Instructivo por matinales: Cámara establece sanciones que llegan a la censura y multas de hasta un 7% de la dieta

Los diputados Giorgio Jackson (RD) y María José Hoffmann (UDI).

Comisión de Ética acordó medidas disciplinarias que serán aplicadas a legisladores que se ausenten de forma prolongada de alguna sesión o no cumplan con sus deberes de votar o dar informe a la sala, por participar en programas de televisión o radio.




“Instructivo que establece los tipos de sanciones por participar en actividades con medios de comunicación en desmedro de los deberes éticos parlamentarios”. Así se titula la resolución adoptada el pasado 23 de diciembre por la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados y que fija una serie de medidas disciplinarias en contra de legisladores que prioricen su presencia en matinales y otros programas, en vez de participar de las sesiones de sala y comisiones a los que están obligados a concurrir.

Las sanciones van desde el llamado al orden y una multa de un 2% de la dieta, en caso de que esa participación provoque una ausencia prolongada del parlamentario a una sesión de sala o comisiones, hasta la censura cuando el legislador incumpla su deber de dar a conocer al hemiciclo un informe de comisión, aplicándose además una multa de un 7% de sus remuneraciones. Una medida intermedia se fijó, a su vez, para el caso de que la diputada o diputado incumpla con su obligación de votar, ya sea en sesión de sala o comisiones, hipótesis en que se aplicará una amonestación y una multa que podrá ser de un 3% cuando se trate de iniciativas de mayoría simple o un 5% cuando sean proyectos que requieran de un quórum especial para su aprobación.

El diputado Pablo Vidal (ex RD) y el senador Francisco Chahuán (RN).

En el caso de la ausencia prolongada, el texto precisa que se entenderá como “aquella que afecte significativamente el normal desenvolvimiento de la respectiva sesión, excluyendo ausencias acotadas a un máximo de 30 minutos para dar entrevistas o notas de prensa a los diversos medios de comunicación”.

La resolución de la instancia, que fue aprobada tras una larga discusión que se extendió por tres sesiones, se emite justamente luego de que un primer pronunciamiento -en que se llamaba a los parlamentarios a “elegir instancias de comunicación en que no exista tope de horario con el desarrollo de la sala o de comisiones”, emitido en junio de este año y que no tuvo sanciones asociadas- no desincentivara esa práctica entre diputados y diputadas.

“Que a pesar del instructivo antes referido, continúa siendo una práctica recurrente entre diputados y diputadas el asistir a programas con medios de comunicación -en particular a matinales de televisión de larga duración- que se desarrollan en forma paralela al funcionamiento de la sala y de comisiones”, se lee en la resolución, en que se agrega que “ante esta situación, la Comisión (de Ética) consideró que se requería reafirmar el criterio establecido en el instructivo de junio pasado y enfatizar que su infracción puede acarrear sanciones disciplinarias, para lo cual estimó que era conveniente tipificar las posibles infracciones y precisar cuáles serán las sanciones asociadas a cada uno de estos casos”.

El diputado de RN Diego Shalper.

Así, el texto -aprobado por el voto favorable del presidente de la instancia, Bernardo Berger (RN), y los diputados Karin Luck (RN), Juan Luis Castro (PS), Patricio Melero (UDI), José Pérez (PR), Pablo Prieto (RN) y Víctor Torres (DC)- establece que “se entenderá que existe una infracción a los deberes éticos parlamentarios” detallados en el artículo 346 N° 3 del reglamento de la corporación “en lo relativo a no realizar actos que estorben la buena y expedita actividad del Congreso Nacional y de desempeñar su cometido con una conducta acorde a la investidura del cargo” en esas tres situaciones específicas.

El documento, además, detalla que como en otras sanciones disciplinarias que se adoptan se considerarán las atenuantes y agravantes que actualmente contempla el reglamento de la corporación. Entre las atenuantes se encuentran “la buena fe, la reparación oportuna del mal causado, el reconocimiento de la falta y el error excusable”, mientras que entre las agravantes, “la reiteración en las faltas, la ausencia de cooperación, y la negativa a comparecer o a entregar los antecedentes requeridos”.

La diputada comunista Karol Cariola.

“El procedimiento para conocer de estas infracciones será el mismo que se encuentra regulado en el reglamento para faltas a los deberes parlamentarios. Es decir, se iniciará por requerimiento de cualquier parlamentario o de oficio, a requerimiento de algún integrante de la Comisión. En caso de que sea un ciudadano o ciudadana quien denuncie, acompañando antecedentes fundados de alguna de estas situaciones, la Comisión conocerá de oficio el caso para determinar si procede alguna de las sanciones señaladas”, detalla el documento.

El diputado Berger explica que “nos dimos cuenta que no se ha respetado la recomendación que hicimos en ese primer instructivo que se levantó, precisamente, para ordenar esta situación y en línea con lo que la gente quiere: que los parlamentarios cumplan fielmente con su pega. Esta sigue siendo una práctica recurrente, los parlamentarios siguen yendo a los matinales, a los programas, en medio de las sesiones de sala y comisiones. Por eso, esperamos que con esto se produzca un mayor ordenamiento”

El diputado Castro (PS), también integrante de la instancia, subraya que “no es que esté vetada a todo evento la presencia de legisladores en estos espacios, sino que en situaciones específicas que puedan entorpecer su labor”. Y agrega: “Sería absurdo coartar a los diputados que estén en sala no poder salir a dar una pequeña cuña para una radio, diario o canal, eso no es lo que está limitado sino que intervenciones de más larga duración y que se atraviesen con una obligación puntual de un legislador en sala”.

El diputado de Convergencia Social Gonzalo Winter.

El primer instructivo emitido por la Comisión de Ética se dio poco antes de la publicación de un informe del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), publicado en septiembre, en el que se constataba una alta participación de legisladores, específicamente, en los matinales. Las sanciones, en tanto, surgen justamente ad portas de que comience un sobrecargado año electoral.

En ese contexto, algunos legisladores advierten la necesidad de que las denuncias sean bien utilizadas y no se lleven al extremo ni se utilicen con fines políticos. “Me parece bien que se regule. Lamentablemente la política ha caído un poco en esta cosa de tratar de estar permanentemente en los matinales para sacar réditos y si eso tiene efectos en la labor parlamentaria, hay que regularlo. Pero hay que tener cuidado en que esto no se lleve a un extremo”, dice el diputado Luciano Cruz-Coke.

El diputado de Evópoli Luciano Cruz-Coke.

Para el diputado Leonardo Soto (PS) esta “es una regulación muy necesaria. El vacío existente ha incentivado el abuso, exceso y la farandulización de varios parlamentarios que han llegado hasta abandonar el cumplimiento de sus deberes más básicos y mínimos como asistir al Congreso. como autoridad democrática debemos aspirar a tener una conducta ejemplar”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.