Néstor Raúl Gorosito: "Ojalá no se repita el escándalo y la vergüenza del 94"

GOROSITO

El Pipo rememora el título que los cruzados perdieron a manos de la U después de haber sido líderes todo el año. El transandino no olvida y sigue culpando a los arbitrajes.



Hablar de Néstor Raúl Gorosito es hablar de la historia viva de Universidad Católica. Hablar del Pipo, uno de los máximos referentes, no tan solo extranjeros, del elenco cruzado, es hablar de mística, de calidad, de talento exorbitante, quizás si uno de los mejores que cruzó desde Argentina hasta la liga chilena. Pensar que un jugador como él llegue al país en el presente, es casi una utopía.

Eso sí, hablar de Gorosito también es (y quizás paradójicamente), una de las mayores frustraciones deportivas de los de la franja, específicamente por lo ocurrido en el torneo de 1994, con Pipo como protagonista, en esa recordada dupla con el Beto Acosta que no alcanzó para evitar la remontada de la U y "las ayudas arbitrales que nos quitaron alevosamente el campeonato", como el argentino lo cuenta con lujo de detalle, como si hubiese ocurrido ayer.

El Pipo se nota aún dolido, porque nunca estuvo tan cerca de lograr un título con los cruzados. De hecho, de las cinco ligas que disputó en suelo chileno, cuatro las ganó la U: 1994, 1995, 1999 y 2000 (en las primeras tres la UC quedó segunda y en la otra, sexta). El quinto, en 2001, fue para Wanderers.

[caption id="attachment_414299" align="alignnone" width="900"]

Gorosito durante 1994.[/caption]

Hoy, con su querida UC y la U nuevamente disputando un torneo, Gorosito rememora lo ocurrido el 94 y lo proyecta a lo que pueda ocurrir en este 2018.

¿Hubo ayuda arbitral para que la U le arrebatara el título a la UC en 1994?

Sin ninguna duda. Al margen de que la U tenía muy buen equipo, y eso lo reconozco sin problemas, con un extraordinario cuerpo técnico, lo de los árbitros era muy alevoso. Al Beto lo suspendieron por gritar un gol, a mí me echaron contra la U y en ese mismo partido no le cobran un offside a ellos y termina siendo gol. No sé la cantidad de penales que les dieron durante el torneo. Y el último partido contra Cobresal para qué decir, si fue absolutamente vergonzoso, porque si no, habría habido un partido de definición entre las dos universidades.

¿Cuándo empezó a dudar de los arbitrajes? ¿Le consta que hubo mano negra?

Me fui dando cuenta solo durante el torneo y después se fue conversando y haciendo un poco más público. Lo del árbitro Carlos Robles, ese que a los tres minutos en el clásico universitario me saca una amarilla, que fue el que le da el gol a Salas que estaba un metro y medio adelantado, fue demasiado escandaloso. Y después veo a su padre con el presidente Eduardo Frei cuando la U el 94 salió campeón.

¿Pero realmente le consta que así fue? ¿Qué cosas extrañas vio?

A Robles yo lo consideraba un muy buen árbitro y después de todo lo que cobró en contra de nosotros y a favor de ellos le daba vergüenza mirarme a la cara a mí o a cualquiera de mis compañeros. Si ni siquiera el Tribunal de Disciplina me suspendió esa vez que me echó contra la U, pero los árbitros ya habían hecho lo que tenían que hacer. Y encima en la última fecha hace el gol el Fito Ovalle para Cobresal y le inventan un penal a favor a la U, porque nosotros ya habíamos ganado y a ellos se les estaba escapando.

¿Perder ese título de 1994 es solo atribuible a los arbitrajes? ¿Hay alguna autocrítica?

¿Autocrítica? Pero si sacamos la delantera más goleadora del campeonato, fuimos el equipo con mejor fair play, tuvimos la menor cantidad de goles en contra... a un equipo no se le puede pedir más. Ojalá que ahora no ocurra lo mismo, no creo, sería demasiado. Ojalá no se repita el escándalo y la vergüenza de ese campeonato. El del 94 fue uno de los mejores equipos en los que jugué en mi vida. Y mira que todos se reían de Manuel Pellegrini que nos dirigía en ese entonces. El medio chileno se burlaba mucho, Bonvallet también se burlaba y al final el tiempo nos dio la razón en la historia del fútbol de Chile.

¿Qué tenía de especial ese equipo de la UC de 1994?

Pasa que respetó la historia de la Católica, de siempre tener en la mira y priorizar el juego ofensivo, la tenencia. Salvando las distancia, y recalco eso de salvar las distancias, con esa UC pasó un poco lo que hace poco pasó con el Barcelona.

¿Por qué cree que se dio un término de torneo tan disputado y emocionante?

Es que los dos clubes tenían muy buen equipo. Entre la U y la Católica estaba la base de la Selección. En un momento tuvimos nueve seleccionados y después ellos también. En ese momento los dos equipos tenían jugadores de la selección argentina y hoy es prácticamente imposible que eso ocurra. Era otro momento, la UC invertía para que la gente volviera la gente a la cancha.

Aunque la U ganó finalmente ese torneo, ¿considera que la Católica era mejor equipo?

Las veces que jugamos en contra de la U, salvo en ese clásico con el gol de Marcelo Salas en el que estaba evidentemente adelantado y que me habían echado sin hacer nada, después les ganamos siempre. Le ganamos un clásico con nueve jugadores, con gol de Sergio Fabián Vásquez si mal no recuerdo. Les ganamos también en la Libertadores y en algunos partidos de definición también.

¿Qué le recomendaría al actual plantel de Católica para que el título no se escape como en 1994?

Realmente no hay una receta porque si así fuera todos aplicarían la misma fórmula y no habría cómo resolver a un campeón. Creo que hay que ver cómo está el plantel, moralmente yo les diría que estén constantemente diciendo 'vamos a salir campeones, depende de nosotros'. Seguramente han sido el mejor equipo del campeonato chileno porque han estado todo el torneo arriba. Les diría que confíen en ellos, que depende pura y exclusivamente de ellos ser campeones. Si rinden acorde a sus capacidades en estos dos partidos, pueden coronar este gran año con un título.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.