Refugios antibombardeos y alarmas antiaéreas: la cruda vuelta del fútbol en Ucrania a seis meses de la invasión rusa

Rukh Lviv y Metalist Kharkiv tuvieron que esperar cerca de tres horas en el refugio antibombardeo.

Es una semana de simbolismos en el país, ya que se produjo el retorno de la actividad, a puertas cerradas, luego de la escalada del conflicto con Rusia. La liga local cuenta con un protocolo de acción en caso de ataques. Ya hubo un partido que activó el plan y que obligó a los jugadores a suspender el duelo y refugiarse por cerca de tres horas.


El Estadio Olímpico de Kiev ha sido escenario de grandes partidos del fútbol europeo en la última década. Recibió la final de la Eurocopa 2012, en la que España goleó a Italia y se coronó como bicampeón del Viejo Continente. Más cerca en el tiempo, en 2018, albergó la final de la Liga de Campeones entre Real Madrid y Liverpool, en la que se impusieron los merengues por 3-1, partido que quedó marcado por la noche para el olvido del meta Loris Karius. Sin embargo, ninguno de ellos alcanza la significación para el pueblo local del que sucedió el pasado martes.

Esa jornada, justo coincidiendo con el Día de la Bandera, el Shakhtar Donetsk y el Metalist 1925 de Jarkiv iniciaron la temporada de la liga de Ucrania, en el regreso de la actividad tras la explosión del conflicto con Rusia, que aún no se acaba después de seis meses. Bajo la amenaza de ataques rusos, la Premier League ucraniana retornó luego de un largo y obligado receso, con el objetivo de restaurar (de alguna manera) cierta normalidad en el deporte de aquel país.

El partido, que fue un empate sin goles, se disputó sin presencia de público, una de las condicionantes del retorno. Además, los jugadores serán trasladados a refugios antibombardeos en el caso de que suenen las alarmas antiaéreas. “Tenemos reglas en caso de una alerta y tenemos que ir bajo tierra. Pero creo que los equipos y los jugadores estarán orgullosos de este evento”, declaró el capitán del Shakhtar, Taras Stepanenko, en entrevista con la agencia AP, previo al duelo inaugural. “Estamos listos, estamos fuertes y creo que demostraremos al mundo la vida ucraniana y su deseo de ganar”, añadió el jugador. Desde el 12 de diciembre de 2021 que no había fútbol en Ucrania.

El día cero estuvo lleno de simbolismos. Sirvió de homenaje a los combatientes y a los miles de desplazados a causa de la guerra. Los planteles del Shakhtar y el Metalist salieron a la cancha portando la bandera mientras sonaba el himno nacional y el presidente Volodymyr Zelensky dio un discurso que se transmitió en la pantalla gigante del estadio, que contó con una importante presencia de militares en la custodia.

Tal como se menciona con anterioridad, todos los estadios y el desarrollo de los partidos tienen un protocolo de acción en el caso de que se produzca un ataque militar. La propia liga ucraniana informó que los encuentros se detendrán inmediatamente en caso de que suenen las alarmas de ataque por aire. En esa situación, todas las personas se tendrán que proteger en el refugio antiaéreo con el que contará el estadio, una medida obligatoria para recibir juegos de la temporada 2022-2023.

FOTO: REUTERS

El torneo de 16 equipos volvió sin dos clubes, el Desna Chernihiv y el Mariupol, ambos de ciudades que han sufrido una alta destrucción. Todos los partidos se disputan dentro y las afueras de Kiev y más hacia el oeste.

El miércoles, Rukh Lviv y Metalist Kharkiv se enfrentaron (la visita ganó 2-1) en un cotejo que duró más de cuatro horas. El partido se interrumpió repetidamente debido a que sonaron las alarmas antiaéreas. Con ello, los jugadores tuvieron que resguardarse en el refugio, donde estuvieron por 145 minutos (casi dos horas y media).

Fuera del país

El conflicto entre Ucrania y Rusia también afectó a la selección absoluta, que estuvo obligada a prepararse fuera de su país para el repechaje europeo para el Mundial de Qatar. Pese a las vicisitudes, vencieron a Escocia como visitante y así accedieron a la definición ante Gales, la que perdieron por la mínima en Cardiff.

En la misma línea, los equipos ucranianos que disputen torneos continentales deberán ejercer su localía en otros países, por motivos de seguridad. Es el caso del propio Shakhtar Donetsk, que clasificó a la fase grupal de la Champions. Será anfitrión en Varsovia, la capital de Polonia. El sorteo efectuado el jueves arrojó que enfrentará nada menos que al Real Madrid, el campeón vigente, por el grupo F. El Dinamo de Kiev también jugará en Polonia, pero en la Europa League, en la ciudad de Lodz. Por el mismo certamen, el Dnipro será local en Kosice, Eslovaquia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".