Andrea Repetto: “El plan tiene el riesgo de ser poco eficaz en la recuperación del empleo femenino si no se acompaña con otras medidas”




-La académica de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrea Repetto, analizó el anuncio del plan de subsidios entregado por el gobierno. Su foco de atención está puesto en si tendrá el efecto esperado en la contratación de mujeres.

¿La diferencia que se hace para la retención de trabajadores y la contratación es suficiente o debió poner el acento aún más en la contratación?

-En general un trabajador bajo la Ley de Protección del Empleo es uno que ya tiene una relación laboral estable, y que al menos bajo los parámetros de tiempos normales, es productiva. Es tan importante evitar que se rompan esos lazos laborales como que se creen otros nuevos. Si bien los montos son similares para trabajadores con salarios en torno al mínimo, la contratación de un trabajador nuevo suele traer costos adicionales al salario, como el de capacitación e inserción a la empresa, que se deben considerar. Es razonable tener un subsidio mayor a la contratación. Lo que no se puede saber es cuánta de esa contratación y reinserción que recibirá subsidio se habría hecho de todas maneras, aún en la ausencia del programa. Sería interesante conocer los supuestos detrás del diseño elegido por el gobierno.

¿Le parece suficiente el porcentaje de subsidio al empleo otorgado para incentivar la contratación de las mujeres?

- Es importante el reconocimiento de que las mujeres tienen más dificultades para emplearse. Sin embargo, los estudios muestran que el costo diferencial para trabajadores de la misma experiencia y educación supera el 10% elegido para esta política. A ello se suman otras trabas que son particularmente relevantes hoy: que los sectores que seguirán rezagados mientras no haya una vacuna son justamente los que contratan proporcionalmente a mujeres, y que no hay acceso amplio al cuidado de niñas y niños ni de otros dependientes.

¿Cómo debería adecuarse este subsidio a la mujer con el funcionamiento de las salas cunas y jardines infantiles, ya que de no ser así puede que este subsidio quede sin ser utilizado?

-El plan tiene el riesgo de ser poco eficaz en la recuperación del empleo femenino si no se acompaña con otras medidas. Una es evitar que las salas cuna y jardines infantiles quiebren. El Fogape ha ayudado, pero ha llegado mucho menos a este sector en particular que al resto. Otra es asegurar que haya posibilidades de cuidado de personas dependientes en general. Si no va a ser jardines infantiles y escuelas, entonces habría que considerar otros espacios de cuidado como los que han abierto algunos municipios.

¿El gobierno debería tener un plan para ir abriendo gradualmente los jardines infantiles y colegios?

-La apertura de escuelas es un tema que no tiene mucha recepción entre las familias de acuerdo a diversas encuestas. El gobierno debe apoyar a las escuelas para que puedan acomodar su infraestructura, de modo de que sea factible comenzar una vuelta gradual cuidadosa. Hay experiencias interesantes que aprender de otros países. A algunos les ha ido bien y a otros, no tanto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.