“Lo hice por mi hermano”. Las razones y el después de Melero tras dejar la CNC

Manuel-Melero

El expresidente del gremio del comercio dice que su salida de la CNC respondió a una decisión personal que conversó con su hermano, el ahora ministro del Trabajo. Sostiene que se dedicará al negocio familiar y que se preparará para volver a integrar el gremio en el siguiente periodo, pero en calidad de past president.




Restando tan solo un mes para que se produjera el cambio de mando al interior de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, quien hasta ayer lideró el gremio por dos periodos seguidos, tuvo que salir “intempestivamente” del cargo, ante el inminente aterrizaje de su hermano, Patricio Melero (UDI), al despacho del Ministerio del Trabajo.

Manuel Melero, cuyo liderazgo en el gremio se caracterizó por batallar contra el comercio informal, reconoce que le entristeció la forma tan precipitada en la que tuvo que salir del gremio para no afectar a su hermano. Y es que aunque considera que no había ningún conflicto que amenazara con complicarle la carrera al ahora ministro del Trabajo, él prefirió dar “un paso al costado”.

Dice que quedan tareas pendientes en el gremio que le habrían gustado completar, entre ellas la agenda que impulsaba el sector, y la concreción de la venta del Palacio Bruna. Por lo pronto, se dedicará al negocio familiar, mientras espera volver a formar parte del gremio en el siguiente periodo, pero esta vez en calidad de past president.

Además de la llegada de su hermano al Ministerio del Trabajo, la salida de Melero se produce en un contexto en el que como líder del comercio marcó una dura postura frente al endurecimiento de las medidas sanitarias por su efecto en el sector. Coincide también con el hecho de que hace poco más de tres semanas, tanto él como el expresidente de la CNC y actual candidato, Ricardo Mewes, fueron objeto de duras críticas por parte de algunos consejeros en la última reunión del gremio. En la cita, que terminó abruptamente, se les acusó a ambos de “pimponearse la presidencia”.

Acá explica su decisión y hace un balance de su mandato.

¿Por qué salir de la CNC si se concluyó que no había problemas de incompatibilidad?

Tuve que salir de forma intempestiva para no afectarle el camino a mi hermano. La verdad, lo hice por prevención para evitar eventuales daños y en aras de la transparencia, yo estoy seguro y lo dije, no hay ninguna incompatibilidad legal, pero entiendo que esto es un tema político en el que se juega mucho. Dado esto, es que preferí dar un paso al costado y anticipar mi salida de la Cámara, igual iba a irme en mayo, pero me entristece la forma tan precipitada en que tuve que hacerlo.

De todos modos, esto lo hice por mi hermano, para que pudiera seguir su camino tranquilo, y en cierta medida también por mí y por la Cámara, porque no quería comprometerla. Capaz mi hermano asumía y no pasaba nada el día uno o el día dos, pero no así el día tres, entonces para no pasar por esos problemas mejor fue lo que se decidió.

¿La Moneda les pidió el gesto?

No, expresamente La Moneda no me pidió nada, pero sí fue una decisión personal que yo tomé con mi hermano, con quien tengo una relación muy cercana. Yo no sé si La Moneda pidió o no pidió, yo supongo que habrán tenido dudas sobre los eventuales problemas éticos y de transparencia que esto podría generar, así como también los tuve yo. Por eso, ante las dudas yo preferí anticiparme y no esperar que los acontecimientos sobrevengan. Lo que me tiene tranquilo es que actué bien, a tiempo y conforme a los principios.

¿Cómo quedaron los proyectos que estaba liderando en el gremio?

La verdad es que tuve que meter todo en una caja e irme corriendo, no hubo tiempo para nada más. Pero quedarán trabajos pendientes que tendrá que asumir el ahora presidente interino Carlos Stange, que de todas maneras es mi brazo derecho y donde lo acompañará Daniel Montalva, el secretario general. En todo caso, hay un plan para darle continuidad a los cuatro pilares en los que estábamos trabajando: recuperación del sector, comercio ilícito, reconversión del comercio y el proceso constituyente.

¿Y ahora qué sigue para Manuel Melero?

Voy a dedicarme a un emprendimiento que tengo con uno de mis hijos. Hace dos años formamos una consultoría jurídica que se llama Melero & Asociados donde nos dedicamos al acompañamiento comunitario a las instituciones en su trabajo, tenemos varios clientes y a eso es lo que voy a incorporar. Yo apoyaré en temas de sustentabilidad. Más adelante veré qué otras cosas surgen, pero en lo inmediato, me voy a dedicar a eso.

¿Y piensa volver al comercio en algún momento?

Por estatuto voy a volver en el próximo periodo, pero bajo la figura de Past President. Es decir, en mayo, cuando se elija el nuevo directorio, yo soy el único que está asegurado, por lo que ahí también voy a tener trabajo en la CNC, pero no tan presente como siempre fui cuando estuve al mando del gremio. Si me piden colaboración yo encantando, pero voy a respetar lo que el consenso acuerde. En el futuro, no lo sé, sería muy precipitado responder eso.

¿Cómo ven el proceso eleccionario del gremio?

Bueno, de partida estamos discutiendo la postergación de las elecciones, porque justo coincidieron con la nueva fecha de los comicios nacionales. Estamos estudiando la posibilidad que pasen a ser el 28 de mayo, pero no está del todo zanjado el día, lo que sí es que serán ese mes. Sobre los candidatos, no me corresponde referirme a ninguno.

¿Finalmente se concretó la venta del Palacio Bruna?

Eso la verdad es un tema que queda pendiente, el Ministerio de Cultura siguen dándole vueltas a eso. Lo más reciente es lo que salió en los medios, ellos hicieron una oferta y nosotros la aprobamos pese a que hubo gente del gremio que habló cosas horribles y que yo prefiero olvidar. Eso llegó a poner en riesgo la venta, porque el Ministerio se inquietó, pero la venta en sí no está desechada, porque no han dicho que no, pero no creo que salga tan pronto eso. Siempre estas adquisiciones de edificios patrimoniales se demoran mucho, hasta años.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.