Las apuestas fallidas de Quinteros que hoy le pasan la cuenta a Colo Colo

Solari, Gil y Amor han estado lejos de su nivel mostrado en 2021. FOTOS: Agencia Uno.

Solari, Gil y Amor han estado lejos de su nivel mostrado en 2021. FOTOS: Agencia Uno.

Jugadores que fueron renovados por expresa petición del DT han exhibido un bajón futbolístico que se contagia en un Cacique que no logra despegar en el Torneo Nacional. Leonardo Gil, Emiliano Amor, y Pablo Solari, quienes fueron de los puntos altos la temporada pasada, hoy son blanco de críticas.



Nadie se imaginaba un inicio tan opaco para Colo Colo en la edición 2022 del Torneo Nacional. El cuadro albo ha ganado apenas uno de los cuatro primeros partidos que ha disputado en la competencia. Un registro impensado, considerando el gran 2021 del Cacique y la reciente obtención de la Supercopa, ante la Universidad Católica. Y, además, que Blanco y Negro consiguió mantener a figuras que fueron clave la temporada pasada, como Leonardo Gil, Emiliano Amor y Pablo Solari.

El arranque de los albos prometía. El trofeo conseguido frente a los cruzados parecía entregar pistas de lo que posiblemente se iba a ver cada vez que el cuadro de Macul saliera a la cancha. Daba la impresión de que aquello se confirmaba en la primera fecha, cuando los dirigidos por Gustavo Quinteros vencieron sobre el final por 2-0 a Everton, en el estadio Monumental.

Desde entonces, las cosas han ido de mal en peor para el Popular. En la Cuarta Región, los pupilos del argentino-boliviano igualaron 1-1 ante Deportes La Serena, mismo resultado que lograron la fecha siguiente, frente a Audax Italiano. La gota que rebalsó el balso se dio en Talcahuano, ciudad en la que Huachipato le propinó su primera derrota al conjunto de Pedrero.

El rostro de Quinteros luego de la caída ante los acereros lo decía todo. Desazón pura tanto para el DT como para sus jugadores. Un golpe muy fuerte para las aspiraciones del Cacique, que marcha en el octavo puesto de la tabla de posiciones, con solo cinco unidades.

El técnico albo se mostró preocupado por el nivel de sus pupilos en los últimos partidos. “Nosotros tenemos que mejorar. Volvimos a fallar hoy un penal. No tuvimos claridad ni precisión en el último centro. No encontramos el pase ni la claridad para poder definir las jugadas de ataque. Proponemos, vamos en busca del resultado, pero nos falta esa claridad. Tenemos que levantar y buscar variantes. Tenemos que mejorar y darle confianza a los jugadores que están en un bajón futbolístico”, declaró, tras el duelo ante los sureños.

Figuras en baja

El bajón futbolístico de Colo Colo ha generado sorpresa. Principalmente, porque los protagonistas que conforman el plantel son los mismos que la temporada anterior. De hecho, los futbolistas que el DT le pidió renovar a la dirigencia, finalmente, se mantuvieron, tales como los ya mencionados Gil, Amor y Solari, quienes, pese a ser de los favoritos del estratega, han estado lejos de cumplir con las expectativas.

En el caso del Colorado, quien fue de los puntos más altos del equipo la temporada pasada, siendo uno de los pilares en la zona de volantes, ha tenido un desempeño muy lejano al que mostró en 2021. Incluso, ha desperdiciado chances que, quizás, pudieron cambiar la suerte de los albos en el CAP, errando un penal cuando el compromiso aún estaba 0-0.

Pese a su regularidad, Amor tampoco ha logrado repetir la solidez que exhibió en el campeonato en el que los de Macul debieron conformarse con el subcampeonato, luego de enredar puntos en las últimas fechas. La dupla defensiva, en conjunto con Maximiliano Falcón, le ha generado dolores de cabeza al equipo blanco, sobre todo, en las últimas dos jornadas, en las que ha tenido fallas en la zaga que sus rivales han aprovechado para llegar al gol.

En la zona de delanteros, Solari es otro que ha disminuido su rendimiento. El ariete venía de ser el atacante más importante del equipo, pero no ha conseguido ratificarlo. En cuatro partidos, solo ha marcado un gol, ante La Serena, y, desde entonces, se ha ganado algunas críticas por sus malas decisiones en la ofensiva alba.

Si en algo podía excusarse Quinteros, era en la no llegada del 9 de jerarquía que tanto le solicitó a Blanco y Negro el año pasado. Sin embargo, esta vez le trajeron a Juan Martín Lucero, por lo que ese pretexto ya no le sirve. Lo malo para el DT es que el argentino lleva apenas un gol y ayer se perdió el duelo ante los de Mario Salas por lesión y es duda para el Superclásico ante Universidad de Chile.

Para colmo, el DT campeón con la UC en 2019 se la jugó por la continuidad de Christian Santos como segundo centrodelantero, y desechó a Javier Parraguez e Iván Morales, quienes tuvieron que buscar nuevos clubes. Ni eso le ha resultado, porque el venezolano sigue sin marcar su primera conquista con la camiseta de los albos. Ante Huachipato, volvió a tener un pálido compromiso. Gabriel Costa tampoco se salva. Pese a ser de los que más ocasiones genera, no ha logrado anotar y desperdició un penal, frente a Audax.

Así, las apuestas y deseos del DT de Colo Colo, que fueron cumplidos por la dirigencia, hoy le pasan la cuenta. Los mismos nombres que exigió mantener en su plantilla, atraviesan por un rendimiento sorprendentemente bajo, que, de no mejorar, seguramente le traerá más tristezas que alegría a los fanáticos. Ahora, los de Quinteros apuntan a levantarse con una victoria ante los azules, para no seguir dándole ventaja a sus rivales en el Torneo Nacional.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.