Lluvias no se detienen: la próxima semana llegaría un nuevo sistema frontal a Santiago y la zona centro sur

Lluvias no se detienen: la próxima semana llegaría un nuevo sistema frontal a Santiago y la zona centro sur.

Junio de 2024 está muy cerca de alcanzar los 80 mm de agua caída, considerados normales para este mes en la capital, marca que podría lograrse si es que se confirman precipitaciones las próximas semanas.


11 avisos, 6 alertas y 3 alarmas de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) son parte del saldo que está dejando una seguidilla de sistemas frontales que han afectado durante estos días a Santiago y la zona centro sur del país.

Estos han venido acompañados de precipitaciones e intensos vientos, y en muchas zonas con tormentas eléctricas y nevadas, situación climática que obligó a la DMC a decretar estas notificaciones.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que estos sistemas frontales se han caracterizados por estar acoplados a un río atmosférico. “Estas bandas de aire húmedo de origen tropical pueden causar abundantes precipitaciones cuando se encuentran con las montañas que caracterizan nuestra topografía”.

Cordero establece que aún está por verse si el actual evento que se desarrolla en Santiago logra convertirse en el más intenso en lo que va corrido del año. “En Santiago, el mayor evento de precipitaciones en lo que va corrido del año ocurrió hace menos de un mes. Entre el 20 y 22 de mayo cayeron en la capital 85 mm”, dice.

Lluvias no se detienen: la próxima semana llegaría un nuevo sistema frontal a Santiago y la zona centro sur

A la espera del saldo final de agua caída en Santiago -se espera que las precipitaciones se detengan el viernes al mediodía- los pronósticos climáticos proyectan que un nuevo sistema frontal podría llegar a Santiago y el país.

Las primeras proyecciones estiman que entre el martes y el miércoles Santiago podría registrar 30 mm de agua caída, lo que sumando a los cerca de 80 mm de agua que podrían caer en el actual evento, podrían convertir a junio de 2024 en uno de los más lluviosos de los últimos años.

El pronóstico, aún incierto debido a la distancia en el tiempo, indica que las precipitaciones comenzarían el martes, y se extenderían por lo menos hasta el jueves, como señala el portal climático Meteored.

Incluso, algunas otras proyecciones, como la del portal climático internacional The Weather Channel, pronostican la posibilidad de lluvia también para el lunes 24 y martes 25 de junio.

Hasta la 16.00 de este jueves, la estación Quinta Normal de la DMC ya anotaban 53 mm, a la espera de las lluvias del viernes y de las que puedan venir en las próximas dos semanas.

“De cualquier manera, las precipitaciones que se acumulan a la fecha durante este mes, ya nos dejan muy cerca de los 80 mm que son considerados típicos para junio. La última vez que un mes de junio en Santiago terminó con precipitaciones sobre valores típicos fue en 2020, pocos meses después de iniciada la pandemia“, señala el climatólogo.

Sin embargo, dice que los junio realmente lluviosos tienen precipitaciones arriba de los 150 mm y que la última vez que llegamos a un monto así fue en 2005.

Nuevo sistema frontal: así será el resto del invierno en Santiago y el país

En medio del sistema frontal que atraviesa la zona centro sur del país, la DMC reveló cómo se comportará el clima durante el invierno (junio, julio, agosto). Aunque hoy parece improbable, el informe indica que será una estación con lluvias bajo lo normal, y con un posicionamiento “fuerte” del fenómeno de La Niña.

El documento sostiene que cada vez se va observando más el posicionamiento de La Niña en el Pacífico ecuatorial, donde los modelos internacionales muestran una proyección para el trimestre julio-agosto-septiembre (JAS) de 69% de probabilidad de su presencia. Desde febrero del presente año se visualiza que por debajo de la superficie del Pacífico ecuatorial se han empezado a presentar anomalías negativas de temperatura.

Estas anomalías dan cuenta de la presencia de ondas Kelvin oceánicas, que se han estado propagando y han avanzado de este a oeste y que en su evolución favorecen el enfriamiento de la superficie del mar. Estos datos ratifican que los pronósticos de La Niña tienen un sustento físico y que el desarrollo del fenómeno es inminente.

Añade que durante el invierno, se espera una mayor cantidad de precipitaciones en comparación con otras estaciones, principalmente debido a que las lluvias son más frecuentes y las temperaturas también son más frías.

Sin embargo, en las regiones comprendidas entre Atacama y Los Lagos, existe una alta probabilidad de que el trimestre presente una condición “Bajo lo Normal”. Por ejemplo, en Santiago se espera que acumule durante estos tres meses menos de 121 mm, en Chillán menos de 399 mm y en Valdivia menos de 698 mm. Esto no significa que no habrán precipitaciones, si no que la cantidad de precipitaciones acumuladas estarán bajo la media climatológica para un trimestre normal, señala el informe de la DMC.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.