“Absurda”: Banco de Chile critica en duros términos propuesta de la FNE y asegura que con ella se acabaría la operación de Transbank

El banco señaló que “no está dispuesto a asumir un descalabro financiero sin fondo” de la red de adquirencia. Si bien señala que como accionistas apoyarán a la compañía, eso lo harán siempre y cuando sean "iniciativas que sean justas, equilibradas y viables financieramente".


Estuvieron presentes todos los principales accionistas de Transbank en la junta extraordinaria que realizó la red de adquirencia el pasado 11 de octubre.

El acta de la sesión revela los frenéticos días que vivió la compañía de propiedad de los bancos desde que el 8 de agosto la Corte Suprema rechazó el sistema tarifario que había implementado desde abril de 2020. Y en particular, todo se intensificó luego de que la Fiscalía Nacional Económica (FNE) le envió el 22 de septiembre un oficio donde le instruía fijar una comisión de 0,4%, de manera inmediata y de forma retroactiva incluso.

Eso sí, a fines de septiembre cambió el escenario para la empresa, ya que la inmediatez para aplicar dicho cobro ya no era tal, y el 5 de octubre la FNE presentó ante el TDLC una solicitud de cumplimiento forzoso de la sentencia, esgrimiendo lo mismo que dispuso en el oficio de la discordia. Ahora será en esa cancha donde se definan los cobros que deberá hacer Transbank.

En la junta de accionistas del 11 de octubre, la cual fue convocada por el oficioo que dictó la FNE el 22 de septiembre, Banco de Chile, el principal accionista de Transbank con una participación de 26%, se refirió en duros términos a lo propuesto por la FNE.

En concreto, Francisco Torm asistió en representación de Banco de Chile. Allí expresó su “máxima preocupación” por el oficio de la FNE. También manifestó la “total sorpresa” y el “rechazo” a la invitación que les hizo Transbank, por orden de la FNE, para negociar acuerdos bilaterales para rebajar la tasa de intercambio. Dice que esta fue una interpretación de la FNE “del todo equivocada, forzada y arbitraria”.

El banco de propiedad del grupo Luksic y Citibank calificó de “absurda” la propuesta de la FNE. “No corresponde bajo ninguna circunstancia que la compañía (Transbank), de manera artificiosa y acomodaticia a los intereses de la FNE, establezca para resolver un tema de fondo, y en que hay varios actores, dos categorías de emisores, poniendo de cargo de quienes son sus accionistas y emisores el financiamiento de un déficit insostenible de la compañía si se llegara a aplicar un merchant discount de un 0,4% como erradamente propone la FNE”.

Lo anterior, considerando que el oficio de la FNE no solo instruyó a la red de adquirencia un cobro inmediato de 0,4%, sino que también dispuso que los emisores accionistas de Transbank tenían la obligación de asumir los riesgos en las remuneraciones que perciban en las tasas de intercambio. Ello fue lo que interpretó el organismo antimonopolios de la sentencia de la Suprema.

Es más, la FNE dijo a Transbank que debía solicitar a los bancos emisores de tarjetas que son sus accionistas, la suscripción de acuerdos bilaterales, cumpliendo las normas de las marcas, para rebajar las tasas de intercambio a niveles que le permitan dar cumplimiento con la comisión de 0,4%.

A todo esto es a lo que se opuso Banco de Chile en la junta. Pero también se refirió en duros términos a otro tema que abarcó la FNE, ya que en el polémico oficio profundizó sobre el rol de los accionistas de Transbank, donde dijo que “para el caso de un operador integrado como Transbank y su calidad de sociedad de apoyo al giro bancario, las ganancias del lado adquirente no pueden entenderse desligadas de aquellas del lado emisor y, en ese sentido, se explicita en la misma sentencia una obligación respecto de los emisores accionistas de Transbank, quienes deben asumir los riesgos en las remuneraciones que perciban, esto es, en las tasas de intercambio”.

A esto hizo referencia Banco de Chile en la junta. Y dice que todo parece indicar que Transbank entiende que “no sería lógico que un emisor tuviera una doble remuneración, esto es, la tasa de intercambio, por su rol emisor, y además la distribución de dividendos por las utilidades de la compañía en su condición de accionista. Por de pronto, no está de más recordar que Transbank no ha distribuido dividendo desde hace muchos años y, más aún, los accionistas han tenido que concurrir el año pasado a un aumento de capital de $30 mil millones para financiar los déficits que una deficiente y tardía regulación impactaron en los resultados de Transbank, generando pérdidas significativas”.

Por lo tanto, concluye que “señalar que Transbank para sus accionistas es una fuente de ingreso, parece muy poco apegado a la realidad”.

El Chile también recuerda que según la FNE, el 0,4% alcanzaría para pagar a todos los operadores, emisores, y demás actores en el modelo de cuatro partes. “Realmente desconozco desde donde y con qué base la FNE hace un cálculo de este nivel, en circunstancias que la actual remuneración que el emisor que represento recibe como tasa de intercambio, lo que hace simplemente, al menos para este emisor, es cubrir los costos directos, mayoritariamente fijos, vinculados a la mantención de un parque de tarjetas de crédito y débito significativos”.

Y dice respecto a la definición de la FNE que “cuesta entender como alguien que ha estudiado este mercado puede patrocinar una idea como esa”. Agrega que el 0,4% es “financieramente inviable, ahora ya”.

Asimismo, menciona que es inentendible que la FNE, que supuestamente quiere que haya más competencia en el mercado de la adquirencia -indican-, fije una comisión de 0,4% para Transbank, “pues lo único que se logrará es que desaparezca la competencia y, más grave aún (...) la operación de Transbank se hace inviable en pocos días”.

Menciona que sería “inviable” porque “el oficio de la FNE pretende que los accionistas se hagan cargo de la tasa de intercambio de todos los emisores, lo cual es una asimetría total, una expropiación de riqueza y obviamente, al menos el accionista que represento, no está dispuesto a asumir un descalabro financiero sin fondo, y por tanto no vamos a botar la plata de nuestros propios accionistas, ni en donaciones al resto de los emisores, aumento de capital o como sea”.

Por eso el Chile manifestó que de prosperar una iniciativa de ese tipo, “lamentablemente vemos que la viabilidad del negocio de adquirencia a través de Transbank se pone, no diría en riesgo, sino que con estos números sencillamente se acaba esa operación”.

Ahí el banco recuerda que diariamente la red de adquirencia paga al comercio decenas de millones de dólares. “Si producto de la pretensión de la FNE el día de mañana Transbank no existe, me imagino que la autoridad estará pensando que habrá alguien más que está dispuesto a hacer este negocio a una tarifa fija del 0,4%”. En esa línea, comentó que “salvo que la idea final es que volvamos al efectivo, no vemos ninguna lógica o racionalidad” para fijar un cobro de 0,4%.

De todas maneras, al final del discurso de casi cuatro páginas, Banco de Chile manifiesta como accionista de la compañía “nuestro compromiso con ella y sabemos la responsabilidad que como actores relevantes de este negocio nos corresponde y, por tanto apoyaremos a Transbank, pero en iniciativas que sean justas, equilibradas y viables financieramente”.

Para ello hicieron “un llamado a todas las autoridades sectoriales para que de manera urgente y coordinada se establezcan las bases de un modelo de adquirencia viable a corto, mediano y largo plazo, con pleno apego a los principios que rigen la libre competencia y a la garantía constitucional de igualdad ante la ley”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La ciudad ubicada en la Región de la Araucanía, fue evacuada por completo prodcuto de las llamas, que hasta ahora han dejado un fallecido y más de 120 viviendas siniestradas.