Sucias, arrugadas y mal puestas: estudio alerta sobre mal uso de mascarillas entre algunos chilenos

Imagen referencial. Foto: AP

De acuerdo a la investigación, un alto procentaje de usuarios no las utiliza correctamente. Especialistas entregan recomendaciones para su adecuada utilización, especialmente ahora que viene el calor y las fiestas de finde año, además de la amenza de la variante Ómicron.




A nivel mundial se ha comprobado que el adecuado uso de la mascarilla es uno de los elementos de protección más efectivos junto al distanciamiento social y el lavado de manos.

Pero a días de iniciar una nueva temporada estival y las celebraciones de final de año, se instalan las altas temperaturas. Un escenario de sensación térmica que hace que el uso de las mascarillas en espacios abiertos sea cada vez más difícil, sobre todo si se transita a pie o en transporte público a través de grandes distancias.

Pero luego de dos años de uso obligatorio, muchos se preguntan ¿cuánto tiempo más será necesario usarlas? Los expertos concuerdan con que es una respuesta muy difícil de dar, ya que dependerá de muchos factores, incluido el comportamiento que tenga la población durante las fiestas y el verano. “Si los casos siguen a la baja, el uso debería ser voluntario como ocurrió en países asiáticos luego de la gripe aviar” señala el Dr. Carlos Rivera, jefe de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes.

A pesar de que, según los especialistas, en cuanto a medidas de protección y manejo de la pandemia Chile está bastante bien posicionado, reiteran lo importante de no dejar los cuidados de lado, sobre todo el uso de la mascarilla que puede ayudar a disminuir los contagios y evitar la aparición de una nueva cepa.

Foto: Agencia Uno

Escenario que por ahora hace pensar que el uso obligatorio de mascarillas está muy lejos de dejar de ser parte del diario vivir de los chilenos.

Por eso, expertos entregan diferentes consejos para poder lidiar con las altas temperaturas, reiterara el correcto uso de la mascarilla para protegerse del Covid-19 y sus variantes, y así poder disfrutar con responsabilidad las fiestas de fin de año.

De acuerdo con un estudio, realizado por la U. Andrés Bello (Unab) a 300 personas adultas, que transitaban por las escaleras de salida en dos estaciones de metro ubicadas en Santiago centro, se determinó que el 80% no utilizaban la mascarilla en forma segura.

Además, “en un 40% (de los casos) la mascarilla se observaba visiblemente sucia o arrugada, lo que implica que deja de ser barrera de protección”, dice la Dra. Naldy Febré, profesora titular Facultad de Enfermería, Universidad Andrés Bello y parte del equipo investigador de este sondeo.

Las personas deben recordar que no sólo basta con utilizar una mascarilla, sino que hay que recordar la duración que estas tienen. En general, cuando se habla de las mascarillas quirúrgicas, estas tienen una duración de 4 horas de uso continuo.

Sin embargo, existen algunos factores que pueden disminuir este tiempo y provocar que este elemento deje de actuar como una barrera protectora. “Si la mascarilla se humedece, si la mascarilla se ensucia, y si la mascarilla se dobla o arruga deja de ser barrera” explica Febré.

Foto : Andres Perez

Lidiar con el calor

Vanessa Jara, académica de Enfermería de la Universidad San Sebastián, explica que la hidratación es fundamental para contrarrestar la sensación de calor detrás de este elemento de protección personal. “El agua debe ser consumida, idealmente, antes de salir. Si vamos a tener que sacarnos la mascarilla para ingerir líquidos, que sea en espacios abiertos para evitar riesgos de contagio en medio de aglomeraciones”.

Asimismo, el Dr. Rivera recomienda elegir una mascarilla que se ajuste bien al rostro de cada persona, “que no tenga que estar manipulándola (para ajustarla), ya que mientras más se manipula, más se contagia”.

Además, indica que para esta temporada es mejor privilegiar los colores claros – lo mismo que con la ropa – porque concentran menos el calor. Señala que si siente mucho agobio por su uso, trate de retirársela cuando esté solo o con un alto distanciamiento en el exterior o en lugares de bajo riesgo de contagio.

“Si está en el exterior, en la playa, o al lado del mar por ejemplo, no la necesitas, sobre todo si hay brisa o hay viento. En lugares ventilados tampoco se necesita tanto”, agrega.

Foto: Dedvi Missene

Sobre el recambio, y como en los periodos calurosos las personas transpiran más “es bueno recomendar que estas se cambien una vez que se encuentren mojadas o más frecuentemente de lo habitual”, puntualiza Tatiana Salomón, enfermera jefe IQ de Clínica Alemana, ya que lamentablemente no existen mascarillas menos calurosas.

Por eso es crucial manejar la ingesta de líquidos y el uso de ropa adecuada, detalla la enfermera de la USS. “Siempre una mascarilla va a ser muy calurosa. Las quirúrgicas, que tienen pliegues y que son desechables, tienden a ser un poco más delgadas que las KN95 o N95, pero tienden a humedecerse más fácilmente, reduciendo su efectividad”.

Fiestas de fin de año

Se acercan las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, instancias donde las personas se aglomeran en grandes cantidades y sobre todo este año que las condiciones sanitarias de diferentes ciudades del país permitirán nuevamente realizar fiestas. Pero a pesar de las restricciones y aforos reducidos, los expertos concuerdan en que la población no debe relajar las medidas de prevención.

Por eso dentro de las medidas establecidas tanto por la autoridad sanitaria como de los especialistas, es primero que todo, estar al día con el esquema de vacunación, incluida la dosis de refuerzo. Acción fundamental para prevenir hospitalizaciones y fallecimientos a causa del Covid-19.

También, no hay que olvidar el distanciamiento y la higiene de manos, privilegiando el uso de alcohol gel.

Revisa el detalle de los beneficios económicos anunciados por el gobierno para enfrentar los efectos de la pandemia

Al igual que evitar aglomeraciones, mantener los ambientes bien ventilados, y de ser posible efectuar las celebraciones en espacios abiertos.

Sin olvidar que “el beneficio comunitario de la utilización de mascarilla para el control del Sars-CoV-2, se debe a la combinación de dos efectos: control de la fuente y filtración para proteger al usuario. El beneficio de la prevención individual aumenta con un número cada vez mayor de personas que utilizan mascarillas de forma constante y correcta” señala la Dra. Naldy Febré.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.