¿US$ 180? ¿US$ 200? ¿Más de US$ 250? Las proyecciones para el precio del barril de petróleo tras escalada de sanciones a Rusia

Los mayores precios se registraron en 2008 y todo apunta a que serán sobrepasados si el conflicto se extiende o recrudecen las hostilidades. La decisión de EE.UU. y Reino Unido de prohibir las importaciones de crudo ruso abrió un nuevo escenario para el mercado global de energía, el cual ya estaba presionado antes del conflicto bélico.




La invasión de Rusia a Ucrania alteró a todos los mercados del mundo, especialmente el del petróleo, cuyo precio sólo en el mes de marzo ha subido más de 30%, llegando a su nivel más alto desde los máximos históricos que alcanzó en 2008.

Y todo apunta a que esas marcas se romperán en los próximos días si es que no hay asomo de alto al fuego o si aumenta la hostilidad. Aunque los precios del barril casi no variaban esta mañana en relación a la jornada previa, la decisión de EE.UU. y Reino Unido de prohibir las importaciones de crudo ruso abrió un nuevo escenario para el mercado global de energía, el cual ya estaba presionado antes del conflicto bélico.

Rusia no es cualquier actor. Es el tercer mayor productor de petróleo del mundo y el principal abastecedor de gas de Europa.

En ese contexto, la mayoría de las proyecciones apuntan a que los precios de la energía seguirán al alza, una tendencia que aumentará las presiones inflacionarias en las mayores economías del mundo y también en Chile, y que, a su vez, supone un dilema para los bancos centrales que empiezan a subir las tasas de interés.

Goldman Scahs

Goldman Sachs dijo que el mundo podría enfrentar uno de los “mayores shocks en el suministro de energía de la historia” debido a la guerra en Ucrania. En esa línea, la institución elevó su pronóstico para el precio en 2022 desde US$ 98 a US$ 135, y el de 2023 desde US$ 105 a US$ 115.

“A corto plazo, hacer frente a tal shock de oferta requeriría la ayuda combinada de las reservas estratégicas globales, el núcleo de la OPEP, Irán y precios más altos para reducir el consumo”, dijo el banco de inversión, citado por Investing.

¿Más de US$ 200?

El banco británico Barclays dijo que la interrupción de la mayoría de los suministros de crudo marítimo ruso en el peor de los casos podría elevar los precios por encima de los US$ 200. No obstante, no revisó su pronóstico del Brent para 2022, advirtiendo que “la situación sigue siendo muy fluida”.

Por su parte, la consultora Rystad Energy también estima que el Brent podría subir a US$ 200 si Europa y Estados Unidos prohibieran las importaciones de petróleo ruso.

Barclays

Hay que recordar que, hasta el momento y con la excepción del Reino Unido, Europa no ha aplicado el embargo a Rusia ante el temor por las potenciales represalias que pueda tomar Moscú con los suministros de gas, del que es especialmente dependiente Alemania.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó ayer un decreto de “medidas especiales” en el que autoriza al Gobierno a prohibir exportaciones de productos y materias primas. En esta línea, el viceprimer ministro ruso Alexander Novak afirmó que Rusia tiene todo el derecho a tomar medidas si se imponen sanciones a sus exportaciones energéticas, como establecer un embargo al gas que llega a Europa a través del gasoducto Nord Stream 1.

petróleo

A los cálculos de Goldman y Barclays se suman los de JP Morgan, que apuntan a que el barril podría subir hasta US$185 este año; y las de Mitsubishi UFJ Financial Group, cuyos expertos lo ven en US$ 180, con la posibilidad de provocar una recesión mundial.

“Si la escasez de oferta no cede, el petróleo puede superar su máximo histórico”, dijo Howie Lee, economista del banco OCBC de Singapur. “En el peor de los casos, es decir una sanción total a las exportaciones de energía de Rusia, no me sorprendería ver que al Brent por encima de los US$200″, agregó.

¿US$ 300?

El lunes, el viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, advirtió que el barril podría llegar hasta los US$300 si Estados Unidos y la Unión Europea prohíben las importaciones de crudo desde su país.

“Está absolutamente claro que el rechazo del petróleo ruso tendría consecuencias catastróficas para el mercado global”, afirmó Novak en una declaración en video transmitido por la televisión estatal, de acuerdo a Reuters.

Bank of America, por su lado, estableció varios escenarios, pero en el peor de ellos el barril promedia los US$ 130 este año y se destruye le demanda. Esto, pues 4 millones de barriles que Rusia produce a diario quedarían aislados de los mercados globales, lo que “produciría un agujero casi sin precedentes en los balances mundiales de petróleo”. Con esto, “si bien esperaríamos una relajación acelerada de los recortes de la Opep+, la capacidad adicional disponible de la Opep es limitada a corto plazo”.

Rodrigo Cerda, ministro de Hacienda.

Dólares más, dólares menos, todas las proyecciones suponen mayores dificultades para Chile. Claro, porque el país importa más del 90% del petróleo que consume y los precios locales de las bencinas no paran de subir. De hecho, están en máximos históricos.

En ese contexto, la administración Piñera, ad portas de su término, anunció ayer una modificación a los parámetros del Mecanismo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (Mepco) para evitar un aumento que se estimó en hasta casi $25 en el caso de las bencinas y de $ 50. en el diésel. Este ajuste moderará el aumento del precio del litro de gasolina a solo $ 6,7.

Aun así, el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, advirtió que los precios locales de las gasolinas podrían subir por otras 30 semanas más.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Energía (CNE), las bencinas llevan 28 semanas de alzas consecutivas, periodo en el que acumula un alza promedio de $155. Sólo en lo que va de 2022, llevan un alza promedio de $ 57 por litro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.