Exasesor de Briones en Hacienda califica como un avance “bastante tímido” los cambios a las exenciones tributarias presentadas por el gobierno

Imagen Claudio Agostini 11

Claudio Agostini, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, formó parte del Ministerio Hacienda colaborando con el exministro Ignacio Briones, precisamente en materia de exenciones. Señala que “llama la atención que algunas, como renta presunta, no estén. Eso es algo evidente a eliminar. La Comisión Tributaria lo propuso en forma unánime".




No es un proyecto de revisión de exenciones tributarias propiamente tal, sino que va amarrado a financiar la llamada ley corta de pensiones. Por lo mismo, no constituye el ideal que tenía en su cabeza Claudio Agostini cuando formó parte del Ministerio de Hacienda para asesorar al exministro Ignacio Briones en materia impositiva, ni tampoco cuando trabajó junto con la Comisión Tributaria para el Crecimiento y la Equidad, la que terminó con un informe con una serie de propuestas.

Así, para el académico de la Universidad Adolfo Ibáñez el actual avance en disminuir las exenciones puede ser considerado como “a la fuerza” o a regañadientes, ya que a su juicio desde que asumió Rodrigo Cerda como titular de las finanzas públicas, nunca fue prioridad el terminar con el también denominado gasto tributario.

“El exministro Briones tenía en la agenda mandar un proyecto de ley para eliminar las exenciones; otra cosa era si se aprobaba en el Congreso. Pero tenía en la agenda mandarlo. Llegó el ministro Cerda y no avanzó nada hasta ahora. Esta no es una ley tributaria de exenciones, sino que está dentro la ley corta de pensiones”, asevera el economista especialista en temas tributarios.

La lista presentada por Hacienda incluye cambios a la ganancia de capital en el mercado bursátil, crédito de IVA a empresas constructoras, beneficios de viviendas DFL2 a propietarios con más de 2 viviendas, exenciones a servicios y al impuesto de herencias y donaciones de beneficios de seguros de vida.

¿Qué le parecen estos cambios anunciados por el gobierno?

”Es un primer avance que va en la dirección correcta, pero es muy tímido”, dice de entrada el economista que viene enfatizando hace bastantes años en la necesidad de terminar o reducir las exenciones. Señala que “llama la atención que algunas, como renta presunta, no estén. Eso es algo evidente a eliminar. La Comisión Tributaria lo propuso en forma unánime. Y ahora no se toca. Acá uno sospecha que el lobby de los agricultores y los transportistas fue grande, ya que ni siquiera se avanza en reducirla de manera gradual. No hay ninguna razón para mantener la renta presunta. Y es lamentable que no se haya atrevido a hacerlo”.

¿Y la reducción gradual del IVA crédito a la construcción?

“Me parece un buen avance la reducción del crédito para la construcción, pero no se atrevieron a eliminarlo en un solo año. Era preferible que bajara en un solo año a 0 por razones prácticas, porque cuando corresponda llegar a eliminarse es probable que haya una ley que diga que se pospone un año más y así sucesivamente, porque cuesta mucho bajar las exenciones”.

También afirma que “echó de menos” que no se avanzara en reducir el crédito al diésel para las empresas de transporte de cargas, porque también fue una recomendación unánime de la comisión. Y que el impuesto específico al diésel no se incluyera en la base del IVA. “Eso recaudaría bastante y tendría un impacto para que se use menos y se contamine menos”, sostiene.

24 de Agosto 2020 Hoy volvieron a trabajar varias obras de Construccion de Edificios de Departamentos en el sector de Estacion Central luego de ser autorizados cumpliendo medidas especiales por Pandemia de Coronavirus Covid 19 que afecta al pais. Foto : Andres Perez

Para la ganancia de capital, el gobierno propuso una tasa de 5% para las que estuvieran acogidas al Art. 107, quedando excluidos inversionistas institucionales locales y no residentes. Para Agostini, es un paso adelante, pero bastante corto y tibio. “Si uno mira otros países hay dos experiencias: una donde las ganancias de capital pagan el impuesto al ingreso, es decir, el equivalente al global complementario. Este sistema lo tienen países como Dinamarca, Australia, Noruega, países con los que uno se compara. El otro es aplicar una tasa plana como la que se propone acá, pero mucho más alta: en Inglaterra es 20%, Irlanda es 33%, Italia es 26% Holanda 31%, Polonia 19%, Grecia 15%, Alemania 25%, Francia 34% Finlandia 34%, estamos muy lejos”.

¿Cuál era el óptimo?

-Mi preferencia era que se aplicara el global complementario, pero si se quiere poner una tasa especial plana debería haber sido más alta. Estamos muy bajos. Esta una exención súper regresiva porque afecta al 3% de mayores recursos. Si bien es mejor que ahora que es 0%, es muy tímida. Se debió avanzar quizás de manera gradual, por ejemplo, 5% en un año, 10% el próximo y 15% en tres años más.

Otra cosa que se incluye es aplicar IVA a los servicios…

“Sí, aquí se aplicará a las sociedades de personas como abogados u otros de ese tipo. Eso está bien porque es el estándar OCDE y es una recomendación de la Comisión Tributaria. Se deja afuera a servicios de salud, educación y transporte. Me parece bien que sea así, porque es impopular haber gravado esos servicios. No obstante, esa es una medida más política, porque quienes se atienden son los de mayores ingresos”.

El gobierno pretende recaudar US$1.105 millones con estas medidas, que es precisamente el costo en régimen del aumento de las pensiones solidarias. Para Agostini es un “poco arriesgado” que se haga un cálculo tan justo en relación a ingresos versus gastos y espera analizar en detalle el Informe Financiero del proyecto para saber qué supuestos hay detrás de esos montos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.