Morales en el banquillo del Senado: propuesta de Boric para fiscal nacional no logra alinear al oficialismo

Fiscal José Morales.

El riesgo de rechazo no está despejado ciento por ciento, admiten entre los senadores oficialistas. Incluso, existe otro escenario igualmente complejo de que el gobierno apruebe el nombre de Morales gracias a los votos de la oposición, pero con sus filas divididas.


“Sorpresa” era la palabra que repetían algunos senadores de la bancada de Apruebo Dignidad (PC, Frente Amplio y FREVS) al comentar la propuesta que hizo el Presidente Gabriel Boric para que el fiscal metropolitano Centro Norte, José Morales Opazo, asuma por los próximos ocho años la jefatura del Ministerio Público.

Este martes los legisladores de este grupo, que son parte de la cuna política de la que emergió la candidatura presidencial de Boric, se reunieron para analizar el nombramiento que requiere la ratificación de 33 senadores. Esta votación probablemente se realizará el miércoles de la próxima semana en la sala del Senado. Si no logra esa cantidad de votos, la nómina de cinco candidatos que elaboró la Corte Suprema se devolvería al Poder Judicial para que reemplace el nombre del postulante rechazado por una nueva carta. Solo entonces el Presidente Boric podría tomar una nueva decisión.

El riesgo de rechazo no está despejado, según señalan en las filas oficialistas. Ello, pese a que en las últimas horas el Presidente ha transmitido que su elección tomó en consideración a quien tiene mayores probabilidades de sumar apoyos en el Senado. Aun así, existe otro escenario igualmente complejo de que el gobierno logre aprobar el nombre de Morales gracias a los votos de la oposición, pero con el oficialismo dividido.

De hecho, las primeras reacciones de senadores oficialistas eran de cautela y de distancia respecto de Morales, a quien -según señalan- se le cuestiona su rol como fiscal en el caso Cascadas y en el juicio por la colusión de las farmacias, que terminó en una suspensión condicional con “clases de ética” para los ejecutivos de las empresas implicadas.

Aunque las críticas a Morales -quien, en todo caso, era el integrante de la quina elaborada por la Suprema que tenía mayor respaldo interno en la fiscalía- eran compartidas en privado por varios parlamentarios de izquierda, uno de los pocos que transmitieron su disconformidad con Morales fue el senador y jefe del comité del FREVS, Esteban Velásquez. “Cada senador tendrá que inclinarse por una fiscalía, por un fiscal cercano a las clases de ética o un fiscal que persiga los actos de corrupción y los procedimientos hasta el final”, dijo Velásquez en un video emitido por un medio local de Antofagasta, Crónica Digital.

El lunes en la tarde, el jefe de los senadores del PC, Daniel Núñez, adelantó que antes de tomar una postura, esperaban conocer las definiciones del postulante a fiscal nacional. “Es esencial para nosotros saber que no va a haber ningún trato privilegiado para ningún sector de la sociedad ni sector político ni poder económico”, dijo.

Un poco más explícita fue la diputada PC Karol Cariola, quien si bien no le corresponde votar en esta nominación, dijo que “personalmente tenía diferencias y observaciones sobre el comportamiento histórico que ha tenido el señor Morales”.

El problema es que el riesgo de un desbande de Apruebo Dignidad, que cuenta con cinco representantes en la Cámara Alta, podría extenderse a otras bancadas oficialistas. Para las próximas horas estaba contemplado el contacto de La Moneda con Morales.

En la bancada del PS, que tiene siete senadores, hasta hoy al mediodía había tres votos firmes para Morales básicamente por compromiso con el gobierno: José Miguel Insulza, Juan Luis Castro y Álvaro Elizalde. Los otros senadores socialistas están en suspenso: Fidel Espinoza, Alfonso de Urresti, Gastón Saavedra e Isabel Allende (quien está con licencia médica y no está claro que llegue a votar).

En el comité independiente-PPD también hay una cuota de incertidumbre. Entre sus seis miembros, cuatro estarían alineados con la decisión de Boric: Jaime Quintana, Ricardo Lagos Weber, Loreto Carvajal y Jorge Soria (siempre y cuando lo acompañe su salud el día de la votación). Por otro lado, la senadora Ximena Órdenes está con dudas y mientras su par independiente Pedro Araya expresó que esperaba hacer “una revisión exhaustiva” de los antecedentes antes de resolver.

Dado este escenario, en el oficialismo creen que será crucial el despliegue del gobierno para alinear a sus parlamentarios. Si bien a esta tarea estuvo dedicada preferentemente la ministra de Justicia, Marcela Ríos, ordenar la filas requerirá un esfuerzo mayor -dicen parlamentarios oficialistas- de parte de las ministras Carolina Tohá (PPD), Camila Vallejo (PC) y Ana Lya Uriarte (PS).

Varios legisladores comentaban que falta que el gobierno entregue razones de fondo de por qué el Presidente optó por Morales. En el entorno presidencial señalaban que la decisión no había sido fácil y descartaron negociaciones previas de cualquier naturaleza. Un legislador de Apruebo Dignidad reveló, incluso, que se le transmitió en su momento a La Moneda que el fiscal metropolitano Centro Norte era un nombre complejo para la sensibilidad de izquierda, pese a que en ese mundo de todas formas suma respaldos. Igualmente, había reparos por el abogado penalista Ángel Valencia, debido a que representó en el pasado al juez de Rancagua Luis Barría, quien llegó a ser formalizado por una denuncia de acoso sexual.

El cuadro para Morales tampoco está completamente despejado en la derecha.

Si bien el jefe de bancada de la UDI, Iván Moreira, adelantó que respaldarían la proposición presidencial, el senador gremialista David Sandoval señaló a La Tercera que “estoy por abstenerme”. Por lo tanto, hasta el momento la UDI solo aportaría ocho de sus nueve votos.

En la bancada RN-independientes no hay un veto en particular contra Morales, no obstante, sus senadores siguen analizando el tema.

Los tres senadores de Evópoli no se han definido.

El republicano Rojo Edwards está inclinado por votar a favor.

En tanto, en el comité DC-Partido Demócrata, solo tres de sus cinco integrantes están convencidos en apoyar a Morales: Matías Walker, Yasna Provoste y Ximena Rincón. El senador Francisco Huenchumilla no se ha pronunciado públicamente y su par falangista Iván Flores dijo que “no tengo ninguna información que me permita decir con certeza que lo voy a apoyar”.

Entre los independientes, Karim Bianchi rechazará la propuesta presidencial, mientras que Fabiola Campillai probablemente tampoco respaldará a Morales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.