Dólar no da tregua: alcanzó a cotizar en $1.000, pero moderó su alza y cerró firme sobre la barrera de los $970

La moneda de EEUU registró un fuerte salto respecto al cierre de ayer y anotó dos jornadas consecutivas con ganancias de más de $20.




El dólar en Chile comenzó la jornada con su tendencia habitual: subiendo y marcando un valor nunca antes visto en la historia. El debilitamiento del peso chileno se da tras un martes en que la moneda de EEUU anotó una fuerte alza y lograba, por primera vez, ubicarse sobre la barrera de los $950.

Tras el cierre, el dólar subió $23,15 respecto al cierre de ayer y cotiza a $974,78. Así, la moneda de EEUU se encamina a su segunda jornada consecutiva al alza y supera, en un mismo día, la barrera de los $960 y ubicándose holgadamente sobre los $970.

Sin embargo, en la plataforma Datatec, que es donde se consolidan las operaciones del mercado, el dólar marcó una cotización de $1.000 a las 11:37:17. Por su parte, Bloomberg no alcanzó a registrar dicho récord y solamente muestra un máximo intradía de $998,11 y un mínimo de $955,41.

“La sesión de hoy será recordada en Chile como histórica después de ver al dólar escalar agresivamente su cotización (...) En este escenario local y ante un contexto global de recesión, el mercado comienza a debatir sobre una eventual intervención del Banco Central en el tipo de cambio en Chile”, comentó el analista de Libertex, Sergio Cisternas.

En dos días, el dólar en Chile subió cerca de $23,15, en el mes de julio gana $42,12, en 12 meses aumenta $226,12 y en lo que va del año incrementa su valor en $122,28.

“La divisa estadounidense se ha visto impactado principalmente por el fortalecimiento del dólar a nivel global producto de las alzas de tasas que han realizado los bancos centrales, lo cual ha ido aumentando la probabilidad de recesión en grandes economías, lo que a su vez también está impactando fuertemente en la proyección de demanda de materias primas”, comentó el analista senior de mercados de XTB Latam, Juan Ortiz Godoy.

La moneda de Chile no es la única que cede terreno frente a la moneda de Estados Unidos. Entre el grupo de las divisas de los países emergentes, en lo que va del día, el peso chileno es la moneda que más cae frente al dólar, en un miércoles en que solamente tres monedas de este grupo ganan terreno frente a la divisa de EEUU. A nivel mundial, la moneda chilena llegó a ser la más depreciada, pero terminó como la segunda, según datos de Bloomberg. El somoni de Tayikistán (Asía Central) fue la moneda de peor desempeño hoy en el mundo.

A nivel internacional, el dólar, frente a una canasta de las divisas más importantes del mundo, también se fortalece. El índice del dólar gana 0,49% y registra tres jornadas consecutivas al alza y en su nivel más alto desde 2002.

Se esperaba que la publicación de las minutas de la última reunión de decisión de tasas de interés de la Reserva Federal de EEUU moviera la cotización del dólar, pero su advertencia de más alza de tasas no movió al billete verde, según resaltó Bloomberg.

El incremento del dólar también impactará en la inflación, la cual se prevé que a doce meses superará el 12% hasta junio de este año. Chile importa 2/3 de los productos que integran la canasta de artículos con los que se calcula la inflación mensual. Además, compra casi todo el petróleo que consume, resalta la agencia de noticias AP.

El cobre no ayuda

El debilitamiento del peso chileno se profundiza en línea con la caída del precio del cobre. La principal exportación del país cerró con una caída de 3,61% en un valor diario de US$ 3,4135 la libra, su menor nivel desde el 27 de noviembre del 2020.

Además, el valor del metal anota dos días seguidos a la baja, un mes de julio con una pérdida de 8,73% y en lo que va del año pierde 22,35%.

Por su parte, el valor del metal rojo a tres meses vive una jornada de alta volatilidad y ahora sube. Los precios futuros del cobre ganan 0,78% y a un valor de US$ 3,44 la libra.

Sigue en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.