“Ustedes han cometido tantos y graves errores, que perdí la credibilidad en las personas”: La dura carta de la mamá de Tomás Bravo en la que critica a la Fiscalía

Estefanía Gutiérrez, mamá de Tomás Bravo.

En el documento de cinco páginas, Estefanía Gutiérrez cuestiona las pericias iniciales del Ministerio Público, sobre todo la solicitud realizada por éste ante el FBI, que se sabía que sería rechazada. La petición pretendía determinar si existe material genético de otra persona en las muestras encontradas. "Qué impotencia. Siento que esta diligencia fue una ilusión, la que terminó por ser una falsa esperanza y una pérdida de tiempo”, se lee en la misiva dirigida a la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena.


“Como madre de Tomás, deseo expresarle la urgente necesidad que tengo por saber lo sucedido con mi pequeño hijo”. Así comienza la carta enviada por Estefanía Gutiérrez, mamá de Tomás Bravo, a la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena. En el documento, al cual tuvo acceso La Tercera PM, la madre del niño que desapareció y posteriormente fue encontrado sin vida en 2021 en Caripilun explica la serie de errores que, a su juicio, se han cometido en la investigación.

Lo primero que aborda Gutiérrez en el documento es la solicitud del Ministerio Público al FBI para que esta institución realizara una prueba de ADN sobre una presunta muestra biológica degradada.

Desde el comienzo de la investigación, se han realizado una serie de pericias para encontrar material genético en el sitio del suceso. Sin embargo, todas estas resultaron negativas. Lo mismo ocurrió con las muestras biológicas encontradas en el cuerpo de Tomás, las cuales dieron negativo y las únicas que se pudieron encontrar fueron restos que tenían coincidencia con el mismo niño.

Uno de los querellantes, varios meses después, realizó otra pericia más sobre esto mismo, pero esta vez encargada a un perito investigador privado. En la pericia, el perito Carlos Gutiérrez Ayala, volvió a aplicar el análisis de fluorescencia sobre la prueba, el mismo análisis que meses antes dio negativo. Sin embargo, esta vez fue positivo.

Esta fue la prueba que se quiso que fuera periciada por el FBI, pero la policía estadounidense le respondió con una negativa al Ministerio Público chileno. Por estas muestras, el Servicio Médico Legal (SML) le había respondido a la Fiscalía que no se podía hacer levantamiento de ADN ya que la prueba no se podía amplificar y era indeterminable.

“Debo reconocer, que desde que se gestó sabía que sería rechazada, estaba advertida por mi abogado patrocinador y su equipo forense. Créame, y a pesar de conocer la respuesta, tenía esperanzas en que la diligencia hubiese sido aceptada y concretada, esto por tratarse de un análisis con resultado concluyente. Teniendo la respuesta, me doy cuenta que no había razón en gestionarla, de antemano es sabido que será rechazada”, se lee en la misiva.

La mamá de Tomás Bravo agrega: “La respuesta, fue un golpe a mi anhelo por lograr encontrar verdad y justicia para mi pequeño hijo, qué impotencia. Siento que esta diligencia fue una ilusión, la que terminó por ser una falsa esperanza y una pérdida de tiempo”.

Ante la negativa del FBI, fuentes de la investigación comentan que en una de las últimas audiencias, la Fiscalía habría señalado que insistirían con la petición, pero ahora con Scotland Yard, la policía de Londres.

Gutiérrez le solicita a Cartagena que “pueda decidir por una entidad internacional reconocida, que cuente con la capacidad real y los laboratorios adecuados para analizarlas. No queda margen para que sigan cometiendo errores en la investigación”.

Posibles muestras genéticas

Sobre esa evidencia, la mamá del niño señala en su carta que la misma fiscal reconoció que “estas siempre han existido y demoró siete meses en ser descubierta e informadas (...) En la misma audiencia, usted indica que el camino para gestionar el análisis a estas muestras empieza con fecha 9 de diciembre de 2021, mediante una gestión por usted realizada a CODIS del SML de Santiago”.

En esa línea, Estefanía Gutiérrez señala que “respecto a estas muestras, y para mí concluyentes, hubo un período pasivo desde septiembre de 2021 a diciembre de 2021. A más de un año y dos meses, recién hoy estas evidencias son consideradas importantes por usted, gracias al resultado efectivo de un análisis efectuado por la Unidad de Bioquímica y Criminalística del SML de Santiago”.

“Independiente de las demás pericias en curso, esta y por ser concluyente, es la única que considero valiosa e importante. De ser analizadas las muestras, y de obtenerse un anhelado resultado positivo, permitirá conocer el registro genético de quien me arruinó la vida, al arrebatarme todo y a quien más amaba en este mundo”, agrega.

Primeras diligencias

Considerando los cuestionamientos que esboza respecto a las pericias iniciales, la mamá de Tomás Bravo concluye que el “SML, Lacrim y Labocar no estuvieron a la altura para una pericia inicial, y básica en lo profesional”.

Respecto al resultado negativo inicial de estas muestras, Gutiérrez señala que espera que “la poca seriedad e incompetencia de Lacrim Central no pase la cuenta en la investigación, no fueron aporte y solo sumaron más tiempo al ya perdido”.

“De haberse ejecutado minuciosamente una primera pericia básica y ‘orientativa’, hoy estaría luchando por lograr justicia para mi pequeño hijo, y de ninguna manera estaría en búsqueda de una verdad. Comprenderá entonces, y estará usted de acuerdo en mi conclusión, que desde un primer momento se pudo haber tenido identificado al, o los autores del inmenso daño provocado, nunca ha sido un caso ‘complejo’”, agrega la mamá en la carta.

Luego añade: “Es tan concluyente el hallazgo de estas evidencias, y por el tiempo ya transcurrido, es que me sorprende hasta la posibilidad de que aún existan. Durante toda la investigación, ustedes han cometido tantos y graves errores, que perdí la credibilidad en las personas. Quiero ser optimista, creer que usted está a poco de encontrar la verdad que tanto necesito y anhelo, para mí es urgente”.

Cotizaciones

En la parte final de la misiva, Estefanía Gutiérrez asegura que, según averiguaciones confirmadas por su abogado, existe la posibilidad de encontrar heces en las muestras obtenidas. Es por eso, que el defensor habría solicitado financiamiento para realizar las pericias a esa muestra.

La madre de Tomás indica que en los documentos a los que ella tuvo acceso, se encuentran dos cotizaciones emitidas por “True Forensic Science” a la Fiscalía. Detalles que la mamá de Tomás considera “desconocido y muy cuestionable”.

“Aunque podría estar equivocada, ambas dan a entender que tienen relación con diligencias en curso, y destacadas por usted como importantes en la última audiencia. A mi parecer, y por la confianza depositada hacia una gestión desinteresada, es que no encuentro que esta práctica de negociación sea correcta en lo ético y profesional, menos aún, si mi hijo es objeto de ello”.

Ante eso, Gutiérrez asegura que, a su parecer, y según ha podido leer desde el sitio web de la Fiscalía “el SML es el organismo auxiliar y colaborador para este tipo de diligencias. Entonces, es ilógico que reciba cotizaciones particulares en el mes de noviembre de 2021, y sin antes usted haber diligenciado primero con el SML”.

“Le insisto, siendo usted la persona responsable de dirigir la investigación, le pido les otorgue la máxima seriedad que ameritan”, concluye.

Finalmente, la madre del niño desaparecido el 2021 le solicita a la fiscal encontrar al o los culpables de la muerte de su hijo: “Soy muy honesta en decirle, de ninguna manera me hará feliz el conocer la verdad, sé que con ella no regresará mi pequeño hijo”.

El imputado

A la fecha, el imputado y tío abuelo de la víctima, Jorge Escobar, se encuentra sin cautelares. Su defensa, en todo este tiempo, también ha criticado la labor del Ministerio Público. A juicio de ellos, la Fiscalía ha insistido en seleccionar la prueba que les conviene conforme se trate de pruebas periciales que le sirven para insistir en su teoría del caso: que hubo intervención de terceros.

Sin embargo, hasta ahora el informe tanatológico forense concluyó que no hubo intervención de terceros y que Tomás Bravo murió de hipotermia e inanición.

Fuentes de la indagatoria comentan que la defensa durante todas las audiencias ha insistido en que hasta la actualidad no existe ninguna prueba científica que muestre que en la muerte de Tomás Bravo hubo intervención de terceros y por lo tanto no existen pruebas científicas que vinculen a Jorge Escobar con algún grado de participación en el hecho.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos encontraron los restos que corresponderían a Ankhesenamun, esposa de Tutankamón, y su madre Nefertiti, la legendaria faraona que gobernó Egipto hace 5.500 años.