Reclamos, ruidos y molestia en el Congreso por la estrategia de Boric de postergar ratificación del TPP11

La canciller Antonia Urrejola y el Presidente Gabriel Boric.

Con la decisión de aplazar la vigencia del acuerdo, La Moneda busca apaciguar los reparos que existen en el Frente Amplio y en el PC, que también intentarán dilatar la votación de este tratado, que comenzará a discutirse este miércoles en la sala del Senado. No obstante, el diseño del gobierno fue cuestionado por la oposición y algunos legisladores oficialistas.


Extrañeza, incluso molestia, generó en algunas bancadas parlamentarias la definición del Presidente Gabriel Boric de postergar la ratificación de Chile al TPP11 (Trans-Pacific Partnership o Asociación Transpacífico) a la espera de la negociación de las denominadas side letters, si es que el Congreso lo aprueba definitivamente.

Según el protocolo, una que vez que el Parlamento entregue su consentimiento, corresponde que el Presidente firme el acuerdo y proceda a su “depósito”, es decir, entregar el documento que formaliza la adhesión al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (nombre oficial del TPP11 o CPTPP) ante las instancias internacionales pertinentes. Para estos efectos, el TPP11 establece que Nueva Zelandia actúe como “depositario” de las adhesiones.

Sin embargo, según publicó La Tercera, dados los reparos que existen en el oficialismo y ante la inminente votación en el Senado, los representantes del Ejecutivo transmitieron este lunes en la reunión ampliada del comité político en La Moneda -en la que participan ministros y representantes de partidos oficialistas- que la estrategia del Mandatario será dilatar este trámite a la espera de que sean respondidas las cartas laterales (side letters), con las que el gobierno pretende generar mecanismos de solución de controversias a nivel bilateral.

El diseño fue confirmado por la ministra de la Segegob, Camila Vallejo: “Ha habido una estrategia considerada por parte de la Cancillería, que representa al conjunto del gobierno, para llegar a estas cartas bilaterales”, aseguró, agregando que “nos interesa, antes de hacer el depósito, que es un trámite previo a la publicación de la ratificación del acuerdo (…), para poder tener resueltas esas conversaciones y cartas bilaterales para hacer el trámite que es facultativo y exclusivo del Presidente”.

La titular del Interior, Carolina Tohá, por su parte, sostuvo que “vamos a darnos un tiempo para poner en vigencia el tratado”.

El aplazamiento de la adhesión al tratado se sumaría a las maniobras que pretenden realizar las bancadas del PC, el FREVS y el Frente Amplio, que -ante la inminente votación programada inicialmente por el Senado para este miércoles- pedirán una “segunda discusión”, facultad reglamentaria que obligaría a votar el TPP11 la próxima semana. Luego de ello, los mismos comités podrían pedir una “postergación” adicional, lo que aplazaría en un día más la votación. Por lo tanto, si el TPP11 se reagenda para el martes 6 de octubre, con esta última postergación podría votarse definitivamente el miércoles 7 o el martes 13, en el peor de los casos.

Adicionalmente, el PC, el FREVS y el Frente Amplio presentarán indicaciones para generar “reservas”, que de ser aprobadas incidirían en que la tramitación del TPP11 vuelva a la Cámara de Diputadas y Diputados.

En todo caso, independiente de lo que zanje el Senado, el anuncio de La Moneda de que postergaría la entrada en vigencia del tratado también buscaba apaciguar los ánimos del Frente Amplio y del PC. No obstante, aquella posibilidad terminó también generando ruido en otros grupos políticos, que ya cuentan con cerca de 30 votos para aprobar este acuerdo internacional.

“Me parecía un error (la postergación del TPP11), pues el gobierno estaría haciendo una afrenta a la soberanía parlamentaria. Si es aprobado por el Senado, al Presidente no le corresponde más que hacer el trámite necesario para adherir al tratado de manera definitiva”, dijo el subjefe de la bancada de diputados PS, Tomás de Rementería, quien integra la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara.

No me quiero imaginar que el Presidente le quiera faltar el respeto al Congreso. Espero que el Presidente le dé la tramitación que se merecen todos los proyectos de ley aprobados por el Congreso, este es un tratado que lleva un tiempo más que suficiente. Estamos viviendo una crisis económica, que si lo hubiésemos aprobado antes, los beneficios habrían ayudado a tener menos cesantía”, afirmó el jefe de diputados de Evópoli, Francisco Undurraga.

“Si el gobierno busca un mecanismo para retrasar el TPP11, una vez votado por el Senado, sería un intervencionismo a la voluntad de los parlamentarios“, comentó el diputado UDI Cristián Labbé, integrante de la Comisión de RR.EE.

Su par del Partido Liberal Alejandro Bernales indicó que “si en el Congreso se aprueba, debe firmarse lo antes posible. Sería un despropósito dilatar la entrada en vigencia del tratado”.

A juicio del jefe de senadores de la UDI, Iván Moreira, lo que está tramando La Moneda “son concesiones al Partido Comunista y al Frente Amplio, pero una vez aprobado el TPP11 no hay marcha atrás. Con o sin side letters (cartas laterales para generar mecanismos de solución de controversias) el tratado será una oportunidad para generar empleo, crecimiento y desarrollo en momentos en que nuestra economía está en crisis”.

“Tenemos un Presidente que se arrodilla a la izquierda radical que lo quiere reemplazar en la conducción de la política exterior. Seamos serios, Presidente Boric”, concluyó Moreira.

El senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, que al igual que Moreira integra la Comisión de RR.EE. del Senado, señaló que “el gobierno tiene que respetar la palabra empeñada. Comprometió que iba ayudar a despachar el TPP11, pero hemos visto un gobierno errático, que no entiende que hay que dar certezas en un escenario donde la inversión se fue al piso”.

El jefe de bancada del PS, José Miguel Insulza, dijo que el “depósito” del tratado “es un mero trámite administrativo”. Consultado si coincide en que su demora podría ser una afrenta al Congreso, respondió: “No creo, pero depende de cuánto se demore”.

En esa línea, Insulza, también miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores, añadió que “yo entiendo que el subsecretario de Relaciones Económicas (José Miguel Ahumada) iría a una reunión el 8 de octubre del TPP11 y ahí podría terminar de hacer sus gestiones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.