¿Qué pasa si Byron Castillo no comparece ante la FIFA? ¿Mañana habrá resolución? Las preguntas y respuestas de la guerra judicial entre Chile y Ecuador

Byron Castillo junto a Pervis Estupiñán, en un partido de Ecuador.

La controversia a la que la Roja se aferra para entrar al Mundial de Qatar vive horas decisivas. Este jueves, en Zúrich, sesionará la Cámara de Apelaciones, el tribunal de segunda instancia de la FIFA, que tendrá que revisar los argumentos chilenos y convocó al defensor ecuatoriano a prestar declaraciones. Cada parte se jugará sus cartas.


La guerra judicial entre Chile y Ecuador tendrá su segunda batalla. En Zúrich, la ciudad que acoge a la FIFA, los equipos legales vía telemática comparecerán ante la Cámara de Apelaciones de la entidad que rige al fútbol mundial, en el marco de la disputa por la participación de Byron Castillo en las recientes Eliminatorias. La que preside Pablo Milad, con la finalidad de revertir el dictamen del Comité Disciplinario del organismo, que desestimó la argumentación esgrimida por el equipo jurídico encabezado por el brasileño Eduardo Carlezzo y ratificó la presencia de los del Guayas en Qatar.

Este jueves, en rigor, comienza el “segundo tiempo” al que aludió el mandamás del fútbol chileno después del revés inicial. Un lapso en que deberán presentar razones mucho más sólidas que las expuestas ante la primera instancia. En la espera ha habido informaciones que en Quilín han considerado favorables. El tribunal de alzada accedió a la petición de que Castillo compareciera ante el trío de jueces que resolverá la materia y, esta semana, el diario inglés Daily Mail reveló un audio en el que el actual defensor del León, de México, reconoce que nació en Colombia y, en lo principal para estos efectos, admite la adulteración de sus documentos y de su edad. El registro data de 2018. En la sede del fútbol chileno celebraron el acierto periodístico, pues lo consideraron clave para el proceso. Sin embargo, será el triunvirato compuesto por el estadounidense Neil Eggleston, el feroés Christian Andreasen y el qatarí Salman Al-Ansari el que deberá evaluar el peso de la prueba.

La verdad, pasé un momento duro, ya el problema viene de años, no es de ahora. Los medios internacionales creen que es desde ahora. Muchos replicaron, se hizo noticia y todo el mundo me atacaba. Me escribían y eso”, expresó Castillo, a Telemundo, a horas de la audiencia. “Llegó un momento en el que quise renunciar, llegaba a los estadios y me gritaban miles de cosas. Pero tuve bastante gente que me apoyó, que no haga caso. Más fue de gente en redes y en estadios. Hubo un momento en el que exploté y dije que no podía”, expresó. En mayo, explotó y salió llorando en un partido del Barcelona. “La mentira tiene vida corta y cobra una cuenta pesada en el futuro”, atacó Carlezzo esa vez.

Byron Castillo, en un duelo de Ecuador (Foto: AP)

¿Cuánto pesa el audio?

Para la defensa chilena, la aparición del audio es una carta de triunfo. “A confesión de partes, relevo de pruebas”, suele decirse en el ambiente jurídico ante el surgimiento de elementos de este tipo. Sin embargo, para el proceso en cuestión, el elemento publicado en Inglaterra no necesariamente resultará decisivo. Los jueces Eggleston, Andreasen y Al-Ansari deberán determinar varias cosas, partiendo por asignarle veracidad al testimonio, más allá de que haya sido publicado por un reconocible medio de comunicación. Según un especialista en este tipo de procedimientos, los cuestionamientos surgen casi en forma espontánea. “Es un audio que viene de hace cuatro años y del que no se sabe si realmente es el jugador. Hay que ver si tiene mucho valor probatorio. En principio, no cambia mucho las cosas”, explica, tomando distancia respecto del optimismo chileno. “Este tema tiene más de 4 años dando vueltas. Nada es nuevo para nosotros. Comprendo el sensacionalismo de los medios, pero más allá de ello solo esperamos las resoluciones”, le respondió a El Deportivo Carlos Manzur, vicepresidente de la federación ecuatoriana de fútbol, en relación al hallazgo.

¿Qué pasa si Castillo no comparece?

Desde que se supo que Castillo tendría que comparecer ante los jueces, una jugada clave según Carlezzo, porque considera que el futbolista sería incapaz de sostener una eventual mentira sometido a un escenario de extrema presión, en Ecuador le restaron importancia a la diligencia y pusieron en entredicho la participación del jugador. “Ojo. No es una citación. Una citación da inicio a un proceso. Se cita alguien a quien se le dice que se le ha abierto un proceso en su contra. Esta es una convocatoria a una audiencia. Al igual que la FEF o a la Federación chilena. No hay proceso disciplinario alguno instaurado contra el jugador. Él no está siendo juzgado”, advirtió el mismo Manzur, en otra declaración a El Deportivo.

A su turno, Andrés Holguín, abogado del jugador, fue categórico, en una entrevista con este medio. “Byron no comparecerá a la audiencia del 15 en la FIFA ni presencial ni telemáticamente”, afirma el representante legal del futbolista, quien además resaltó que el audio en cuestión había sido desestimado por los tribunales ordinarios ecuatorianos en el marco de las investigaciones por la misma materia. Ese elemento es clave, porque la FIFA no contradice sentencias propias de los países. Chile ya fue informado de que Castillo no asistirá a la audiencia.

“Para opinar, tendría que tener todos los elementos a la vista, pero en principio el abogado dijo que no va a ir y me parece lo más prudente. No gana nada. Qué va a ganar. Lo llaman como testigo para encararlo sobre su acta de nacimiento. El tema más de fondo es que se acusa de una falsificación, pero no de la federación, sino de la emisión de un ente gubernamental autónomo. La FIFA no tiene cómo meterse en el tema. Es un voladero de luces”, estima el abogado José Joaquín Laso, especialista en Derecho Deportivo. El jurista es, también, escéptico en relación a la utilidad de la gestión. “Me extrañaría mucho que resultara. Si la FIFA acoge el reclamo, implicaría que el registro civil ecuatoriano estaría amañando cosas. No es lo mismo que el registro deportivo”, apunta.

Sin embargo, quienes conocen a fondo la reglamentación de la FIFA advierten que la jugada ecuatoriana es arriesgada. “En principio, las partes están obligadas a cooperar. Si no comparece, a Castillo le pueden abrir un procedimiento disciplinario”, apuntan.

Eduardo Carlezzo, durante la conferencia en la que explicó los próximos pasos que dará Chile
Eduardo Carlezzo, durante la conferencia en la que expuso los argumentos iniciales de Chile (Foto: Agenciauno)

¿Qué busca Ecuador?

La ausencia de Castillo en la audiencia será, sin dudas, un elemento controvertido. En principio, porque desarticularía la principal estrategia de Carlezzo, en una solicitud que fue acogida por la FIFA. Y, en segundo término, porque puede, efectivamente, cambiar el foco de la indagatoria. El procedimiento disciplinario que, teóricamente, tendría que abrirse no involucraría sanciones a la federación, sino que solo al jugador.

En ese escenario, aunque solo se trata de una interpretación, es dable pensar que Ecuador opte por ‘sacrificar’ a Castillo, aunque esa eventual jugada puede generarle un grave perjuicio al jugador, quien puede verse expuesto a duras sanciones.

¿Y si Castillo confiesa?

Carlezzo ha insistido internamente respecto de la importancia de que Castillo fuera citado. En su lógica, el jugador no resistiría la avalancha de cuestionamientos que recibiría e, inevitablemente, se abrirían dos opciones: que caiga en contradicciones y que termine confesando. El último es, derechamente, el escenario más favorable para las pretensiones chilenas. “Si hay una confesión en juicio, cambia todo”, apuntan en el ambiente jurídico deportivo.

De cualquier forma, esa opción parece muy poco probable. Primero, por la negativa de Castillo a comparecer y, finalmente, porque, de confesar una infracción de esta magnitud, estaría hipotecando su futuro. “Terminaría su carrera”, sentencia un especialista. “En el mejor caso, al llevar a declarar al jugador, él va a negar”, estima.

¿Cuánto habrá que esperar?

El tiempo es un factor clave. El inicio del Mundial está programado para el 20 de noviembre, precisamente con el combinado que integra Castillo como protagonista, frente al anfitrión, Qatar. Ese plazo ya supone una urgencia. Sin embargo, hay otro elemento que, necesariamente, se tiene que considerar: se da por descontado que cualquiera de las federaciones que resulte perjudicada con el dictamen recurrirá al TAS, que también tendrá que resolver la disputa en un tiempo récord, al margen de que Ecuador ha amenazado con no acceder al procedimiento abreviado que acortaría los tiempos para una determinación.

La audiencia de este jueves tiene carácter resolutivo, aunque el dictamen no necesariamente se conocerá inmediatamente. Lo que si se da por descontado es que el fallo tardará poco tiempo. “Un par de días”, precisan los conocedores de los procedimientos. El reloj apremia. Con la diligencia en el TAS encima y el Mundial a la vuelta de la esquina, ya nadie tiene espacio para meditar demasiado.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.