Desafío a pelear, los gritos de Gil y un camarín con candado: el contundente informe arbitral de Fernando Véjar contra Colo Colo

FOTO: AGENCIAUNO

Además, detalla que la expulsión a Gustavo Quinteros fue por "utilizar aparatos electrónicos para reclamar cobros referiles".


El partido entre Colo Colo y Palestino se sigue jugando este lunes. El juez del partido Fernando Véjar, acusado de no cobrar un penal para el Cacique al minuto 82′, emitió hoy el informe arbitral del encuentro, en el que detalla varias situaciones acontecidas posterior al polémico cobro que pudo significar el empate para los albos ante los árabes.

La expulsión de Quinteros

En Colo Colo declaraban no entender la expulsión sufrida por Gustavo Quinteros durante el partido. Ante esto, Véjar escribe que el entrenador de Colo Colo estaba utilizando una tablet para reclamar los cobros durante el encuentro: “Es expulsado el DT de Colo Colo, Sr. Gustavo Quinteros, por utilizar equipos electrónicos para reclamar cobros referiles”. A esto, agregó: “Además de comportarse de modo inapropiado, haciendo gestos de la señal del VAR y gritando ‘árbitro, cuarto, hay que revisar, la tienes que ir a revisar’, después de revisar una tablet”.

Invitaciones a pelear y un camarín cerrado

Pero el informe no solo hace mención sobre la estadía en la cancha de los árbitros, sino que también detalla lo acontecido en los camarines del estadio Monumental, en donde Véjar indica nuevos antecedentes sobre lo sucedido la noche del sábado: “El utilero de Colo Colo, en el sector de camarines y sin usar mascarilla, encara a la cuaterna arbitral diciendo ‘medio penal que se comieron, hueón, por qué no cobraron esa, hueón’. Además, desafía a pelear al cuarto árbitro y al árbitro asistente número uno”.

También se hace mención al comportamiento de Leonardo Gil, quien fue a encarar a los jueces en esa zona: “Sale del camarín de su equipo, en ropa interior y sin mascarilla, de una forma desafiante y prepotente comienza a gritar ‘hasta cuándo nos van a cagar, todos los árbitros nos vienen a cagar, nos tienen que respetar, somos un equipo grande’. Teniendo que ser controlado por sus compañeros y personal de seguridad”.

Pero eso no fue todo. Vejar denuncia que, al llegar al camarín, el lugar se encontraba cerrado con candado: “Finalizado el partido, cuando logramos llegar a la puerta del camarín de árbitros, éste se encontraba cerrado con candado, lo cual provoca estar cinco minutos fuera de éste, teniendo que soportar gritos de funcionarios de Colo Colo. Al solicitar la llave nos indican ‘que nadie la tiene’ o ‘que se había perdido’”.

El Informe arbitral de Fernando Véjar

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.