Klara Andersson, la joven que vivió un cuento de hadas en la Extreme E

La pilota reserva de la competencia asumió junto a Nasser Al-Attiyah y se quedaron con el tercer lugar, el primer podio del año para el ABT Cupra XE. Además, se quedó con el premio "Moment in Time".




El campamento de la Extreme E en las cercanías de la Minera Centinela, en pleno desierto de Atacama, parecía sacado de alguna película de ciencia ficción ambientada en el planeta Marte. Cientos de kilómetros de tierra y arena se rompían con un circuito de 3,9 kilómetros y una decena de carpas de estilo militar que aislaban del viento y la arena que a ratos arreciaba en el lugar.

El debut de la Extreme E en Chile, en la penúltima fecha de la segunda temporada, había arrancado con éxito. Los Odissey 21, los todoterrenos eléctricos, uno a uno saltaban a la pista a probar el terreno durante el primer día de entrenamiento y provocaban la euforia de los escasos y afortunados asistentes, especialmente cuando se atrevían con los peligrosos saltos.

Todo marchaba a la perfección, hasta que fue el turno del ABT Cupra XE. El equipo compuesto por el binomio de Nasser Al-Attiyah y Jutta Kleinschmidt llegó a la Región de Antofagasta a disputar el Copper X Prix con el objetivo de mejorar el rendimiento de las primeras fechas y así escapar de la última posición en la tabla.

Las primeras vueltas con el SUV eléctrico iban mejor de lo esperado, de hecho, la pilota alemana había marcado un gran ritmo en los segundos entrenamientos libres, registrando récord en el primer sector, el que se mantuvo durante gran parte de la sesión.

Sin embargo, la ex campeona del Dakar no logró mantener el control de su vehículo y en un salto la elevación fue demasiado pronunciada, lo que derivó en un aterrizaje directamente con la trompa del vehículo, impacto que le dañó la espalda a Kleinschmidt, obligándola a detenerse.

La alemana, aunque podía caminar, tenía fuertes dolores en la espalda, por lo que fue trasladada de inmediato en helicóptero al Hospital de Calama, para descartar cualquier inconveniente mayor.

La incertidumbre en el equipo ABT Cupra XE comenzó a aflorar. No se sabía si Jutta regresaría, y si no lo hacía, quién sería su reemplazante.

Hasta que se confirmó cerca de las 21.00 horas que la alemana debería pasar la noche en observación, descartándose su participación al día siguiente en la ronda de clasificación.

Había llegado el momento de que se cumpliera el reglamente. Y este dice que un piloto/a será reemplazado por un reserva que está en la organización.

@rayosmedia

Entonces entró en escena el nombre de Klara Andersson, la piloto reserva de Extreme E. La joven sueca de apenas 22 años había llegado a Chile tras subirse al podio en la carrera de Portugal del Campeonato del Mundo FIA de Rallycross, pero sin experiencia en la carrera eléctrica.

El ABT CUPRA XE acogió de inmediato a su nueva integrante y rápidamente se pusieron a trabajar para ayudar a Andersson a adaptarse al Tavascan XE, situación que se vio favorecida por la buena relación que estableció de inmediato con su compañero de equipo, el catarí Nasser Al-Attiyah.

Un cuento de hadas

Al caminar por el campamento de Extreme E nos encontrábamos con los pilotos deambulando por el lugar. Carlos Sainz, Sebastién Loeb, Tanner Foust, Laia Sanz, Cristina Gutiérrez caminaban sin problemas, concentrados en lo que pronto se vendría.

Klara Andersson también caminaba con tranquilidad entre los asistentes. Se le veía cómoda, feliz, sin eludir saludos ni fotografías y tampoco dándole descanso a su sonrisa. También se le veía algo ansiosa, pero su joven rostro lo disimulaba bien. Era como si estuviese en su natal Löberöd, un pequeño pueblo del centro de Suecia, claro que con un clima que no conocía, pero que le maravilla.

“Nunca he estado en Chile antes, es hermoso. El lugar es muy bueno, ya estar aquí afuera en el desierto, viendo todo, y viviendo la experiencia de los desafíos que la gente vive aquí. Es muy diferente de Suecia, y es mi primera vez fuera de Europa”, nos dice cuando se detiene a conversar con un grupo de prensa frente a la carpa del ABT Cupra XE.

¿Cómo empieza tu acercamiento al motorsport?

Cuando era más joven hice karting por seis años. Este año me pasé al Rally World Championship y esta temporada va bien hasta el momento, tuve mi primer podio el fin de semana pasado en Portugal, así que estoy buscando buenas vibras aquí y continuar en el mismo camino.

La Extreme E es la primera competencia con equidad de género, ¿cómo ves esa situación?

Creo que es súper bueno, tenemos un hombre y una mujer trabajando juntos, siendo los más rápidos posibles y mostrando que no importa si es un hombre o una mujer. Si tienen ritmo pueden pelear allá afuera, creo que es súper bueno todo el concepto de la Extreme E.

Te toca debutar sin haber probado el auto. ¿Qué hablas con Nasser Al-Attiyah para interiorizarte de lo que encontrarás en la pista?

Saber más sobre cómo el auto funciona, por ejemplo cuando te acercas a los baches y a diferentes esquinas tienes que saber cuánto puedes empujar para que ande como quieres. Y ser rápida y básicamente cuánto puede aguantar el auto, así que estoy feliz con él.

De lo poco que has visto del circuito, ¿qué te parece?

Sí, es muy bueno, me recuerda al rallycross, hartas curvas cerradas o con alta velocidad donde puedes sobrepasar, lo que es muy cool. Así que trataré de usar mi experiencia en el rallycross mañana en la semifinal.

Al día siguiente Klara Andersson regresó al circuito y manejó por primera vez el Cupra Tavascan XE. Y fue mejor de lo que quizás soñó la noche anterior, puesto que su equipo, por primera vez este año, clasificó directamente a la final, sin necesidad de participar en la “Crazy Race”.

Tras una actuación de Andersson que sorprendió a todos los espectadores, el todoterreno con el emblema de la marca española se instaló en la semifinal 2. “Estoy feliz con este primer día. Salí con la tranquilidad de que teníamos el paso a semifinal asegurado, por lo que como equipo decidimos cuidar el auto y no arriesgar. Pero mañana saldremos decididos a buscar la victoria”.

La final del domingo fue una nueva jornada alta en emociones. En una batalla muy ruda, con fuertes impactos entre los vehículos, el ABT Cupra XE terminó subiéndose al podio por primera vez en el año, al finalizar en la tercera posición, tras el Acciona XE de Carlos Sainz y Laia Sanz y del binomio ganador en Chile, conformado por Sebastién Loeb y Cristina Gutiérrez (equipo X44).

La presencia en el podio, el festejo con el equipo, los abrazos con Al-Attiyah completaron un estreno de ensueño para una de las figuras más destacadas en el desierto de Atacama.

“La final del Copper X Prix fue muy emocionante e intensa. Nasser hizo un gran comienzo y, tras el cambio de piloto, pude salir en cuarto lugar. A pesar de algunos problemas de visibilidad, creo que el fin de semana ha sido muy positivo en general. Estoy feliz de que Cupra haya terminado en el podio, ha sido increíble”, comentó la joven pilota.

Pero la enorme actuación de Andersson no solo le permitió alcanzar el podio, sino que además fue la ganadora del premio “Moment in Time” que entrega Zenith, el cronógrafo oficial socio fundador de la Extreme E, al mejor rendimiento de la fecha.

El galardón se le entrega al piloto/a que los usuarios de redes sociales votaron para destacar.

Al recoger el premio, Klara Andersson dijo que “el fin de semana en Chile ha sido como un pequeño cuento de hadas del automovilismo para mí, desde la primera llamada telefónica el viernes hasta el podio el domingo. Recibir el premio ‘Moment in Time’ de Zenith me enorgullece mucho y es la guinda del pastel, y mi compañero de equipo Nasser [Al-Attiyah] lo presentó de una manera muy encantadora. Me gustaría agradecer a todos los fanáticos y medios por su gran apoyo durante el último fin de semana”.

Fue el cierre perfecto para un fin de semana que le abrió una puerta a una aventura inesperada, la misma que seguramente le permitirá estar en el radar de otros equipos y, quién sabe, dejar el puesto de piloto reserva.

¿Te han llamado de otros equipos? Le consultaron tras la competencia. “No he hablado con nadie, pero todavía no reviso mi teléfono”, contestó con la misma sonrisa del primer día Klara Andersson, la sueca que por primera vez salía de Europa y que ahora regresa con trofeos en sus manos.

Sigue también en MTOnline

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.