Review | F1 22 llega con mejoras en su jugabilidad y lleva sus gráficos al siguiente nivel

La más reciente entrega de Codemasters, presenta una serie con respecto a su jugabilidad, así como en sus gráficos. A la vez suma un nuevo modo que permite conducir autos superdeportivos.


Desde Codemasters finalmente han lanzado F1 22, la más reciente entrega del popular simulador de carreras, el cual presenta una serie de mejoras en relación a su entrega exterior, principalmente en cuanto a la conducción de los monoplazas, y el realismo que estos presentan tanto en su manejo como en su aspecto.

Lo primero que hay que mencionar, en relación a los circuitos, es que el único que se suma durante este año es el de Miami, aunque de todas formas se han realizado cambios a tres de los circuitos para igualar de esta forma los cambios que han tenido sus versiones en la vida real para esta temporada. Estos son el de Barcelona, Abu Dabi, y Australia. A pesar de que con esto es que no nos encontraremos con grandes diferencias con respecto a la entrega anterior. A pesar de esto, el título de todas formas se destaca en este aspecto por las mejoras gráficas que han tenido los diferentes circuitos.

Las mejoras en la jugabilidad implementadas durante este año, han hecho que conducir se sienta una experiencia bastante diferente, e incluso utilizando la misma configuración que en F1 2021 es una experiencia completamente distinta, sintiéndose los vehículos mucho más responsivos, algo a lo cual cuesta un poco acostumbrarse. De igual forma, en el caso de la IA, es que a ratos se siente mucho más agresiva, por lo que no dudarán en intentar adelantarte, o incluso echarte el auto encima. Esto puede resultar un tanto molesto, sobre todo si es que recién estás aprendiendo, ya que es probable que termines penalizando por chocar con otro monoplaza o acabando con el alerón roto.

Entre los cambios implementados a la jugabilidad, quizás uno de los que más resalta al comento de competir, es el de ingreso a pits, el cual ahora es más interactivo, en donde los jugadores tendrán un ‘quick time event’ el cual permitirá tener una parada óptima, disminuyendo al máximo el tiempo detenido. En caso de no presionar en el momento exacto, es que se puede perder valioso tiempo e incluso puede llevar a perder algunas posiciones en carrera.

El realismo que presentan los coches no sólo involucra a la conducción, también se relaciona con los gráficos, en dónde en esta ocasión desde Codemasters han hecho todo lo posible para que tanto los coches como los diferentes circuitos cuenten con el máximo de detalle. Es así como al jugar con los gráficos en alto y el trazado de rayos activado, el juego alcanza un nivel gráfico sobresaliente, y se vuelve un juego realmente atractivo visualmente.

Entre las novedades que han llegado de la mano de este juego, se encuentra la posibilidad de personalizar nuestra casa como piloto, esto tiene por nombre F1 Life, y permite poner determinadas decoraciones, sillones, o alfombras. Este hogar virtual se podrá ir personalizando con objetos que vayamos obteniendo a medida que vayamos jugando o que derechamente vayamos comprando, a la vez que nos permite exhibir algunos de los coches superdeportivos que poseamos. Incluso suma una habitación donde puedes exhibir tus diferentes trofeos.

Y hablando de superdeportivos, uno de los modos que se suma al modo Carrera y Grand Prix, es el de Pirelli Hot Laps, en dónde el jugador dejará los monoplazas de lado para tomar el control de diferentes autos superdeportivos y correr por diferentes circuitos realizando una serie de desafíos, como derrapando o alcanzando determinadas velocidades. Este modo, sin duda resulta atractivo para cambiar un poco el modo de juego, pero a la larga pasa un segundo plano y es que si voy a jugar un juego de F1 espero jugar con los monoplazas y no otro tipo de auto.

Hay que mencionar, que aunque seas un novato, el juego al igual que en entregas anteriores cuenta con una serie de ayudas lo que facilita en gran medida la conducción. Estas diferentes opciones permiten ajustar una gran cantidad de opciones, como la conducción, frenos, cambios, entre otros elementos, pudiendo adecuar a la perfección la dificultad, e incluso ir disminuyendo poco a poco estas a medida que vayas dominando los diferentes aspectos del juego.

En cuanto a los modos de juego, como es habitual se encuentra el Modo Carrera, el cual permite comenzar una competición ya sea en F1 o F2, y que se puede jugar en solitario o cooperativo y que permite escoger un equipo, para luchar por hacerse con la victoria. Este modo permite escoger ya sea el sponsor, como el power unite, y compañero de equipo. Este modo permite mejorar determinadas partes del coche, así como escoger entre diferentes estrategias.

Fuera del Modo Carrera, se encuentran las carreras a contrarreloj, y Grand Prix, en dónde podemos escoger diferentes carreras para una competición, modos que no presentan cambios en relación a entregas anteriores. En cuanto al modo online, junto con las partidas normales, es que también hay partidas clasificatorias, donde puedes competir con otros jugadores e ir subiendo poco a poco a medida que vayas mejorando, así como eventos semanales, e incluso pudiendo jugar en LAN.

Finalmente, la gran novedad que llega en este juego y que lamentablemente no tuve la oportunidad de probar, es que la versión de PC del juego es compatible con la realidad virtual, llevando a un nivel de inmersión máxima el juego y permitiendo disfrutar las carreras desde el interior de los vehículos.

En conclusión…

F1 22 lleva al siguiente nivel la conducción, y cuenta con unos gráficos que se roban toda la atención. En cuanto a los modos de juego no hay grandes novedades con respecto a la entrega anterior, y quizás el elemento que más se echa de menos es Braking Point, el modo historia que tenía F1 2021, y que no continúa en esta entrega.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.