Crítica gastronómica de Don Tinto: Aligot, calidad a buen precio



Por Alvaro Peralta Sáinz, cronista gastronómico

Por lo general no acostumbro a pedir el menú de almuerzo que muchos restaurantes ponen en carta. ¿La razón? Siempre le sobra o falta algo a la combinación de alimentos que ofrecen y -la mayoría de las veces- tratar de hacer algún cambio termina siendo una verdadera lucha ideológica con el garzón. Sin embargo, considerando que el “menú express” ($15.000) de este restaurante -algo así como el primo menor del Baco de Providencia- es uno de los atractivos del lugar, me fui por la combinación de una ensalada de lechuga con nueces más un magret de canard (pechuga de pato) acompañado de lo que le da el nombre a este comedor, el aligot (puré de papas mezclado con queso). Todo eso, más un café espresso. Otras opciones disponibles eran salmón sellado, boeuf bourguignon y coté de cerdo. Para acompañar también había tagliatelle, arroz y gratín de zapallo.

Mientras esperaba la comida bebiendo el agua filtrada que se pone -sin cargo- en las mesas, revisé la oferta de vinos por copa disponible. Se ofrecía la copa Aligot ($4.000) pero la cepa que tenían ese día no me entusiasmó, por lo que terminé pidiendo una copa de Cinsault Imaginador de Pedro Parra ($5.500) que llegó casi al instante, lo mismo que la ensalada de lechuga y nueces más una panera con varios trozos de una excelente baguette (una lástima que no pongan mantequilla en la mesa). Aderezada con un suave aliño en base a queso, la ensalada estaba muy buena así que la reservé para esperar el plato de fondo, el que -como no había terminado mi ensalada- debí solicitar. Hasta que llegó todo. Un magret preparado y servido como debe ser. Es decir, dorado en su exterior y crudo -pero tibio- al centro y cortado en finas lonjas; solamente acompañado por un poco de sal gruesa en el plato. Absolutamente nada que decir, solo disfrutar de esa perfección. ¿Y el aligot? “Goloso”, como le gusta decir a algunos cronistas. El puré y el queso muy bien ligados y con el punto justo de aliño. Resultó ideal para intercalar con los bocados de pato y también para mezclar ambas cosas. Al final, una combinación riquísima y contundente. Por lo mismo, el espresso para cerrar venía más que bien.

La verdad es que da gusto encontrar una oferta como la de Aligot, donde por un precio acotado se puede comer a un muy buen nivel. Más aún en la zona en que está ubicado, donde a lo largo de la última década la oferta gastronómica en general a tendido a bajar de nivel. Ojo que también se puede pedir a la carta, pero eso ya ameritaría una nueva columna.

CONSUMO TOTAL

$20.500 (este local no acepta propinas).

DIRECCIÓN

Isidora Goyenechea 2890, teléfono 413248475, Las Condes.

HORARIO

Lunes y martes 12:30 a 22 hrs. Miércoles a viernes 12:30 a 22:30. Sábado 12:30 a 22 hrs.

ESTACIONAMIENTO

Subterráneo (pagado) en Isidora Goyenechea.

PÚBLICO

Apto para todas las edades.

EVALUACIÓN

✮✮✮✮

Calificaciones:

✮✮✮✮✮ Sobresaliente / ✮✮✮✮ Excelente / ✮✮✮ Satisfactorio / ✮✮ Mucho que mejorar / ✮ Para no volver

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.