Uriarte afirma que destitución de Manouchehri “no tiene fundamento jurídico” y advierte que estrategia de censuras “debilita la institucionalidad”

La ministra Segpres Ana Lya Uriarte en una imagen de archivo.

La titular de la Segpres también analizó el quiebre interno que atraviesa el Partido de la Gente (PDG). "Es un partido demasiado joven, con diputados que están recién iniciándose en la línea política y, por lo tanto, sus acciones, pueden responder a varias causales, entre otras, la inexperiencia política”, señaló.


Como un hecho “lamentable” calificó la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ana Lya Uriarte la destitución del diputado Daniel Manouchehri (PS) como presidente de la comisión de Economía de la Cámara de Diputados.

La reclamación -que fue presentada por el independiente exrepublicano Gonzalo de la Carrera- forma parte de una ofensiva delineada por Chile Vamos, el Partido de la Gente (PDG) y el Partido Republicano para tomar el control de trece comisiones legislativas, buscando censurar a presidentes de estas instancias legislativas. Es decir, destituirlos de esa función.

“Hay un hecho esencial, y es que el Reglamento de la Cámara establece que la censura se debe aplicar a los presidentes de comisión cuando su actuar y comportamiento como presidente de comisiones no ha sido adecuado”, expresó la secretaria de Estado en diálogo con Radio Universo.

Luego comentó que en este caso se está aplicando el mecanismo de censura “para imponer una posición de carácter político, para hacer un equilibrio político, sin atención al buen comportamiento que han tenido los presidentes de comisiones”.

“Ayer (martes) muy lamentablemente fue destituido de su cargo de presidente de la comisión de Economía, el diputado Daniel Manouchehri, quien a sabiendas por todos los miembros de esa comisión había llevado adelante una presidencia ejemplar”, comentó Uriarte.

“Es un hecho el que fue destituido de su cargo por una razón muy alejada de la que señala el reglamento”, advirtió, y remarcó que “desde el punto de vista reglamentario, hay una censura que no tiene fundamento jurídico, porque el comportamiento de los presidentes de comisión no ha tenido un reproche anterior”.

Sin lugar a dudas”, respondió la secretaria de Estado luego tras ser consultada por la posibilidad de que este tipo de accionar desvirtúe el uso de las mociones de censura. Y es que, a su juicio, “se está aplicando por una razón distinta a aquella que prevé el Reglamento de la Cámara”.

Además, Uriarte reconoció que se trata de “un hecho político complejo, porque revela un accionar que se aleja mucho de las causales previstas en el Reglamento”.

Bajo ese contexto, la ministra de la Segpres sostuvo que cuando se dejan de atender a las instituciones en sus condiciones reglamentarias “tenemos un problema, porque quiere decir que estamos actuando por otras motivaciones distintas a los cuerpos de reglas que nos hemos dado”.

En ese contexto, remarcó que “este es un hecho que debilita la institucionalidad del propio funcionamiento de las comisiones en la Cámara de Diputados, y es un hecho que es perfectamente reversible, por lo tanto, no lo dotaría de una condición como de debilitamiento de la democracia”.

El análisis sobre el PDG: “Sus acciones pueden responder a varias causales, entre otras, la inexperiencia política”

Durante el diálogo, la ministra Uriarte también realizó un análisis sobre el PDG, colectividad que además de ser parte de la estrategia de la oposición para tomar el control de algunas comisiones legislativas, atraviesa un quiebre interno que se desató tras la elección de la presidencia de la Cámara Baja.

La colectividad había suscrito al pacto de gobernabilidad alcanzado en marzo con el oficialismo, la Democracia Cristiana (DC) y algunos independientes. Sin embargo, meses después se desmarcó del acuerdo y algunos diputados adhirieron a un consenso con los partidos de derecha, que estuvo marcado por la fallida candidatura del diputado Víctor Pino (PDG).

A juicio de Uriarte, las acciones de los parlamentarios del PDG responden -entre otras cosas- a la inexperiencia política, advirtiendo que la negociación que llevaron a cabo por la testera de la corporación fue “desprovista de cuidado”, lo que provocó una fractura.

“Aquí hay un fenómeno que es interesante de analizar, porque el Partido de la Gente es un partido demasiado joven, de reciente nacimiento, con diputados que están recién iniciándose en la línea política y, por lo tanto, sus comportamientos, sus acciones, pueden responder a varias causales, entre otras, la inexperiencia política”, expresó la titular de la Segpres.

“Llevaron adelante un tipo de negociación y de avance respecto de cómo manejarse en esto que es llevar adelante la mesa de la Cámara, es decir la presidencia, y al parecer hicieron una negociación desprovista de cuidado y prolijidad respecto de sus propios militantes, como lo han declarado alguno de ellos”, agregó y explicó que “en esa falta de comunicación, de diálogo y manejo político creo que está la razón fundamental del quiebre que se ha producido entre ellos”.

Además, enfatizó que ante el quiebre interno del PDG tras la elección de la testera “no tiene responsabilidad ni la derecha ni la centroizquierda, tienen la responsabilidad personas adultas que están en política, que definen sus acciones”.

Los parlamentarios no son niños chicos de los cuales se les engatusa con un dulce, estamos hablando de personas adultas que toman decisiones”, recalcó Uriarte.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.