“Todavía no hay nada cerrado”: partidos políticos pausan reunión por nuevo proceso constitucional y retomarán diálogo esta tarde

Tras la cita que se convocó esta mañana, representantes del oficialismo reconocieron que están abiertos a la idea de que los expertos que participen -con voz y voto- en el futuro órgano redactor, una vez electos por el Congreso, sean ratificados por la ciudadanía.


Todavía no hay nada cerrado y quedamos en la tarde en continuar las conversaciones”.

Con esas palabras el senador y presidente de Revolución Democrática (RD), Juan Ignacio Latorre informó, pasado mediodía, que la reunión de este lunes entre representantes de partidos políticos por un nuevo proceso constitucional fue suspendida y sería retomada durante la tarde.

Las fuerzas políticas estaban convocadas a las 9 de la mañana, en la sede del Congreso en Santiago, para destrabar uno de los principales nudos que no permiten tener un acuerdo: el mecanismo que redactará la nueva Constitución.

En la oposición acordaron respaldar una fórmula mixta -de 50 integrantes electos y 50 expertos designados por el Congreso-, mientras que desde el oficialismo defienden la idea de que sea un órgano 100% elegido por la ciudadanía. Esta última postura se mantiene en los partidos de gobierno, según confirmó Latorre.

Como oficialismo, incluso con la Democracia Cristiana y el Partido Demócrata, hemos dicho que preferimos un órgano 100% elegido por la ciudadanía, donde ratificamos nuestra disposición a que los expertos sean parte del proceso, pero que el principio de soberanía popular es el que debiera predominar. En eso estamos buscando fórmulas de acercamiento”, expresó, al momento de informar sobre la suspensión de la cita de este lunes.

Además, informó que durante el encuentro se abordó el itinerario constitucional, como fechas sobre procesos electorales según las recomendaciones del Servicio Electoral (Servel) y “algunos elementos relacionados con el quórum”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Vlado Mirosevic (PL), en línea con Latorre, insistió en que en el oficialismo “hay unidad total” respecto de que el órgano sea 100% electo.

Asimismo, si bien reconoció la importancia de los expertos en un nuevo proceso constituyente, afirmó que estos deben ser elegidos por la ciudadanía. “Entendemos la necesidad de que hayan expertos, queremos una buena Constitución y en eso estamos de acuerdo también, el punto es que tienen que ser electos por al gente”, remarcó.

Aquí tenemos que tener un buen acuerdo, no un acuerdo apurado. Insisto en que tenemos que escucharnos, hoy no hemos logrado tener un acuerdo, pero seguimos en las conversaciones y esperamos que durante la tarde esto siga avanzando”, señaló el diputado respecto a los plazos para arribar a un consenso.

A juicio del diputado Raúl Soto (PPD), en el diálogo constitucional “hay bastante acercamiento para ir generando consenso ya en varios elementos accesorios de lo que va a ser el diseño de un nuevo órgano o mecanismo, (...) como por ejemplo el itinerario, los plazos, las fechas, los quórums”.

El legislador, además, afirmó que entre un órgano 100% electo y uno mixto “hay otras alternativas que se están barajando que han surgido el día de hoy, y que las distintas partes tienen que ir socializando. Yo espero que a partir de ahí se vaya encauzando esto, y si no es hoy día, en los próximos días cerremos el acuerdo constitucional”.

La presidenta del PPD, Natalia Piergentili, en tanto, enfatizó que “nosotros no hemos claudicado en la idea de que sea un órgano 100% electo, nos parece que ahí tenemos convicciones” y afirmó que buscan “entender respecto de Chile Vamos cuáles son sus convicciones respecto de que no sea 100% electo”.

El rol de los expertos y una ratificación “democrática” para que tengan voz y voto

Durante la ocasión, el presidente de RD reconoció que el oficialismo se abrió a la idea de que los expertos que participen -con voz y voto- en el futuro órgano redactor, una vez electos por el Congreso, sean ratificados por la ciudadanía.

“Son parte de las conversaciones que tuvimos como oficialismo el fin de semana, no es una línea roja, son fórmulas que están buscando destrabar esta negociación. En la derecha no les gusta tanto esa fórmula”, comentó Latorre.

“Hemos insistido en el punto de que sea un órgano elegido 100% por la ciudadanía, donde los expertos tengan un rol, y si quieren tener voz y votos tengan que pasar por algún tipo de ratificación o elección democrática. Otra opción es que los expertos trabajen en propuestas previas, pero que queden como un órgano de acompañamiento y asesoría”, complementó.

En esa línea, agregó que “hemos explorado como oficialismo distintas fórmulas, las estamos exponiendo en esta mesa y vamos a continuar en la tarde, pero con el propósito como ha dicho también el Presidente de la República, un órgano 100% elegido por la ciudadanía”.

La timonel del PPD, frente a la idea, señaló que “uno tiene que abrirse a todas las posibilidades, nosotros tenemos la idea de que sería complejo expertos con votos, pero estamos en un proceso deliberativo donde hay argumentación a favor que nos va a hacer mirar eso con detención”.

El diputado y presidente de Convergencia Social (CS), Diego Ibáñez reforzó la postura de que los expertos sean ratificados en las urnas e hizo un llamado “a la derecha a abrirse a la democracia”.

Es la derecha la que tiene que explicarle a la ciudadanía porqué un designado a dedo tiene más valor que un electo democráticamente. Creo que hoy está en juego la democracia y la legitimidad de la nueva Constitución que queremos construir y que perdure por décadas”, expresó y agregó que “hay convicciones democráticas sobre las cuales no podemos titubear”.

Asimismo, recalcó que “estamos porque los expertos participen y tengan derecho a voto, lo importante es que sean elegidos por la gente”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.