Las pequeñas victorias y derrotas de las vacunas frente a Ómicron

Foto: Reuters

A pesar de que expertos en salud pública advierten que la batalla contra el Covid-19 aún está lejos de terminar, y que Ómicron están aumentando sus casos, nuevos estudios y ensayos clínicos han mostrado que aunque hay vacunas que no están protegiendo contra Ómicron, hay otras que sí, lo que se está traduciendo en una tase de hospitalización más baja respecto a Delta.




Aunque esta semana el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, señaló en una conferencia que “hay pruebas consistentes de que Ómicron se está propagando de una manera significativamente más rápida que la variante Delta” y llamó a la prevención en las fiesta de fin de año, el porcentaje de detecciones de esta nueva variante, según un análisis de la red GISAID, subió sólo del 0,1% al 1,6%, muy por debajo del 96% que aún registra Delta.

Además, la jefa técnica de la OMS para el Covid-19, Maria van Kerkhove, dijo que no se ha visto la circulación de esta variante el suficiente tiempo, “tenemos algunos datos que sugieren que las tasas de hospitalización son más bajas”.

Lo que según expertos, que advierten que la batalla contra el Covid-19 está lejos de terminar, este escenario se podría deber a que la mayoría de vacunas y sus dosis de refuerzo efectivamente están funcionando contra Ómicron.

AstraZeneca afirmó esta semana que tres dosis de su vacuna ofrece protección contra la nueva variante de preocupación, citando datos de un estudio de laboratorio de la Universidad de Oxford.

Resultados, que aún no se han publicado en una revista médica, coinciden con los de sus rivales Pfizer-BioNTech.

Melissa Hawkins, profesora de Salud Pública, en American University, en una nota de The Conversation publicada por Que Pasa, dijo que Pfizer ha informado que las personas que han recibido dos dosis de su vacuna son susceptibles a la infección por Ómicron, pero que una tercera inyección mejora la actividad de los anticuerpos contra el virus. Esto se basó en experimentos de laboratorio que utilizaron sangre de personas que recibieron la vacuna.

Las dosis de refuerzo pueden aumentar la cantidad de anticuerpos y la capacidad del sistema inmunológico de una persona para protegerse contra Ómicron. Sin embargo, a diferencia de EE. UU., gran parte del mundo no tiene acceso a dosis de refuerzo, agregó.

Primera vacunación de niños para prevenir el virus del papiloma humano
FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Por su parte, el laboratorio de la vacuna Novavax dijo que los primeros datos mostraban que su vacuna -autorizada para su uso por la Unión Europea y la OMS, pero aún no aprobada por Estados Unidos- también generaba una respuesta inmune contra la variante descubierta en el contienen africano.

Escenarios y pequeñas victorias que demuestran que claramente las vacunas están funcionando contra Ómicron, “y lo que se está viendo en varios países y lo que estamos comprobando en forma empírica aquí en Chile es que los países que tienen alta cobertura de dosis de refuerzo o que han tenido mucho Covid además de vacunación primaria están más protegidos que los que tienen alta cobertura solo de esquema primario” señala la Dra. María Luz Endeiza, infectóloga pediátrica y jefa del Vacunatorio de Clínica Universidad de los Andes.

Añadiendo que sólo con el refuerzo y los niveles de anticuerpos que este produce se logra frenar la expansión de esta variante.

El Dr. Mario Rosemblatt, director ejecutivo Fundación Ciencia y Vida, también está de acuerdo en que las vacunas sí están, y pensando en Chile “eso se debe al nivel de vacunación”.

Sin embargo, no todas son buenas noticias sobre las vacunas y la nueva variante que según lo informado por la OMS, cuadriplicó sus casos la última semana.

Según un estudio de de la Universidad de Hong Kong y la Universidad China de Hong Kong, dos dosis y un refuerzo de la vacuna para el Covid-19 fabricada por Sinovac, una de las más utilizadas en el mundo, no produjeron niveles suficientes de anticuerpos neutralizantes para proteger contra la variante Ómicron.

Por ello, la investigación sugiere que las personas que han recibido la vacuna CoronaVac, deberían buscar una vacuna diferente para su refuerzo. Al recibir el ARN mensajero de Pfizer de Alemania como una tercera dosis, las personas previamente vacunadas por completo con CoronaVac mejoraron significativamente en los niveles protectores de anticuerpos contra la variante.

Lo que se vuelve una buena noticia para la población chilena, que ha vacunado sus refuerzos con dosis de laboratorios diferentes a quienes en primera instancia recibieron la inoculación con Sinovac.

Por ahora, mientras no esté el resto del planeta vacunado y con las dosis de refuerzo, “no va a estar nadie seguro” advierte Rosemblatt, de manera que “tenemos que pensar también que nuestro bienestar depende del bienestar de los demás, no podemos ser egoístas”.

Menos hospitalizaciones

A pesar de que la nueva variante se está imponiendo en gran parte de Europa y África y varios países han cancelado sus fiestas de fin de año para evitar su propagación, el aumento de las hospitalizaciones y muertes en Sudáfrica y Gran Bretaña desde que Ómicron se impuso parece haber sido más gradual.

Investigadores de la Universidad de Edimburgo, Escocia, que realizaron un seguimiento de 22.205 pacientes con Ómicron, afirmaron esta semana que el número de personas que necesitaron ser hospitalizadas en Reino Unido fue un 68% menor de lo que habrían esperado, basándose en la tasa de pacientes con Delta.

Asimismo, los investigadores del Imperial College de Londres señalaron que el riesgo de hospitalización se redujo entre un 40% y un 45%.

Las hospitalizaciones que respaldan las conclusiones del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD) de Sudáfrica.

Foto: Laurent Gillieron/Keystone via AP

Oestudio respaldado por el gobierno sudafricano, que aún no ha sido revisado por pares, sobre los trabajadores sanitarios a los que se administró la vacuna de Johnson & Johnson , identificó una “clara y temprana disociación” de las hospitalizaciones de los casos de Ómicron en comparación con los datos de Delta.

Sin embargo, John N. Nkengasong, director de los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que los datos del NICD, que sugieren que Ómicron es entre un 70% y un 80% menos grave que Delta, deben interpretarse “con mucha precaución”.

“Es pronto y la práctica de la salud pública es local”, dijo, añadiendo que factores particulares como la joven edad media de la población sudafricana podrían estar en juego.

Foto: REUTERS/Yves Herman

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.