Estas cuatro razones aumentan riesgo de contraer Covid si estás vacunado; no vacunados tienen 11 veces más probabilidades de morir y Covid afecta fertilidad masculina: tres cosas que aprendimos del coronavirus esta semana

FOTO: REUTERS

Aunque se haya vacunado, aún existe riesgo de contraer coronavirus, el que está asociado a cuatro factores, y dos estudios mostraron el poder de la inoculación y las consecuencias en la producción de espermios y los niveles de espermios.




1. Cuatro factores aumentan el riesgo de que personas vacunadas contraigan Covid

Un artículo científico publicado en The Conversation, reproducido esta semana por Qué Pasa y escrito por académicos e investigadores de la Universidad East Anglia, plantea que si bien los síntomas de Covid-19 pueden ser diferentes entre las personas vacunadas y aquellas que no están protegidas, hay algunos signos que sí pueden ser similares y lo más importante, que existen ciertos elementos que incrementan la posibilidad de infección entres quienes sí están con el esquema de vacunación completa.

Vassilios Vassiliou, profesor clínico principal de Medicina Cardiovascular; Ciaran Grafton-Clarke, también miembro clínico académico del Instituto Nacional de Investigaciones en Salud (NIHR, por sus siglas en inglés); y Ranu Baral, investigador visitante (Academic Foundation Doctor FY2), plantean que según el estudio de síntomas Covid, los cinco síntomas más comunes de una infección irruptiva son dolor de cabeza, secreción nasal, estornudos, dolor de garganta y pérdida del olfato. Algunos de estos son los mismos síntomas que experimentan las personas que no se han vacunado.

Sin embargo, otros dos síntomas más comunes en los no vacunados (fiebre y tos persistente) se vuelven mucho menos comunes una vez que ha recibido las inyecciones. Además, se ha descrito que Covid-19 después de la vacunación se siente como un resfriado para muchos.

¿Por qué los vacunados tendrían una enfermedad más leve? Según el artículo publicado en The Conversation, las vacunas, aunque no bloquean la infección “parecen llevar a que las personas infectadas tengan menos partículas de virus en su cuerpo”, algo que todavía no se ha confirmado.

Foto: AP

Entre los factores que sí pueden aumentar el riesgo de contraer la enfermedad en personas vacunadas, según este artículo, están: el tipo de vacuna, el tiempo transcurrido tras la vacunación, el tipo de variante y el sistema inmune de cada individuo influyen.

1. Tipo de vacuna: La reducción del riesgo relativo es una medida de cuánto reduce una vacuna el riesgo de que alguien desarrolle Covid-19 en comparación con alguien que no se vacunó. Los ensayos clínicos encontraron que la vacuna Moderna redujo el riesgo de una persona de desarrollar Covid-19 sintomático en un 94%, mientras que la vacuna Pfizer redujo este riesgo en un 95%. Las vacunas Johnson & Johnson y AstraZeneca se comportaron peor, reduciendo este riesgo en aproximadamente un 66% y 70% respectivamente (aunque la protección ofrecida por la vacuna AstraZeneca pareció aumentar al 81% si se dejaba un intervalo más largo entre dosis).

2. Tiempo transcurrido desde la vacunación: Cada vez más evidente que el tiempo transcurrido desde la vacunación también es importante y es una de las razones por las que el debate sobre las vacunas de refuerzo está aumentando en intensidad.

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer sostiene un pequeño frasco etiquetado con una etiqueta de "Vacuna contra el Coronavirus COVID-19" y una jeringuilla médica en esta ilustración tomada el 30 de octubre de 2020. REUTERS/Dado Ruvic//File Photo

Las primeras investigaciones, aún en preimpresión (y por lo tanto aún deben ser revisadas por otros científicos), sugieren que la protección de la vacuna Pfizer disminuye durante los seis meses posteriores a la vacunación. Otro preimpreso de Israel también sugiere que este es el caso. Es demasiado pronto para saber qué sucede con la eficacia de la vacuna más allá de los seis meses en el doble vacunado, pero es probable que se reduzca aún más.

3. Variantes: Otro factor importante es la variante del virus al que se enfrenta. Las reducciones de riesgo mencionadas anteriormente se calcularon en gran medida probando vacunas contra la forma original del coronavirus. Pero cuando se enfrenta a la variante alfa, los datos de Public Health England sugieren que dos dosis de la vacuna Pfizer son un poco menos protectoras, lo que reduce el riesgo de contraer síntomas de Covid-19 en un 93%. Contra Delta, el nivel de protección cae aún más, al 88%. La vacuna AstraZeneca también se ve afectada de esta manera.

El estudio de síntomas Covid respalda todo esto. Sus datos sugieren que en las dos a cuatro semanas después de recibir su segunda dosis de Pfizer, tiene alrededor de un 87% menos de probabilidades de tener síntomas de Covid-19 cuando se enfrenta a Delta. Después de cuatro a cinco meses, esa cifra cae al 77%.

4. Sistema inmunológico: Es importante recordar que las cifras anteriores se refieren a la reducción promedio del riesgo en una población. Su propio riesgo dependerá de sus propios niveles de inmunidad y otros factores específicos de la persona (como su grado de exposición al virus, lo que podría estar determinado por su trabajo).

La aptitud inmunológica generalmente se reduce con la edad. Las condiciones médicas a largo plazo también pueden afectar nuestra respuesta a la vacunación . Por lo tanto, las personas mayores o las personas con sistemas inmunológicos comprometidos pueden tener niveles más bajos de protección inducida por la vacuna contra Covid-19, o pueden ver que su protección disminuye más rápidamente.

2. Según un estudio de los CDC las personas no vacunadas tienen 11 veces más probabilidades de morir de Covid-19

Hace unos días, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos publicaron un estudio que muestra que las personas que no se vacunaron completamente esta primavera y verano (otoño e invierno en Chile) tenían 11 veces más probabilidades de morir de Covid-19, y más de 10 veces más probabilidades de ser hospitalizadas, que aquellos que fueron completamente vacunados.

“Del 4 de abril al 17 de julio, se informaron un total de 569.142 (92%) casos de Covid-19, 34.972 (92%) hospitalizaciones y 6.132 (91%) muertes asociadas a esta enfermedad entre las personas que no completaron el esquema de vacunación. Entre los que sí estaban vacunados con todas las dosis, hubo 46.312 (8%) casos de contagio, 2.976 (8%) hospitalizaciones y 616 (9%) muertes, en los 13 estados examinados como parte del nuevo estudio, según los CDC.

En Alabama, Utah, Colorado y los otros 10 estados incluidos en el análisis, “las tasas de casos de Covid-19, hospitalizaciones y muertes fueron sustancialmente más altas en las personas que no estaban completamente vacunadas en comparación con las de las personas completamente vacunadas”, indica el texto publicado.

Durante la conferencia de prensa en la que dieron a conocer este estudio, la directora de CDC, Rochelle Walensky, señaló que esta investigación “ofrece más evidencia del poder de la vacunación”.

FOTO: Mario Tellez / La Tercera

Considerando la presencia y dominancia de la variante Delta, Walensky dijo que los casos en estos dos últimos meses, quienes no estaban vacunados tenían cuatro veces y media más probabilidades de contraer la enfermedad producida por el virus Sars-CoV-2. También tenían más de 10 veces más probabilidades de ser hospitalizados, y 11 veces más probabilidades de morir a causa de la enfermedad que aquellos que se habían inoculado.

“La vacunación funciona y nos protegerá de las graves complicaciones del Covid-19”, indicó.

A la fecha, poco más del 53% de la población en Estados Unidos está completamente vacunada y casi el 63% de los estadounidenses ha recibido al menos una dosis.

3. Covid afecta fertilidad masculina

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Sao Paulo (USP) demostró que el virus Sars-CoV-2, causante del Covid-19, afecta el funcionamiento del aparato reproductor masculino, específicamente daña los testículos.

Jorge Hallak, andrólogo y docente de la Facultad de Medicina de esta universidad y además, coordinador del Grupo de Estudios de Salud del Hombre del Instituto de Estudios Avanzados, viene haciendo un seguimiento de pacientes masculinos que se contagiaron con el virus desde comienzos del año pasado y en ellos, ha visto que las pruebas hormonales y de fertilidad siguen alteradas hasta meses después de la recuperación.

Imagen referencia. FOTO: Reuters

Los cambios que han registrado en la calidad del semen y en las hormonas de los pacientes que tuvieron Covid-19 se han visto también en aquellos que cursaron la enfermedad en forma leve e incluso asintomática, por lo que el daño no tiene relación con la gravedad del cuadro respiratorio que causa el virus.

La investigación encontró que la capacidad de movimiento y fecundación de los espermatozoides se redujo entre un 8% y un 12%, cuando lo normal era sobre los 50%, manteniéndose por casi un año de haber sido infectado. El nivel de la hormona testosterona, también se redujo tras el contagio y si lo normal es que los hombres sanos registros entre 300 y 500 nanogramos por decílitro de sangre, los pacientes post Covid no superaron los 200.

Otro estudio publicado a comienzos de este año, mostró que en 26 pacientes, más de la mitad presentaba una inflamación en el epidídimo, el órgano en el que maduran y se almacenan los espermatozoides.

Según Hallak, los varones que se han contagiado (adolescentes, adultos jóvenes y hombres en edad reproductiva) deberían buscar un especialista para controlar su volumen testicular, medir la testosterona y también otras hormonas hasta por al menos dos años después de la infección.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.