Nuevo traspié de Siches enreda debate por estado de excepción

La titular de Interior hizo una confusa declaración que generó críticas en la oposición y sectores de la DC y el PR. La ministra se defendió y pidió que le “permitan trabajar” y evitar “peleas espurias”. En tanto, La Moneda se inclina por prorrogar el resguardo de rutas por parte de las FF.AA. en la Macrozona Sur, aunque la decisión definitiva se dilató hasta el lunes.




Hasta la Tercera Comisaría de Santiago llegó ayer a primera hora la ministra del Interior, Izkia Siches. En la actividad, en que acompañó a Carabineros a informar la detención de 243 personas en las 24 horas previas, la jefa del gabinete del Presidente Gabriel Boric realizó una confusa declaración ante la prensa, que provocó un nuevo flanco de cuestionamientos por su rol en Interior.

“Creemos que el evento que vivimos esta semana es de la máxima gravedad. No habíamos visto un atentado directo hacia civiles como lamentablemente vimos en esta semana”, afirmó Siches, aludiendo al homicidio en Lumaco del trabajador Segundo Catril, en la Región de La Araucanía.

Sus dichos -que más tarde aclaró- despertaron intensas críticas desde sectores de la derecha, pero también de figuras como el exministro del Interior Jorge Burgos (DC) o el excandidato presidencial radical Carlos Maldonado.

“Ministra del Interior y muerte de trabajador mapuche: no habíamos visto un atentado directo hacia civiles. Basta ya”, escribió en su Twitter el exministro decé aludiendo a otros casos de muertes registradas durante los últimos años.

Mientras que Maldonado llamó al Presidente a no prolongar “esta agonía” y advirtió que “no es bueno para Chile ni para su gobierno ni para una persona que, más allá de sus características y capacidades, claramente no está en el lugar correcto. No confundir convicción con obstinación”.

A esas alturas en la derecha los cuestionamientos en contra de Siches solo aumentaban. El senador y presidente de la UDI, Javier Macaya, ironizó: ”¿En qué país vive la ministra?”.

Los emplazamientos a la titular del Interior no solo volvieron a reflotar los cuestionamientos en su contra -quien ya había enfrentado críticas, entre otras materias, por la información falsa que entregó sobre que, en la administración anterior, un avión de migrantes venezolanos había retornado al país con los mismos pasajeros expulsados-, sino que también enredó el debate que mantiene complicado al Ejecutivo respecto de ampliar el estado de excepción que decretó la semana pasada para resguardar vías y rutas en la Macrozona Sur.

Una materia que sigue en evaluación -ante la presión de sectores del propio oficialismo que piden una medida sin matices-, y que busca añadir la protección de rutas adicionales para contener la escalada de violencia en el sur.

El traspié de la ministra, además, ocurrió justamente en una jornada en que ella esperaba reforzar su rol como jefa del gabinete al liderar un comité interministerial con todos sus pares del gobierno, el que estuvo marcado precisamente -entre otras áreas- por temas de seguridad.

Por lo mismo, durante la mañana sus equipos se desplegaron rápidamente para aclarar que Siches se refería a un periodo acotado de tiempo y no a todos los hechos de violencia ocurridos en la Macrozona Sur.

La ministra también lo intentó despejar. A las 13.19 publicó en su cuenta de Twitter que “en estos meses, como gobierno, no habíamos visto un ataque a civiles como el de Lumaco. Por supuesto que tenemos presentes a las decenas de víctimas del conflicto. Sus historias nos mandatan a encontrar paz, justicia y una solución de fondo. En eso trabajamos desde el día uno”.

Este mismo mensaje lo reforzó al finalizar el consejo de ministros que se realizó en La Moneda. Ahí, Siches aseguró que ella no calificaría como un “error” sus dichos previos y que “necesitamos también salir de la polémica continua. Los chilenos y chilenas en sus casas esperan que nuestro gobierno esté preocupado y ocupado de los temas de fondo y quiero pedir y hacer un llamado amplio de que nos permitan trabajar realmente en lo que corresponde (...). Estamos comprometidos activamente en llevar la paz al territorio de nuestro sur y ello requiere salir de aquellas pequeñas peleas espurias”.

El balance de la ministra, en todo caso, no contempló lo ocurrido el 6 de mayo pasado con Manuel Huenupil Antileo, otro trabajador mapuche abatido en la Macrozona Sur en contexto de violencia rural.

Consejo de ministros y prórroga del estado de excepción

Quienes presenciaron la jornada liderada por Siches en La Moneda -que se inició cerca de las 9.00 y se extendió pasadas las 13.00-, aseguran que ella fue la primera en dar un discurso centrado en el sentido de urgencia que el Mandatario les ha pedido para enfrentar dos cuestiones cruciales:el alza del costo de la vida -ante la creciente inflación- y la crisis de seguridad.

Según las mismas fuentes, luego intervinieron el resto de los ministros del comité político. Mientras Mario Marcel (Hacienda) abordó las proyecciones económicas y dio bajadas sobre la reforma tributaria y de pensiones, Giorgio Jackson (Segpres) y Camila Vallejo (Segegob) hicieron un diagnóstico más político y comunicacional del momento que enfrenta el Ejecutivo.

Tras la cita, en que se esperaba se discutiera el debate sobre la extensión del estado de excepción, la ministra Siches aseguró que esa es una decisión que está en el ámbito presidencial y que sería comunicada el día lunes después del comité político ampliado.

De hecho, luego de una reunión entre jefes de comité de los partidos oficialistas y Jackson (que también tuvo lugar ayer en La Moneda), se despejó que el gobierno va a prorrogar el estado de excepción por otros 15 días -para lo que no requiere la anuencia del Congreso-, pero que sigue inclinado por implementar el decreto de estado de excepción solo en rutas. Su eventual ampliación solo se remitiría a caminos adicionales. En Palacio insisten -pese a que ellos mismos calificaron como “acotado” el instrumento-, que con el estado de excepción vigente basta que el jefe de defensa nacional dé orden de ampliar la presencia de tropas militares a otras zonas para que la medida se extienda.

Pese a que estaba previsto que el Presidente Boric pasara a saludar al inicio de la actividad, el Mandatario no llegó ayer a La Moneda y optó por trabajar en su discurso de cara a la cuenta pública del próximo 1 de junio desde su casa, según confirmaron desde Presidencia.

El Jefe de Estado, hasta ahora, tiene previsto viajar el lunes al palacio presidencial de Cerro Castillo para seguir afinando los anuncios que hará en su primera rendición de cuentas ante el Congreso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.