Cinco señales para descubrir que un emprendimiento ya no es viable

El abogado Mario Espinosa, director legal de Defensadeudores.cl, destaca las señales que encienden las alarmas cuando un emprendimiento no va por el mejor camino.


El esfuerzo que hay que poner para sacar adelante un emprendimiento es invaluable. Por lo mismo, la detección precoz de los problemas y la oportuna búsqueda de soluciones pueden hacer la diferencia entre la viabilidad o el fracaso de las pequeñas y medianas empresas.

El abogado Mario Espinosa, director legal de Defensadeudores.cl, señala que las pymes que pasan por un momento complejo y ven en riesgo su continuidad, “tienen la posibilidad de reorganizarse al amparo de la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento para reestructurar sus activos y pasivos y normalizar sus relaciones comerciales”. Además, explica que la misma ley permite la “liquidación voluntaria cuando definitivamente las empresas que no puedan seguir operando: es un proceso que permite terminar de manera rápida y ordenada la empresa, entregando los activos con lo que se pagan los créditos, sin afectar a los socios”.

Cotizaciones

Declarar las cotizaciones y no pagarlas: así aumentan la liquidez inmediata, pero termina siendo para peor, porque se endeudan y eventualmente cometen el delito de apropiación indebida si es que definitivamente no las pagan, lo que agrava aún más en panorama.

Créditos

Recurrir a créditos personales para cubrir los costos de la empresa: mezclan el patrimonio personal/familiar con el de la empresa, lo que arriesga el patrimonio privado de los dueños y es una clara señal de que la empresa no es sujeto de crédito por la inestabilidad de su negocio.

Factorizar

Factorizar documentos: permite aumentar la liquidez inmediata a cambio de renunciar a parte de la utilidad del negocio. El servicio permite enfrentar la contingencia económica pero cuando es habitual, afecta el patrimonio de la pyme y termina jugando en contra en el mediano plazo.

Pagos

Postergar el pago a proveedores: prolonga el endeudamiento y afecta a la cadena productiva, además de dañar la confianza de los proveedores. De todos los puntos, lejos el menos aconsejable. Solo aumenta el estrés, los problemas y se termina cayendo en un pozo sin fondo.

Endeudamiento

Recurrir al endeudamiento informal: señal más potente de que se han cerrado todas las puertas que podrían haber ayudado a la pyme a salir de su crisis financiera. Es de alto riesgo a nivel empresarial y persona.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.