A propósito del fenómeno de La Niña, ¿se puede enfrentar la sequía con agua del mar?

Fenómeno La Niña en Chile: ¿Se puede enfrentar la sequía con agua del mar? Foto: Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

La llegada del fenómeno La Niña al país traería como consecuencia la falta de lluvia en regiones que ya se encuentran golpeadas por la megasequía que afecta a sus tierras desde hace más de una década. El panorama es preocupante, pero podría existir una solución.


Una de las grandes preocupaciones de la próxima llegada del fenómeno La Niña en Chile es la disminución de precipitaciones. Este último año en el que se estableció su contrario, El Niño, hubo un breve respiro para la megasequía que afecta al país desde hace más de una década. Sin embargo, nuevamente comenzará un árido panorama en el país.

Un reciente reportaje de Deutsche Welle mostró que la sequía afecta a distintas partes del territorio, sin embargo, se enfocó en la comuna de Monte Patria, en la región de Coquimbo, que ha sido fuertemente golpeada por la intensa sequía: pese a las lluvias de este año, la tierra se ha secado y ya no habrían cosechas para este 2024.

En el pasado, tenía cinco ríos que hacían que los valles se mantuvieran verdes y era una zona fértil que proveía productos a la región. Ahora, el color café y amarillo son los que pintan el paisaje.

Sin embargo, en el norte está poniéndose a prueba una técnica que podría revertir, en parte, las consecuencias de la sequía y mantener vivas comunas como Monte Patria.

Fenómeno La Niña en Chile: ¿Se puede enfrentar la sequía con agua del mar? Foto: Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Cómo puede enfrentar Chile la sequía con agua del mar

“Estamos en una catástrofe. No es una crisis, no es el cambio climático, hoy es una catástrofe que nos está rebotando en todos los ámbitos sociales y culturales de la comunidad”, le dijo al mismo medio Cristian Herrera, alcalde de Monte Patria.

El embalse La Paloma que está establecido en la comuna tiene una capacidad de 750 millones de metros cúbicos. Es el más grande de Latinoamérica, no obstante, en la actualidad solo alcanza el 1% de su capacidad.

Fenómeno La Niña en Chile: ¿Se puede enfrentar la sequía con agua del mar? Foto: Jonnathan Oyarzun/Aton Chile

Según estudios de las Naciones Unidas, esto provocó que los habitantes decidieran abandonar el lugar para buscar una mejor vida y condición laboral. Según explican en el documental, casi no hay jóvenes entre los lugareños: es una comuna que envejeció rápidamente y que tiene graves problemas económicos.

Por ejemplo, Juan Bautista Olivares, un criancero de Monte Patria, tenía más de 100 cabras hace unos años. Pero ahora, con la sequía, se quedó solo con la mitad. Muchos animales murieron por la falta de agua y porque no encontraron qué comer. El hombre se ve obligado a comprar alimento y a llevar con mangueras la poca agua que encuentra.

“Si no llueve este año, yo voy a tener que arrancar. El agua se me va a acabar, voy a tener que empezar a comprar agua. Seguir sobreviviendo un año malo, yo no creo. Tendría que buscar otro rumbo nomás”, dijo con preocupación.

Los temores del criancero serían reales: los pronósticos muestran que es muy poco probable que la lluvia sea abundante este y los próximos años. El fenómeno La Niña llegaría a Chile en estos meses o, a más tardar, a fin de año, bloqueando las precipitaciones por uno a tres años, aproximadamente.

Pero no todo está perdido: según DW, las plantas desalinizadoras —que succionan agua de mar con presión a través de una membrana que filtra gran parte de los minerales y dejan como resultado agua dulce tratada— podrían ser la solución para la sequía.

Fenómeno La Niña en Chile: ¿Se puede enfrentar la sequía con agua del mar?

No obstante, este tratamiento debe tratarse con pinzas, pues la sal que se devuelve al agua en altas concentraciones podría afectar a la vida marina.

Carlos Gaymer, biólogo marino de la Universidad Católica del Norte, advirtió que ese impacto es muy negativo, pues se soltarían “sustancias venenosas que matan organismos” al mar. Por ello, propuso empezar a instalar pequeñas plantas desaladoras para minimizar los riesgos.

El experto ´puso énfasis en que no existe ningún estudio que avale que esta expulsión al mar se “disuelve rápidamente. Obviamente, si uno piensa en operar un par de días, probablemente el efecto va a ser mínimo, pero si esto se opera por décadas y además se suma un efecto sinérgico de varias plantas, el impacto será enorme”.

“¿Se requiere la desalación? No hay duda de eso, pero hay que hacerlo bien”.

En Chile, actualmente hay varias desaladoras operando en las regiones de Antofagasta y Atacama, que son las más áridas y requieren abastecimiento de agua. También está Los Pelambres, que utiliza agua del mar para el proceso extractivo de las empresas mineras.

Además, el presidente Gabriel Boric prometió para el 2028 una planta desaladora que abastecerá a La Serena, Coquimbo y Ovalle.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.