Comenzó la tramitación del proyecto para reducir la jornada laboral a 40 horas tras el reimpulso que le dio el Gobierno

La ministra Jeannette Jara (i) y el senador Luciano Cruz-Coke (d), durante la Comisión de Trabajo del Senado. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

En el Senado y junto a la exposición de la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, se realizó el estudio en particular a la iniciativa de ley que modifica el Código del Trabajo.


La ministra del Trabajo, Jeannette Jara, expuso, ante la Comisión del Trabajo del Senado, el proyecto para reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, en un plazo de cinco años tras la promulgación de la iniciativa. La discusión se enmarca con las nuevas indicaciones que ingresó el Ejecutivo para reimpulsar el tema, que cuenta con suma urgencia, lo que significa que el Senado tiene 15 días para despachar y discutir dicha materia.

“La reducción de la jornada laboral debe implementarse cuidando los efectos que pueda tener la economía en su conjunto, con especial énfasis en la protección del empleo y las remuneraciones”, destacó Jara en su presentación.

Además, la secretaria de Estado apuntó a la “aplicación gradual de la reducción de jornada, que permita a las empresas ajustar sus procesos productivos y absorber la reducción con el menor impacto posible”. También Jara resaltó la necesidad de “un acompañamiento especial y activo a la micro y pequeña empresa durante el tiempo de implementación de la reducción de jornada.

La titular del trabajo también dijo que “la evidencia muestra que los países a medida que van disminuyendo sus horas de trabajo se van desarrollando y a la vez se produce un efecto que va aumentando el Producto Interno Bruto”. Otro de los datos con que respaldo el proyecto fue que el 70% de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) tendría una jornada laboral de 40 horas o menos.

Por otro lado, la ministra del Trabajo destacó el proyecto de 40 horas como una oportunidad para solucionar los problemas que se resaltaron durante el estallido social. “Sin duda esto va a profundizar la democracia y contribuir a la cohesión social tan necesaria”, agregó.

Sobre el efecto de la reducción laboral en los trabajadores del sector público, la secretaría de Estado dijo que están en conversaciones con los representantes de dicho grupo para incluirlos en la iniciativa, ya sea por medio de otra indicación o un proyecto aparte.

Jara también señaló que “la regla de gradualidad establece una excepcionalidad para jornadas parciales y especiales del sector transporte, dado que existe en nuestro país un déficit de conductores. Junto con reducir la jornada laboral tenemos que avanzar también en capacitación y habilitación en la licencia de conducir para que más personas se puedan desenvolver en el rubro”.

Hasta el momento, la gradualidad en la implementación de las 40 horas implica una rebaja en el primer año a 44 horas, al tercero a 42 horas y al quinto llegar a las 40 horas semanales de jornada laboral.

La ministra también presentó a la comisión al exdirector de la Dirección del Trabajo y profesor de derecho laboral de la Universidad de Chile, Christian Melis, como quien acompañará al Gobierno en la tramitación del proyecto de 40 horas.

Tiempos de tramitación

En la instancia los parlamentarios de la comisión no realizaron reparos a la iniciativa, pero sí solicitaron más antecedentes al Ejecutivo respecto a la evidencia internacional respecto al tema y sobre los casos de las empresas, de distintos tamaños y sectores, que han sido acreditadas por el Gobierno como firmas en las que se trabaja 40 horas de forma semanal.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Trabajo del Senado, el senador Luciano Cruz-Coke (Evópoli) pidió evaluar la urgencia de la iniciativa dado la alta cantidad de interesados en exponer su mirada sobre el proyecto.

“Yo se que este proyecto lleva bastante tiempo como moción, pero esto es prácticamente un proyecto nuevo, porque tiene además una serie de incentivos a las pymes (...) que hace que este proyecto innove respecto de la moción parlamentaria que nosotros vimos antes”, dijo el senador de oposición.

Rechazo de Conapyme

En los últimos minutos de la sesión, el presidente de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme), Rafael Cumsille, expuso su rechazo a la iniciativa.

“Este proyecto de ley a mi no me alegra en nada. En este minuto estamos viviendo una caída brutal en las ventas del comercio a lo largo del país y las autoridades lo saben. Tenemos como nunca un récord de informalidad en el país”, contextualiza el dirigente ante su reclamo.

En ese sentido, Cumsille apuntó a que no quedó satisfecho con las instancia de diálogo que realizó el Ejecutivo previo a presentar las indicaciones. “Una cosa es juntarse con los dirigentes para decir que los escucharon y que fue una instancia muy buena, y otra cosa es que se hayan recogido exactamente nuestras inquietudes”, disparó.

Ante esto, Conapyme dijo no verse reflejado y respaldado con los acuerdos logrados por el Gobierno junto a la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) respecto a la materia.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.