¿Qué le pasó a Giorgio? Por qué Jackson encara silente la crisis de RD y el Frente Amplio

Giorgio Jackson 180.JPG

No se ha expresado en detalle ante las renuncias de los diputados Pablo Vidal y Natalia Castillo al partido que fundó, ni tampoco ante la salida del Partido Liberal del FA. Dicen que está dolido y golpeado por cómo ocurrió -que por eso sigue en mute- y que todos se fueran haciendo críticas que no termina de entender ni compartir. Que si es por izquierdizarse y de que fracasa un pacto con Unión Constituyente, pues que es culpa de la DC. Que si es por "arrinconarse", pues que el 2017, sin los comunistas, sí lo estaban. Muy probablemente terminen haciéndolo ahora y su gente cree que serán la lista más votada de la oposición. Pero para eso deben salvar la falla basal de RD: su pobre poder de convocatoria electoral porque la militancia fichó por Beatriz Sánchez el 2017 y no la han fidelizado.




Volvió a superficie y a expresarse sobre cosas que le pasan al partido que fundó en su cuenta de Twitter ayer, para criticar al jefe DC Fuad Chahin por “imponerse él mismo como candidato” para la alcaldía de Ñuñoa”, que es de lo que RD lo acusa como causal de que se cayeran las primarias opositoras no legales por esa comuna, donde postula a su concejala Emilia Ríos. Pero durante la última semana el diputado Giorgio Jackson Drago (33) ha estado en mute ante la crisis de su colectivo y del Frente Amplio, con tanta renuncia y la acuciante cuestión de si el bloque terminará pactando con el PC para la elección de delegados a la Convención Constituyente.

Silencio que ha sido comentadísimo a medida que se han ido apilando hitos, partiendo por las sonadas derrotas de Revolución Democrática en las primarias, ante la cual dijo -por Twitter- ese domingo “humildad en la victoria y en la derrota. Ya habrá tiempo para analizar el detalle”. Después no opinó ni comentó las renuncias de los diputados Pablo Vidal y Natalia Castillo a RD, que alegaron que el partido se izquierdiza. Tampoco la salida del Partido Liberal ni las críticas de su diputado Vlado Mirosevic de que el FA optaba por una coalición testimonial y minoritaria al inclinarse a optar por el PC.

Este chaparrón de críticas sobre RD lo ha tenido por anga o por manga en la mira y ha hecho más evidente que haya estado al margen del debate público; preside la diputada Catalina Pérez, pero él es el líder fundador. En la primaria de gobernadores el partido solo movilizó en la Región Metropolitana a 10.395 votantes (menos de un tercio de los 34.064 que sufragaron por las cartas del Frente Amplio) detrás del expresidente del partido Sebastián Depolo, que perdió ante Karina Oliva (Comunes).

RD solo ganó en 3 de las 6 primarias para alcalde y una de las dos de gobernadores. Lo de la RM no tiene cómo no tocarle porque acá el colectivo tiene 5 diputados, partiendo por él. ¿Por qué Jackson no le traspasó votación a Depolo? ¿Por qué convocan tan pocos votantes? Pese a eso, el diputado ha tenido -relatan en el partido- varias razones políticas y personales para bajar periscopio, y no creen que siga así muchos días más. Sus conocidos allá parten por la humana: dicen que está “bien dolido” y golpeado por todo esto, partiendo por las renuncias de sus diputados y el éxodo de los liberales. Y sobre todo por sus críticas.

También hay frustración, no lo niegan. A él y otras y otros, insisten, se les cruzan cariños en todo esto. En lo de Vidal y Castillo, cuentan que Jackson no se marginó en la interna, que habló con ellos y que intentó disuadirlos. Que en lo afectivo, explican, no se lo habría esperado. Que no desconocía que la cuestión de si aliarse con el PC o con el PS -dado que es casi un axioma que los socialistas no dejarían en la estacada a los decé para irse con los frenteamplistas- le ponía más presión puertas adentro a RD.

Pero reiteran una que los argumentos de los dos renunciados a RD no los termina de entender, entre otros varios motivos porque sigue creyendo que los esfuerzos de “unidad” (esto tan poco plausible de unir a extremos como el PC y la DC) no fracasaron o están fracasando por culpa de él o de su partido, sino por algo que le cobra a la DC: que Chahin dijera a fines de octubre que “es imposible e irreal que esté toda la oposición en una sola lista para la convención”.

Eso es por motivos exógenos, insiste su gente. Jackson no ha roto -dicen- relaciones con Vidal ni Castillo, a quien él arrastro en la última parlamentaria y en quien pensó para sucederlo como titular en el distrito (él ya dijo que no quiere repostular, y planea irse a estudiar al Reino Unido el 2022). Pero por como se dieron las cosas, también cree lo que otros: que ambos habrían embalado sus cosas bajo el cálculo político de los plazos de la ley antidíscolos. Y que eso sería señal anticipo de que estarían buscando un nuevo domicilio.

Al menos Vidal ya dijo el domingo en Mesa Central de Canal 13, cuando le preguntaron si ahora es diputado “frentamplista” o “independiente”, que se quedaba con esto último. Los pocos días que quedan para el 11 de enero, tal vez, dirán si se unen o no a Unión Constituyente.

Con Mirosivec hay otras lecturas cruzadas. Más allá que éste haya dicho que le sigue teniendo aprecio a él, a Gabriel Boric y a Beatriz Sánchez, acá los diagnósticos no pueden ser más excluyentes. El diputado por Arica cree que como el FA no va a optar por el PS y por tanto solo por el PC, que con eso el bloque se arrincona. Jackson cree todo lo contrario: que si ahora el Frente Amplio termina pactando con los comunistas (que allá le llaman el “plan B” en oposición al “plan A” que es pactar con los socialistas), y además con la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) y Unir (el exPS Marcelo Díaz), eso sería un pacto más amplio que el del 2017 cuando se alinearon detrás de Sánchez, porque esa vez no estaba el PC.

Tan convencidos están de eso, que los cercanos a Jackson reiteran que si es por hablar de arrinconarse, pues que entonces esa vez, el 2017, sí estaban en un rincón. Y creen que si cierran una lista así será la más votada de la oposición.

La lista con los comunistas, cada vez más inminente

A todo esto, los íntimos del diputado cuentan que si bien todavía quedan algunos cartuchos por quemar en eso de buscar el “plan A” con el PS, no niegan que la suerte está casi totalmente echada -además con estos vertiginosos sucesos-, que esa negociación está en sus estertores y que es casi inevitable que terminen firmando con los comunistas de Guillermo Teillier y Daniel Jadue (pese a que éste en parte ganó terreno con la ventaja que le dio el silencio de Beatriz Sánchez sobre sus aspiraciones).

¿Le molesta a Jackson terminar firmando con los comunistas ante el Servel? Para nada, dicen en RD, porque sus años de dirigente estudiantil los vivió codo a codo con ese partido. Su partner Gabriel Boric (Convergencia Social) ya dijo el fin de semana en una entrevista en Radio Biobío que “Hay gente que le tiene temor a una alianza con el PC, yo no. El PC ha demostrado a lo largo de su historia que es tremendamente democrático y que es posible construir posturas conjuntas, sin subordinarnos unos a otros”. Habrá que esperar para ver como frasea eso el fundador de Revolución Democrática.

Lo de las culpas y responsabilidades tiene dos capas. Por un lado, dicen que Jackson no las niega pero cree que se tienen que distribuir, que son colectivas y no todas suyas, y eso se mezcla con un punto con el que -dicen- ha tratado de luchar desde hace mucho: que RD no quede como que es solamente “su” partido. Por eso, explican, a veces prefiere no entrar en todos los debates para que la presidenta Catalina Pérez y otros tengan su espacio.

Eso no impide que en su cabeza Jackson, detallan sus conocidos, reconozca que la principal y más delicada falla de base de RD ha sido no fidelizar a su militancia, y que eso explica el fracaso en convocatoria electoral en las primarias. Es lo que muchos leen como una militancia instrumental, que fichó empujada para la campaña a la presidencial de Beatriz Sánchez (precedida por la primaria 2017 contra Alberto Mayol), pero que después no fueron capaces de mantener activa y conectada. Razones sobran, partiendo por la falta de concejales y estructura territorial, que no se mantuvo aceitada la máquina interna, hasta que no funcionaron bien las redes digitales, de e-mail, e incluso que se registraron números de teléfono erróneos.

Esto último, aseguran, lo corregirán desde y dicen que si logran triplicar su base de concejales en la RM en abril, pues que entonces llenarán los forados territoriales que tienen.

¿La derrota y baja votación de Depolo? En RD hay voces que describen a un Jackson que no se involucró a fondo. Pero su gente asegura que no lo dejó botado y que hizo volanteos y banderazos junto a él varias veces, pero que se tuvo que repartir entre otras candidaturas, y que además tenía la tramitación del Presupuesto 2021 en el Congreso. También reconocen otro punto: que la campaña de Depolo se centró en competir contra el DC Claudio Orrego y no contra Karina Oliva, y que aunque haya sido un error tampoco pudo haber sido distinto porque con la candidata de Comunes (que tiene una sola diputación en la RM versus las cinco de RD) hay más afinidad y no el antagonismo electoral necesario para movilizar.

¿Estuvo mal diseñada entonces la primaria en la RM? Claro que sí, admiten... pero ahí volvemos al punto basal del fracaso en firmar un pacto para primarias únicas opositoras entre el FA y la ex Concertación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.