Nueva etapa: El repliegue del gobierno frente al plebiscito y el paso adelante de los partidos oficialistas

Chile's President Gabriel Boric and Interior Minister Izkia Siches watch as Minister Secretary General of the Presidency Giorgio Jackson signs the decree to convene a national referendum on September 4, where citizens will approve or reject a new constitution, in Santiago, Chile July 4, 2022. REUTERS/Pablo Sanhueza

Con la Convención Constitucional disuelta, el gobierno ya ha dado muestras de su distanciamiento sobre el resultado del plebiscito de septiembre. El mismo Mandatario llamó a no hacer de esa consulta "una evaluación del gobierno", y desde la Secom se recomendó a los ministros que si se pronunciaran por Twitter sobre el tema, enfatizaran en aspectos informativos del proceso y no en su opción personal.




“Esta Constitución, este proyecto de Constitución y el plebiscito que se desarrollará el 4 de septiembre no es ni debe ser un juicio al gobierno. Es el debate sobre el futuro y el destino de Chile para las próximas cuatro o cinco décadas”.

Las palabras del Presidente Gabriel Boric en el acto de cierre de la Convención Constitucional la mañana del lunes consolidaron el giro del gobierno que se viene evidenciando desde hace varios hace días, cuando el Mandatario se refirió en su gira por Arica al proceso constituyente: desmarcar el destino del gobierno del futuro del Apruebo, en medio de encuestas que -tanto en los sondeos de opinión públicos, como los documentos que maneja internamente el gobierno- muestran una ventaja que roza los 20 puntos favorables al Rechazo.

El repliegue del Ejecutivo busca alejar la idea de que el referéndum de septiembre sea un test respecto de la actuación del gobierno en su primer año, además de dejar atrás dichos como el del ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, quien antes de que el gobierno asumiera -en febrero- declaró que “la Constitución que se termine de redactar y se plebiscite será un momento determinante para el gobierno. No porque el gobierno pueda seguir o no, sino porque buena parte de las reformas que planteamos tienen como principal obstáculo la actual Constitución. El tener una nueva Constitución es una condición sine qua non para llevar a cabo estas agendas”.

Pese a que en el análisis de otros procesos plebiscitarios internacionales -como el Acuerdo de Paz en Colombia, o el Brexit- en el oficialismo concluyen que es difícil separar a esta altura el rumbo del gobierno y su aprobación, las señales en esa dirección han sido claras y el Ejecutivo ha ido dando muestras “sutiles” de aquello.

Según fuentes de gobierno, desde la Secretaría de Comunicaciones (Secom) -y a propósito de la ceremonia de entrega de la propuesta de nuevo texto al Presidente Boric-, se recomendó a los ministros que si se pronunciaran por Twitter, lo hicieran poniendo énfasis en que tras el fin de la Convención Constitucional se iniciaba un proceso informativo, sin que estas salidas por redes sociales tuvieran “matices” a la opción Apruebo.

La renovada prescindencia del gobierno no implica un desinterés por el triunfo del Apruebo. En el Ejecutivo han sido insistentes con el rol que deben tomar los partidos en la campaña, independientemente de que las colectividades del Socialismo Democrático -como el PPD y el PL- estén por un Apruebo, pero con el “apellido” para reformar.

En distintas reuniones de comité político, tanto la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, como el ministro Jackson, han solicitado a las colectividades oficialistas mayor celeridad en la coordinación de cara al plebiscito.

Por ahora -y aunque la idea de una franja común fue desechada-, ya hay acuerdo para despliegue territorial conjunto y para los apoderados en el día de la elección. Se espera que este miércoles -y aunque aún no están cerradas las características del hito- el bloque del Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad realicen un acto comunicacional en conjunto, dando el “vamos” al inicio de la campaña.

Quien marcó una mirada más “crítica” respecto del rol del gobierno es la timonel del FRVS, Flavia Torrealba, quien -según presentes- hacia el final de la cita de este lunes pidió mayor protagonismo del Presidente frente al proceso de septiembre, y remarcó “la importancia de grandes anuncios” desde el Ejecutivo como un impulso a la opción por una nueva Constitución.

Como sea, y en línea con la campaña informativa del gobierno, se distribuyó en el WhatsApp del comité político ampliado un documento elaborado por la Secom -al que tuvo acceso La Tercera- donde se detallan las 10 fake news más difundidas asociadas al borrador. Que la nueva Constitución permita el aborto hasta los 9 meses, o que la plurinacionalidad acaba con el Estado chileno, “porque lo fragmenta en diversas naciones”, son algunas de las interpretaciones que el gobierno llama a sus colectividades a desmentir durante la campaña.

“A pesar de que exista la ‘denuncia social’ respecto a la difusión de hechos no verídicos, esta información falsa continúa circulando en redes sociales a partir de audiencias específicas cohesionadas”, dice la minuta.

¿Plan B?

Desde el oficialismo señalan que el Mandatario ha transmitido su preocupación ante la posibilidad de que se imponga el Rechazo, pero también ha manifestado que aún es posible “dar vuelta” el escenario.

Hasta ahora, por lo mismo, Boric no se ha abierto formalmente a sostener negociaciones previas al referéndum entre los distintos sectores políticos para evaluar alternativas en caso de que el Apruebo fracase. Su determinación, sin embargo, contrasta con la ansiedad que se ha instalado en sectores del oficialismo para avanzar en dichas conversaciones.

De hecho, la timonel del PPD, Natalia Piergentili, señaló esta mañana que “nosotros tenemos la obligación de trabajar por lo que creemos, que es el Apruebo. Nosotros le hemos puesto un apellido (...). Dicho eso, creo que es labor del gobierno ponerse en todos los escenarios posibles. No lo veo como algo que no se pueda conversar”.

Así, en la cita con los poderes del Estado en los que les entregó a mediodía el texto de la propuesta constitucional, según presentes, el Mandatario valoró el cierre del proceso y llamó a todos a cuidar el debate y enfrentar el proceso con altura de miras.

De todas formas, el Ejecutivo decidió hacer un movimiento que en sectores del oficialismo fue calificado como “arriesgado”, tras el llamado a no vincular su gobierno con el plebiscito. Durante la tarde de ayer el Mandatario grabó una cadena nacional de 10 minutos de duración en que da cuenta del hito del cierre del proceso. Según quienes conocieron anticipadamente de su contenido, el mensaje apuntaría a reforzar lo dicho por el jefe de Estado en la Convención Constitucional y llamar a un debate sin falsedades, con altura de miras y con diálogo.

En esa misma línea, en la reunión con los partidos se transmitió que una de las ideas de la campaña de “Voto Informado” es disponer a lo largo del país, en distintos lugares públicos, de códigos QR que redirijan al texto completo propuesto por la Convención Constitucional, remarcando la idea de informar a través del texto y no de interpretaciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.