Elon Musk ofrece comprar Twitter: mercado ve apuesta por el potencial crecimiento de la red social

FILE PHOTO: SpaceX founder and chief engineer Elon Musk reacts during a post-launch news conference to discuss the SpaceX Crew Dragon astronaut capsule in-flight abort test at the Kennedy Space Center in Cape Canaveral, Florida, U.S. January 19, 2020. REUTERS/Joe Skipper/File Photo

Tras este anuncio del presidente de Tesla, la acción de Twitter se disparó un 11,34% a US$51,05 en los intercambios electrónicos que preceden la apertura de Wall Street. Sin embargo, al cierre el papel perdió 1,68%.




Por sorpresa tomó al mercado la noticia dada durante la madrugada de EE.UU.. Elon Musk, presidente de Tesla Motors y controlador de SpaceX, quien había adquirido ya el 9,2% de la propiedad de Twitter, propuso comprar la totalidad de la red social y retirar a la empresa de Wall Street.

En un documento presentado ante la SEC, regulador de mercados de EE.UU., Musk precisó que se trata de “su mejor oferta y de su última oferta”, y amenaza, en caso de rechazo, con “reexaminar su posición de accionista” en el seno de la red social.

La oferta de Musk consiste en una OPA a un precio de US$54,20 por acción, lo que implica valorizar la compañía en US$43 mil millones, esto es US$6.685 millones más que su capitalización bursátil al cierre del miércoles.

“Propongo comprar 100% de Twitter al precio de US$54,20 en efectivo, es decir una prima de 54% respecto a la víspera del inicio de mi inversión en Twitter y del 38% respecto a la víspera del anuncio público de mi inversión”, detalló Elon Musk.

Tras este anuncio, la acción de Twitter se disparó un 11,34% a US$51,05 en los intercambios electrónicos que preceden la apertura de Wall Street. Sin embargo, al cierre de la jornada el papel cayó 1,68%, por lo que el mercado no creería posible que se concrete la OPA.

A pesar del premio ofrecido, Musk aún no ha convencido a la propia compañía. Según Bloomberg, el directorio de Twitter estaría considerando adoptar una medida que la protegería de ofertas de adquisición hostiles, lo que podría ser anunciado en estos días.

En este contexto, el propio CEO de Tesla dijo en Twitter que no está seguro que logré concretar la compra: “No estoy seguro de que realmente pueda adquirirlo”, sostuvo el multimillonario.

De hecho, a través de la misma red social, el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, que posee el 5% de la firma, rechazó la oferta de Musk.

Los planes

¿Pero cuáles son los planes del empresario respecto de la red social? Fernando Hales, research de DVA Capital, señala que “con la compra, la idea de Musk sería convertirla en una compañía privada. La gran pregunta es si es que una compañía privada de la mano de Elon Musk va a ser efectivamente más o menos ‘libre’, o si solo será libre bajo los intereses del multimillonario”.

Desde Fintual comentan que “esta sin duda es una apuesta por el potencial crecimiento que puede tener la empresa, más que por sus cualidades actuales. Recordemos que Twitter tiene una base de usuarios activos bastante inferior que las principales redes sociales. Facebook tiene casi 3.000 millones de usuarios, Youtube 2.500 millones e Instagram 1.500 millones, mientras que Twitter tan sólo 400 millones. Además, la acción transa en múltiplos de valorización levemente más caros que las clásicas compañías tecnológicas comparables”.

Francisco Errandonea, socio fundador de SoyFocus, plantea que si bien no se conocen detalles de los planes de Musk, “él ha sido crítico con la empresa y probablemente hará frente al crecimiento que han mostrado otras redes sociales. El ha sido muy enfático en temas de censura y puede que muchos de los cambios que quiera hacer vayan en esa dirección”.

“Por otro lado, vemos que las acciones de Tesla (compañía ícono de Musk), bajaron más de 3% debido a la forma en que se pagaría la hipotética transacción. Lógicamente, para poder pagar esa cantidad de dinero en efectivo, probablemente el multimillonario tendría que salir a vender parte de sus acciones de Tesla. Esto, además, mostraría un sobreinterés por Twitter en desmedro de la compañía de autos eléctricos”, dice Hales.

En Fintual explican que, “por otro lado, Jack Dorsey, el fundador, renunció como CEO en noviembre pasado y asumió en su lugar Parag Agrawal, alguien con perfil técnico y que era ingeniero de software en Twitter. Por lo que se lee en la carta de intenciones de Musk, se infiere que no cree en el equipo de managers actual y que, al hacerla privada y tener el control del 100%, podría nominar a las personas que considere más aptas y capacitadas para manejar la empresa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.