El cauto, pero influyente liderazgo actual de Evelyn Matthei

“Tengo muy claro que a mí nunca me van a dar la batuta en la UDI si tengo posibilidades de ganar”, comentó Evelyn Matthei, el sábado 11, en el programa La Divina Comida, de Chilevisión, refiriéndose a una próxima elección presidencial. FOTO: Mario Tellez.

¿Qué hace una experimentada política cuando en el momento menos esperado aparece como la figura política mejor evaluada del país? Pragmática y resolutiva, la alcaldesa de Providencia ha dicho a sus cercanos que hablar hoy del tema presidencial es como dispararse a los pies. Sí aprovechará su popularidad para influir en su partido y en la centroderecha, impulsando una agenda mucho más liberal y la búsqueda de acuerdos con el oficialismo. Esta semana transmitió a diputados de la UDI y RN- que la acusación a la ministra Izkia Siches era una insensatez. “El país está tan mal, que no es momento para ideologías, sino para acuerdos que nos permitan salir adelante”, les dijo.


El jueves 9 de junio, pocas horas después de que la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) la confirmara como la figura política mejor evaluada, un gran ramo de flores llegó al despacho de Evelyn Matthei (68). La tarjeta estaba firmada por la secretaria general de la UDI, María José Hoffmann, quien la felicitaba a nombre del partido.

El gesto no pasó inadvertido. Venía de la misma colectividad que hace un año había tensionado su relación tras la decisión de llevar sólo una carta a las primarias (Joaquín Lavín), provocando que Matthei desistiera de su anhelo presidencial.

Pero hoy el estatus de la alcaldesa de Providencia es distinto. Y, como la figura más valorada de la oposición, eso se nota también en otros detalles, entre ellos, una constante peregrinación de parlamentarios de Chile Vamos a su oficina en el segundo piso del Palacio Falabella, cuentan sus colaboradores.

El jueves, por ejemplo, a primera hora, la edil se reunió con los diputados de Renovación Nacional Juan Carlos Beltrán y Miguel Becker, ambos de La Araucanía. Junto con compartir el diagnóstico de la descontrolada violencia en la zona, les manifestó -con su firmeza habitual- que la acusación constitucional en contra de la ministra Izkia Siches, presentada el miércoles por la bancada republicana, era “una insensatez”.

“El país está tan mal, que no es momento para ideologías de izquierda ni de derecha, sino para llegar a acuerdos que nos permitan salir adelante”, les dijo. El mismo mensaje, incluso con más vehemencia, envió a algunos diputados de su partido.

La ingeniera comercial de la Universidad Católica, quien fue ocho años diputada y 13 años senadora por la Cuarta Región, también ha transmitido a los parlamentarios que en el Congreso se vive “un microclima” en que todo se agranda, se dramatiza y se pelea, pero en terreno compruebas que la mayoría de la gente ni siquiera se entera de lo que ahí ocurre.

Quienes han hablado con Matthei coinciden en que está preocupada por la situación del país. Aparte del aumento de la delincuencia y el crimen organizado en todo Chile, como economista estima que la falta de inversión y crecimiento podría elevar la cesantía por varios años. Todo ello en medio de una inflación y alza de precios de alimentos esenciales.

Las mismas fuentes agregan que la alcaldesa está convencida de que la única fórmula para salir adelante de este momento de inflexión es la búsqueda de acuerdos políticos. Una muestra de esta percepción, señalan quienes han hablado del tema con ella, es que ha recordado el estilo de Edgardo Boeninger, con quien trabajó en la Comisión de Hacienda del Senado (entre 1998 y 2006) y negoció la reforma a la salud en el gobierno de Ricardo Lagos.

Al igual que a muchos políticos, la hija del general Fernando Matthei ha dicho que el modo dialogante y efectivo del político DC la marcó.

Justamente ese sello -búsqueda de acuerdos con adversarios políticos- está intentado aplicar en este, su segundo período en Providencia, especialmente para frenar la delincuencia. La edil se ha reunido con su par de Recoleta, Daniel Jadue (PC), para abordar en conjunto medidas de seguridad en el barrio Bellavista, a pesar de las duras críticas que le ha hecho por el caso luminarias led, investigación que develó millonarios sobornos para adjudicarse licitaciones y que se mantiene abierta en Recoleta y en otras dos comunas.

En marzo se coordinó con la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, también del PC, para abordar con éxito una seguidilla de denuncias de ciberacoso sexual a alumnas de liceos de ambas comunas. Y mantiene, cuentan sus asesores, comunicación a través de WhatsApp con Claudio Castro (Renca), Tomás Vodanovic (Maipú), Carolina Leitao (Peñalolén) y Mauro Tamayo (Cerro Navia), entre otros.

“Hay que desideologizarse, romper diques, conversar con respeto personas que piensan diferente y hacer amistades cívicas”, ha transmitido la exministra a Chile Vamos.

En varias entrevistas Matthei ha destacado últimamente el poder municipal, recordando, entre otras cosas, que fueron ellos los primeros en proponer en 2019 una consulta ciudadana para reformar la Constitución.

Hoy, al igual que su sector, no está de acuerdo con el borrador de la nueva Carta Magna, sin embargo, no está entre sus planes, por ahora, tener algún rol en la campaña del plebiscito de salida. “En algún minuto probablemente me voy a meter”, ha respondido a quienes la han sondeado.

La edil se ha reunido con su par de Recoleta, Daniel Jadue (PC), para abordar en conjunto medidas de seguridad.

Su declaración que alertó a La Moneda

Matthei demostró esta semana que su influencia va más allá de su sector y que su opinión es escuchada en el gobierno. Sus declaraciones realizadas el lunes, advirtiendo que estaba evaluando adelantar las vacaciones de invierno en su comuna con el fin de evitar un colapso en las urgencias respiratorias infantiles habría sido un factor considerado en La Moneda para anunciar, al día siguiente, adelantar y expandir las vacaciones.

Sin embargo, Matthei no estuvo de acuerdo con la extensión del descanso escolar una semana más y lo hizo saber: ”Quedé un poquito plop, porque lo que yo quería evitar con el adelanto era la pérdida de clases. No me queda claro por qué lo hicieron”.

Justamente el énfasis en su gestión alcaldicia, cuenta Matthei, estará en la educación escolar. Está convencida de que la violencia que se ha visto este año en diversos liceos tiene su raíz en un sistema de educación público muy impersonal, frío y con fallas que está dispuesta a cambiar en Providencia. “Los adultos hoy no estamos entendiendo a los adolescentes. Me podrías decir que eso ha sido siempre, sí, pero creo que hoy la brecha es mucho mayor”, dice la alcaldesa a La Tercera Domingo.

“Nuestros adolescentes tienen muchas angustias. Por el cambio climático -muchos creen que el mundo se va a acabar o será invivible-, por soledad -papá y mamá trabajan todo el día y llegan cansados en la noche a darles instrucciones-, porque no saben resolver conflictos, y angustia al ver todos los días en redes sociales vidas glamorosas e irreales con mujeres y hombres perfectos, obviamente fotoshopeados”, señala la jefa comunal, quien ha encargado a profesionales investigar qué están sintiendo los estudiantes de distintos liceos de la comuna.

El énfasis en su gestión alcaldicia, cuenta Matthei, estará en la educación escolar.

“Tengo claro que nunca me van a dar la batuta en la UDI si tengo posibilidades de ganar”

Matthei ya fue candidata presidencial una vez, pero las condiciones estuvieron lejos de ser ideales: era 2013, llegó de reemplazante por la imprevista renuncia de Pablo Longueira y enfrentó a una Michelle Bachelet que siempre fue favorita por amplio margen.

“Me cayó una candidatura presidencial encima que no la busqué, en que sabía desde un principio que iba a perder. Les dije: ‘¿Ustedes se dan cuenta la mierda que me están ofreciendo? ‘Sí’, me respondieron.

Y acepté igual, porque alguien tenía que tomar la batuta en ese momento”, reconoció distendida la alcaldesa hace dos sábados, en el programa La Divina Comida, de Chilevisión. Y remató el diálogo con una frase que no pasó desapercibida entre el resto de los participantes que disfrutaban un filete con tocino acompañado de puré de castañas,preparado por la alcaldesa. “Tengo muy claro que a mí nunca me van a dar la batuta en la UDI si tengo posibilidades de ganar”, dijo en referencia al apoyo entregado a Lavín en 2021 y no a ella.

Pero ha sido el propio presidente de la UDI, Javier Macaya, quien ha buscado limar asperezas con Matthei e intentar dar vuelta la página. El senador se ha reunido con ella en más de una oportunidad y le ha asegurado que cuidarán su liderazgo.

“Su coherencia y trabajo como alcaldesa le han permitido conectar con la ciudadanía, con sus dolores y esperanzas en el actual momento que vive Chile. Su liderazgo es un ejemplo y nos pone contentos”, dice Macaya consultado por LT Domingo. Y al igual que ella, el senador cree que sería un tremendo error anticipar hoy discusiones presidenciales.

Es que no han sido pocos los que le han pedido -en estos meses- que asuma un rol como un referente de la derecha, en un momento que hay una crisis de seguridad, y también una carrera presidencial de cara al 2025.

La diputada Camila Flores (RN) ha sido una de las más entusiastas, tanto, que incluso no descarta que Matthei pudiera volver al partido de la estrella tricolor al cual renunció en 1993 tras el Piñeragate. “Quizás el día de mañana vuelva, todo puede pasar en política, más si en la UDI no la han tratado muy bien”.

Flores cuenta que, sin ninguna intención de adelantar el tema presidencial, un grupo grande de diputados y diputadas -de distintas bancadas del sector- se encuentran trabajando con Matthei en distintos temas.

“Partimos buscando replicar a nivel nacional ideas que ha impulsado la oficina de Mujer y Equidad de Género en Providencia, como las casas de acogida a mujeres violentadas, apoyo ante agresiones cibernéticas y apoyo a madres para que puedan trabajar. Yahora ya estamos en otros temas, como el cuidado del agua, plazas secas, etc.

Hace un poco más de un año, la decisión de de la UDI de llevar sólo una carta a las primarias (Joaquín Lavín), hizo que Matthei desistiera de su anhelo presidencial. Paso varios meses sin responder el teléfono a los dirigentes de su partido.

La bancada Mattheísta

Matthei cuenta hoy con un amplio círculo de apoyo compuesto por influyentes figuras de la centroderecha, entre ellas, las exsubsecretarias Paula Daza (Salud), Andrea Balladares (Servicios Sociales) y Katherine Martorell (Prevención del Delito), quien está a cargo del tema de seguridad ciudadana en Providencia.

Matthei cuenta hoy con un amplio círculo de apoyo compuesto por influyentes figuras de la centroderecha, entre ellas, la exsubsecretaria de Salud Paula Daza,

Su círculo de confianza lo integran también los exministros del gobierno anterior Enrique Paris, Jaime Mañalich, Karla Rubilar y Felipe Ward. También está la exministra de Transportes Gloria Hutt, quien dice no estar sorprendida por el primer lugar de Matthei hoy en las encuestas. “Evelyn es reconocida como una persona abierta, directa y genuinamente preocupada por el bienestar del país y de su comuna, que trabaja mucho y muy seriamente, lo que es valorado por las personas”, señala.

El diputado por Coquimbo Juan Manuel Fuenzalida, uno de los más cercanos a Matthei en la UDI, cuenta abiertamente que desde enero ha estado hablando con la alcaldesa y con distintas personas de la coalición para que lidere una modernización de la centroderecha “en que se salgamos de los clásicos temas que empujamos, como el crecimiento y la seguridad, y levantemos políticas públicas novedosas en educación, feminismo sin consignas y ahorro de agua, entre otros temas”.

Como parte del plan, Fuenzalida reunió el 16 de mayo en el Club Providencia a Matthei con diputados UDI, RN y Evópoli que le preguntaron si estaría dispuesta a asumir una nueva aventura presidencial.

Tras agradecer el apoyo, la alcaldesa les dijo que no hay que apresurarse y que hablar hoy del tema presidencial sería como “dispararse a los pies”, según cuenta uno de los presentes en el almuerzo. Y les enumeró varias razones. “Creerse hoy el cuento no tiene ningún sentido, porque nadie sabe en qué ánimo va a estar Chile en tres años más”, fue uno de ellos.

Les planteó, además, que mientras más liderazgos surjan en estos años en la centroderecha, más posibilidades tendrá de ganar la carta mejor posicionada en 2025.

La hoja de ruta de Matthei, que esa tarde compartió son sus adherentes, es seguir enfocándose en los temas que le han generado réditos, como la diversidad de género, el feminismo, medioambiente y las urgencias sociales. Desde esa trinchera más liberal buscará diferenciarse del líder republicano José Antonio Kast u otro candidato de corte más conservador que pudiera surgir.

“Qué haces en la UDI si eres lo menos UDI que hay”, le dijo el fotógrafo e influencer Jordi Castell en La Divina Comida. “¿Has pensado que pueda haber una nueva corriente que no tenga tanto acento en la derecha?”, le preguntó.

-Yo creo que hay que hacerla- respondió Matthei.

El 16 de mayo, en el Club Providencia a Matthei se reuniócon diputados UDI, RN y Evópoli que le preguntaron si estaría dispuesta a asumir una nueva aventura presidencial.

“Providencia pasó de ser el barrio de los abuelitos momios, a una comuna diversa, bullente, con emprendimientos, familias jóvenes, oferta cultural y muchas causas que están en sintonía con la ciudadanía”, señala el diputado Fuenzalida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.