Índice de vacunación contra el Covid-19 cae a su menor nivel en toda la pandemia

Los expertos llevan meses señalando que la adherencia a la campaña de vacunación ha ido disminuyendo, siendo la más afectada la demanda por la cuarta dosis. En ese contexto, Chile acumula más de 3 millones de rezagados con sus refuerzos. Dentro de las causas que explicarían este descenso, está la falta de comunicación de riesgo y la accesibilidad.




Con más de 17 millones de habitantes con su esquema basal completo, la campaña de vacunación contra el Covid-19 en el país es descrita como una de las más exitosas. De hecho, según las últimas cifras publicadas en Our World in Data, Chile es el segundo país con más personas vacunadas contra el coronavirus por cada 100 mil habitantes, después de Cuba. Eso sí, el país ocupa el primer lugar en el mundo respecto de la aplicación de dosis de refuerzo.

Sin embargo, durante los últimos meses la adhesión a la campaña de inmunización ha disminuido. De hecho, la semana pasada fue la semana más lenta de todo el plan de vacunación, pues solo se aplicaron 279.933 dosis, según revelan los datos que publica el ministerio de Ciencias. De acuerdo al análisis de los expertos, lo que más ha caído ha sido la demanda por la cuarta dosis.

Ernesto Laval, ingeniero y especialista en visualización de datos, explica que “cuando uno ve los datos de cuántas vacunas se aplican semanalmente, efectivamente las últimas cinco semanas han ido disminuyendo. Hubo un alza, la semana del 26 junio al 4 julio, pero desde ahí en adelante hasta comienzos de agosto ha ido disminuyendo progresivamente la cantidad de vacunas que se aplican semanalmente, particularmente la cuarta dosis”.

Por eso, las autoridades tuvieron que tomar medidas para incentivar la vacunación con el segundo refuerzo. Así, anunciaron que a partir del pasado 1 junio los pases de movilidad de las personas que, cumpliendo ya seis meses o más desde la primera dosis de refuerzo, no se hayan inoculado con la segunda, se bloquearían.

De acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Políticas Públicas e Innovación en Salud (CIPS) de la Universidad del Desarrollo, el anuncio de bloqueo de pase tuvo un efecto inmediato: los días previos -semana del 29 de mayo- se administraron 162.000 dosis del primer refuerzo y 903.000 del segundo. Sin embargo, el incentivo no perduró en el tiempo, pues, según da cuenta el análisis, la adherencia ha vuelto a disminuir.

La semana siguiente, es decir desde el 5 de junio hacia delante, la vacunación tuvo una de las mayores caídas del año, pues se administraron tan solo 134.598 vacunas de la tercera dosis y 615.161 dosis de la cuarta, lo que representa una baja entre ambas semanas de 17% y 32%, respectivamente.

Según las cifras del Departamento de Estadísticas e Información de la Salud (DEIS) del Minsal, la aplicación de la cuarta dosis tuvo una caída abrupta los últimos meses: si en junio 2.118.720 personas se administraron la cuarta dosis, en julio fueron 1.207.391, es decir, se configuró una disminución del 43% en un mes (ver gráfico).

Pese a la baja sostenida que demuestran las cifras, el pasado lunes, durante su interpelación, la ministra de Salud, Begoña Yarza, señaló lo contrario.

En la instancia, la parlamentaria interpeladora Ximena Ossandón (RN) le consultó a la ministra por la salida de la doctora Cecilia González, quien estuvo a cargo del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) desde 2017. En ese contexto, la interrogadora señaló que “la salida de la doctora González tuvo consecuencias en el plan de vacunación, pues además de mediocres resultados, se han cometido errores de principiantes”.

Para responder, la jefa de la cartera sanitaria usó unas imágenes que graficaban las dosis de refuerzo contra el Covid-19 administradas diariamente. En ese escenario, la ministra afirmó que “lo que quiero mostrar es que llegamos a cifras muy altas de vacunación. Esta idea de que estamos vacunado menos, es una idea difícil de sostener”. Asimismo, discrepó con el descenso en las cifras de la campaña de inmunización: “Cuando llegamos el 11 de marzo íbamos en descenso, pero al poco andar logramos a partir de abril, comenzar un ascenso sostenido respecto a las dosis de refuerzo”.

Rezagados

Según los datos del ministerio de Salud, actualmente hay 1.571.277 personas que están atrasadas con su tercera dosis y 1.941.022 personas con la cuarta. Es decir, hay más de tres millones de personas rezagadas y con el Pase de Movilidad bloqueado.

En el gobierno anterior, el Minsal restaba diariamente el número de personas que se habían inoculado del total que según el calendario de vacunación les correspondía hacerlo hasta esa fecha. Sin embargo, la nueva administración cambió la fórmula de cálculo: se considera una persona rezagada cuando ya han pasado más de seis meses de su última dosis.

En ese contexto, la directora ejecutiva del CIPS, Paula Daza, explica que son más las personas que no se están vacunando con los refuerzos: “Hasta el 31 de julio, el Minsal contaba más de 3,5 millones de rezagados. El problema es que no se está considerando a más de un millón de personas que están atrasadas con su calendario de vacunación. Por lo tanto, hay más de 4,5 millones de personas que pudiendo haberse puesto su tercera o cuarta dosis no lo ha hecho”.

Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián e infectólogo de la Clínica Universidad de Los Andes, explica que hay varias razones por las que las personas no se vacunan.

“Probablemente muchas personas le han perdido un poco el temor a la infección, dado que se trata de cuadros más leves, pero hay que siempre recordar aquello ocurre en personas vacunadas, en quienes no tienen su esquema, los cuadros clínicos pueden ser graves. También pueden existir algunas dificultades de acceso, como por ejemplo problemas de disponibilidad de horario para acudir a los centros de vacunación”.

Asimismo, la exsubsecretaria destaca que hay que mejorar la comunicación de riesgo: “Hay que estar presente, no solamente a través del punto de prensa que se hace dos veces por semana,también hay que bajar a las comunidades, hacer campaña e ir a terreno a vacunar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.