera en que el Segundo Piso de La Moneda intervino en Epidemiología para participar de los reportes y asesorar en las cifras. Las comunicaciones abarcan el periodo entre el 25 de marzo y el 12 de junio.

Días después del aporte de Acevedo al Ministerio Público, la fiscalía recurrió a la Corte Suprema luego de que el Minsal se negara, invocando razones de seguridad nacional, a entregar los correos de Mañalich, su exjefa de gabinete Itziar Linazasoro y la subsecretaria de Salud Paula Daza. La controversia que llevó el fiscal regional Centro Norte Xavier Armendáriz llegó a la Sala Penal del máximo tribunal, la cual vio hoy el recurso.

Los ministros Carlos Künsemüller, Haroldo Brito, Jorge Dahm, Leopoldo Llanos y el abogado integrante Ricardo Abuauad resolvieron pedir un informe a Paris en calidad de trámite previo. “A fin de que dentro del plazo de tres días hábiles de cuenta a esta corte de manera pormenorizada de las razones que sustentan su oposición a la diligencia del Ministerio Público, de conformidad a las comunicaciones que enviara a la fiscalía de fecha ocho y diez de septiembre del presente, esto es, que especifique de qué manera se afecta la información reservada de los pacientes y la protección de la vida privada y precise de qué manera la diligencia en cuestión pone en riesgo o afecta la seguridad nacional”, dice la resolución despachada a las 12.46 de hoy.

Itziar Linazasoro, la enfermera y brazo derecho de Mañalich que ahora está en la mira de la fiscalía

La causa se abrió luego de que el senador Alejandro Navarro y la Comisión Chilena de Derechos Humanos se querellaran en contra Mañalich y el Presidente Sebastián Piñera por su presunta participación en estos y otros ilícitos.

Nueva definición y cifras que no calzan

Los datos sobre contagios y muertes y la metodología para obtenerlos ha sido uno de los grandes problemas que ha enfrentado el Minsal y que Mañalich tuvo que responder varias veces mientras fue ministro de Salud.

Las dificultades en las cifras lo llevaron, por ejemplo, a que el 7 de junio tuviera que agregar 653 fallecidos en la cifra total de muertos. Esa vez, el médico reconoció que hicieron "un cambio metodológico en la forma en que contamos a las personas que han fallecido″.

Otro episodio, esta vez con Paris a la cabeza del Minsal, que refleja lo difícil que fue para Salud armar una base de datos que diera cuenta de la totalidad de las personas contagiadas con el virus ocurrió el 16 de junio. Paris estaba recién llegado al ministerio y le encomendó la misión al jefe de Epidemiología, Rafael Araos. El infectólogo informó que luego de un largo análisis, se dieron cuenta de un desperfecto en los datos de Epivigila por lo que tuvieron que agregar, de manera excepcional, 31.412 nuevos casos en los registros de casos totales de Covid-19.

Una de las personas que siempre estuvo al tanto de los problemas en las cifras fue Acevedo. Esto se puede observar en los correos que esta envió a la fiscalía. La cadena de mails en que participó el exministro partió con uno enviado el 2 de junio por Araos a Mañalich y Daza, con copia a Acevedo y Linazasoro. El asunto era “Resumen y tabla de casos nuevos” y decía: “Hola – les adjunto el resumen y tabla de casos nuevos. Saludos, Rafa”.

Ese mismo día, Acevedo respondió a todos: “Estimados: Modificaremos esta tabla para incluir la nueva definición de casos sospechosos con laboratorio positivo. Saludos cordiales”.

Ante esto, Mañalich respondió a la enfermera 33 minutos después: “Cuál es esa definición?”. La mujer le aclaró la duda cerca de una hora más tarde: “Estimado ministro: Según lo había anunciado usted, la idea era incluir los casos sospechosos con PCR positiva de las últimas 24 hrs (según lo indicado por presidencia ayer), finalmente dado el volumen de casos se definió dejar todo para el viernes cuando se haga el ajuste al stock. Saludos cordiales”.

Otro correo fue enviado por Adolfo Césped, funcionario del Departamento de Epidemiología, el 27 de abril de 2020 a Pablo Pizarro —que según información de Transparencia trabaja en la División de Tecnologías de la Información y Comunicaciones— y a otros funcionarios, entre ellos, Acevedo. El asunto era “Corrección de versión Epivigila y script”. En él se señaló: “Estimado Pablo, junto con saludar te comento que los problemas de registro del sistema se siguen acumulando. Una colega del dpto. revisó la base de ayer con corte a las 21 hrs y encontró 66 casos sin fecha de notificación y 28 casos sin edad y con fecha de nacimiento, además de casos sin número de folio y sin estado vivo o fallecido. Aún estoy esperando las correcciones a las observaciones que hice la semana pasada. Por favor gestionar con el proveedor. Saludos cordiales”.

Pasaron 29 minutos y Acevedo reenvió el correo a la jefa de gabinete de Mañalich y a Carmen Gloria Chacana —que según su perfil de Linkedin— se desempeñó como jefa del Departamento de Tecnologías de la Información y Comunicaciones del Minsal. “Estimadas Itziar y Carmen Gloria: Pongo en copia un ejemplo de la solicitud de revisión de errores solicitada con respecto al formulario Covid-19, 66 casos sin fecha de notificación que es el insumo base para generación de carnet. Saludos cordiales”, decía el mensaje.

Además, Acevedo informó a sus superiores sobre casos duplicados y que debieron excluir debido a falta de respaldo. Por ejemplo, el 11 de abril la enfermera le escribió un mail a Linazasoro y a otra funcionaria de la cartera: “Estimadas: Adjunto base de datos de Epivigila, los casos confirmados hasta las 18:00. Son 6988 registros y 211 duplicados (marcados), por ende, son aprox 6883 registros únicos”.

En otro e-mail del 23 de mayo, enviado a Mañalich, Daza, Linazasoro y Araos, indicó: “Estimados ministro y subsecretaria: Se adjunta resumen y BD de casos nuevos, en total 3.709 que cumplían con los criterios de laboratorio y se excluyen 657 personas que no cumplían con el respaldo de laboratorio”.

La relación de Acevedo con el gabinete del ministro

Mientras Mañalich estuvo a la cabeza del Minsal, una de las críticas que recibió (especialmente de algunos miembros de la Mesa Social Covid, como el Colegio Médico) era que tendía a concentrar la mayoría de la carga laboral, o al menos los asuntos más complejos, en su círculo cercano de asesores. Eso generaba roces entre los equipos. En las comunicaciones que Acevedo entregó al fiscal Carrasco, hay un episodio que refleja la forma en cómo Mañalich, a través de su jefa de gabinete, se hacía cargo de los temas que le correspondían a la Subsecretaría de Salud Pública.

El 27 de abril a las 15.02 Acevedo le escribió un correo a Carmen Gloria Chacana. El mensaje también iba dirigido a Pablo Pizarro, jefe de proyectos del Minsal; a Alfredo Césped; además de otros cinco funcionarios del ministerio, entre ellos, Linazasoro.

El asunto era “Re: Requerimientos Epivigila”. Acevedo escribió lo siguiente: “Estimada Carmen Gloria: Revisando la solicitud y de acuerdo a lo manifestado por la autoridad sobre modificación en la definición de caso, así como para montar la estrategia de carnet Covid-19 de manera segura, he puesto algunas de las solicitudes como urgentes, estas son: 1. Definir variables obligatorias de presentación clínica sintomático-asintomático. 2. Agregar variables para asintomáticos. 3. Requerimiento de laboratorio y script de carga masiva. Saludos cordiales”.

Linazasoro le respondió a Acevedo el mismo día, a las 15.34. “Johanna la última indicación del ministro fue no sumar nada a Epivigila. Carmen Gloria este tema lo voy a revisar con ministro y subsecretaria, les indicaré cuál es la definición. Saludos”, escribió la jefa de gabinete.

La respuesta de Acevedo llegó 43 minutos después. A las 16.17 escribió a Linazasoro: “Estimada Itziar: No son sumar cosas, la solicitud de lo urgente es: 1. Dejar como obligatorio ciertas variables indispensables para la emisión correcta del carnet. 2. Agregar la opción asintomático para la confirmación por PCR. 3. El requerimiento de carga masiva, ya lo hacíamos anteriormente con el proveedor y no lo hemos podido ejecutar”.

Para cerrar agregó: “Entiendo claramente que no vamos a complejizar el sistema, pero si hay modificaciones en la definición de caso o se solicitan nuevos algoritmos, necesitamos poder hacer estos requerimientos. Saludos cordiales”.

A finales de abril las críticas al gobierno por la idea de Mañalich de crear un carnet Covid-19, que certificara la inmunidad de los pacientes recuperados del virus, estaba en su peak. Las diferencias apuntaban, principalmente, a la poca evidencia científica que había en ese momento respecto de la inmunidad que generaba el virus. De hecho, a inicios de mayo, finalmente el gobierno tomó la decisión de echar pie atrás y suspender la idea. “Se nos ha hecho ver que podría desencadenarse un problema de discriminación bastante severo”, dijo Mañalich cuando dio el anuncio.

Las huellas del Segundo Piso en los mails de Acevedo

El primer correo que entregó Acevedo en el que hay una pista de la presencia del Segundo Piso de La Moneda fue enviado por la enfermera el martes 19 de mayo a las 22.54. La comunicación iba dirigida a Mañalich y Daza, y se incluyó también con copia a Linazasoro y Pablo Eguiguren.

El ingeniero comercial fue el jefe de gabinete del exministro de Economía José Ramón Valente. Luego de que Valente dejara el gabinete, Eguiguren fue destinado como asesor en el Segundo Piso de La Moneda.

El profesional protagonizó el episodio de la minuta de Presidencia, de su autoría, que se filtró a la prensa y en la cual se rebatían las cifras de letalidad comparada que entregó en abril el Presidente de Argentina Alberto Fernández.

Luego, en julio, La Tercera PM dio a conocer la intervención que hizo el equipo de asesores de Palacio que lidera Cristián Larroulet en el equipo del Departamento de Epidemiología del Minsal. Eguiguren junto a otros dos asesores —Benjamín Salas e Ignacio Parot— fue parte de ese equipo especial que tuvo la misión de revisar las cifras epidemiológicas, la metodología para elaborar los datos y proponer mejoras.

Fue justamente esa injerencia de La Moneda la que quedó de manifiesto en los correos que entregó Acevedo. Eguiguren aparece copiado junto con Linazasoro en 18 correos electrónicos. “Estimados: Adjunto informe diario parte 1, elaborado en conjunto con presidencia. Saludos cordiales”, dice uno de los mails enviado el 20 de mayo a las 22.23.

Un mensaje similar se repite en un correo del 23 de mayo y otro del 24 de mayo. Cuatro días después, el 28 de mayo, fue Araos quien mandó el siguiente correo que iba bajo el asunto de “Casos nuevos y resumen BD”: “Hola a todos, les envío el resumen y la BD de casos nuevos. En total 3.695 casos nuevos de hoy cumplen con los tres criterios y se excluyeron 1.173. Incluimos una nueva pestaña con los 281 duplicados que se eliminarán del stock según lo discutido con presidencia”.

En el resto de las comunicaciones Eguiguren solo fue incluido en los destinatarios de los correos y en uno de ellos, del 12 de junio a las 00.07, se incluyó a Benjamín Salas en el listado de direcciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.