“Los 80 significan problemas”: el himno de Depeche Mode que irrumpió en The Last of Us

The Last of Us y la dupla sobreviviente de la banda, Dave Gahan y Martin Gore.

Pieza clave del cancionero de la banda británica y un imprescindible en sus conciertos, Never Let Me Down Again (1987) acompañó una escena del primer episodio de la serie de HBO protagonizada por Pedro Pascal. La composición creada por Martin Gore volverá a aparecer en la adaptación del videojuego, aunque “en un contexto muy diferente”, adelantó Craig Mazin, cocreador de la ficción.



Con una extensión de casi hora y media, el capítulo de estreno de The last of us marcó una convincente introducción en el escenario posapocalíptico de la adaptación del videojuego homónimo. Un debut (ya disponible en HBO Max) a la altura de las expectativas del mundo gamer y el público en general.

Ambientada en 2023 en Boston, la producción presenta a Joel (Pedro Pascal) como un contrabandista con un pasado tormentoso y un eje moral difuso, y luego a Ellie (Belle Ramsey), una adolescente que ha estado cautiva por un grupo de rebeldes que desafían a quienes gobiernan la zona en cuarentena (spoilers a continuación).

Antes, durante la primera mitad del episodio, se presenta la vida de Joel junto a su hija (Nico Parker) y hermano (Gabriel Luna) en Austin, Texas, en 2003. Acorde a esa línea temporal, en la serie suenan Tomorrow (2002), de Avril Lavigne, y White flag (2003), de Dido, preámbulo perfecto a la tragedia que se avecina para el mundo y los protagonistas.

¿Qué música se escucha en la distopía que imagina la ficción 20 años más tarde? Al menos en la primera entrega de The last of us, esa respuesta no se contesta. Sin embargo, hacia el final del capítulo el aspecto musical cobra notable relevancia.

Una vez que su destino ya se ha cruzado con el de Joel, Ellie encuentra un ejemplar del libro The Billboard Book Of Number One Hits (2003), de Fred Bronson, en el que están anotados códigos con los que él se comunica con sobrevivientes a través de radio.

Como concluye rápidamente, una canción de los años 60 significa que no hay productos por recoger, una de los 70 implica que hay algo nuevo, y una de los 80 alerta que hay problemas. Eso último lo descubre por la reacción de su protector cuando le cuenta que, mientras dormía, se reprodujo Wake me up before you go-go (1984), de Wham!

Acompañados por Tess (Anna Torv), abandonan el edificio para intentar huir de la zona encuarentenada y dirigirse hacia el punto acordado para entregar a Ellie y obtener su pago. Ya no se encuentran en el inmueble cuando por radio suena otro tema que simboliza peligro: Never let me down again, el himno de 1987 de Depeche Mode.

“Estoy dando un paseo con mi mejor amigo/ Espero que nunca me vuelva a decepcionar/ Él sabe adónde me lleva/ Al llevarme a donde quiero estar”, canta Dave Gahan mientras se muestra una tormenta sobre la ciudad y comienza la cortina de créditos.

¿Qué tiene que ver una canción sobre la adicción con la historia de un mundo posapocalíptico? Craig Mazin, cocreador de la adaptación, entregó las claves en el primer episodio del podcast oficial de la serie.

“Hay una gran tradición de música de los 80 en The last of us y en The last of us parte II, y los 80 significan problemas. Me encanta esa línea, porque una de las cosas que Neil (Druckmann) ha hecho tan maravillosamente en Naughty Dog es lastimarte con las cosas que amas y tomar cosas que son brillantes, hermosas, alegres y optimistas, y darles este trasfondo oscuro”, explicó el guionista.

Según detalló, su búsqueda se acotó a encontrar una composición que “al menos inicialmente se sintiera como una canción de los 80 con un ritmo acelerado pero que líricamente tuviera oscuridad”. Compuesto en solitario por Martin Gore, el track de inicio del fundamental Music for the masses (1987), un imprescindible en sus conciertos, calzó a la perfección con ese concepto.

Junto con asegurar que el hit de los británicos volverá a sonar más adelante en la historia –”de una manera muy diferente y en un contexto muy diferente”–, Mazin ahondó en las pistas que entrega su inclusión en torno al viaje que les espera a Joel y Ellie.

“Es una canción sobre adicción. Bueno, Ellie está a punto de dar un paseo con su mejor amigo, y Joel es un hombre peligroso. Y Joel está a punto de dar un paseo con su mejor amiga, y ella es una niña peligrosa, aunque él aún no lo sabe”, señaló. “Se van a decepcionar el uno al otro, luego no lo harán, y luego lo sí y luego no. Eso, pensé, era una forma muy interesante de entrar”, concluyó.

El segundo capítulo de The last of us debutará este domingo 22 a las 23 horas en HBO y HBO Max.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.