Nasa descubre el cráter de un cohete que se estrelló en la Luna y que nadie sabe de dónde vino

Imagen animada que muestra el antes y del después del misterioso impacto. Crédito: Nasa

Como nadie ha reclamado la propiedad del cohete, algunos usuarios en redes sociales han especulado sobre su verdadero origen. Pero algunos científicos tienen sospechosos.




Los astrónomos descubrieron el cuerpo de un cohete que se dirigía hacia una colisión lunar a fines del año pasado. El impacto ocurrió el 4 de marzo, y el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO, su sigla en inglés) de la Nasa detectó más tarde el cráter resultante. Sorprendentemente, el cráter es en realidad dos cráteres, un cráter oriental (de 18 metros de diámetro, aproximadamente) superpuesto a un cráter occidental (de 16 metros de diámetro).

El cuerpo de un cohete impactó contra la Luna el 4 de marzo de 2022, cerca del cráter Hertzsprung, creando un cráter doble de aproximadamente 28 metros de ancho en su dimensión más larga.. Foto: Nasa

En un comunicado, la Nasa explicó que el doble cráter fue inesperado y puede indicar que el cuerpo del cohete tenía grandes masas en cada extremo. Por lo general, un cohete gastado tiene una masa concentrada en el extremo del motor; el resto de la etapa del cohete consiste principalmente en un tanque de combustible vacío. Dado que el origen del cuerpo del cohete sigue siendo incierto, la doble naturaleza del cráter puede indicar su identidad.

El cráter se formó (5.226 grados norte, 234.486 grados este, 1.863 metros de elevación) en un área compleja donde el impacto de la eyección del evento de la cuenca Orientale se superpone al borde noreste degradado de la cuenca Hertzsprung (536 kilómetros de diámetro). El nuevo cráter no es visible en esta vista, pero su ubicación está indicada por la flecha blanca. Foto: Nasa

Ningún otro impacto de cuerpo de cohete en la Luna creó cráteres dobles. Los cuatro cráteres del Apolo SIV-B tenían un contorno algo irregular (Apolos 13, 14, 15, 17) y eran sustancialmente más grandes (más de 35 metros) que cada uno de los cráteres dobles. El ancho máximo (29 metros) del cráter doble del misterioso cuerpo del cohete estaba cerca del de los S-IVB.

Estas cuatro imágenes muestran cráteres formados por impactos de las etapas del Apolo SIV-B: los diámetros de los cráteres varían de 35 a 40 metros en la dimensión más larga. Foto: Nasa

Según el diario Sydney Morning Herald, este desconocimiento ha generado muchas teorías sobre su origen: algunos piensan que vino de SpaceX, mientras que otros plantean la creencia de que el cohete es un Chang’e 5-T1 de la misión lunar china de 2014.

“Estoy 99,9 por ciento seguro de que es el 5-T1 de China”, dijo a la BBC Bill Gray, un astrónomo que creó un software que rastrea objetos espaciales.

Muchos usuarios respondieron a la publicación de Twitter de la Nasa sobre el misterioso accidente del cohete presentando algunas teorías, que incluían un objeto de origen extraterrestre.

El regreso a la Luna

LRO es administrado por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, para la Dirección de Misión Científica en la sede de la Nasa en Washington. Lanzado el 18 de junio de 2009, LRO ha recopilado un tesoro de datos con sus siete poderosos instrumentos, lo que hace una contribución invaluable a nuestro conocimiento sobre la Luna.

La Nasa regresa a la Luna con socios comerciales e internacionales para expandir la presencia humana en el espacio y traer nuevos conocimientos y oportunidades.

Imagen de resolución completa (píxeles de 100 cm) centrada en el nuevo cráter doble del impacto del cuerpo del cohete. Foto: Nasa

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.