“Estamos necesitando menos oxígeno”: Sudáfrica, primer país del mundo golpeado por Ómicron, dice que tasa de hospitalizaciones es mucho más baja que con otras variantes

Ilustración: Reuters

Solo el 1,7% de los casos identificados de Covid-19 fueron hospitalizados. Sudáfrica, que anunció el descubrimiento de la variante el 25 de noviembre, está siendo vista como un presagio de lo que podría suceder con Ómicron en otros lugares.




Sudáfrica entregó algunas noticias positivas sobre la variante del coronavirus Ómicron el viernes, informando una tasa mucho más baja de ingresos hospitalarios y señales de que la ola de infecciones puede estar llegando a su punto máximo.

Solo el 1,7% de los casos identificados de Covid-19 ingresaron en el hospital en la segunda semana de infecciones en la cuarta ola, en comparación con el 19% en la misma semana de la tercera ola impulsada por Delta, dijo el ministro de Salud de Sudáfrica, Joe Phaahla, en una conferencia de prensa.

Los funcionarios de salud presentaron evidencia de que la cepa puede ser más leve y que las infecciones ya pueden estar alcanzando su punto máximo en la provincia más poblada del país, Gauteng.

Profesionales de la salud trabajan en un hospital de Gauteng en medio de la pandemia de coronavirus. Foto: Reuters

Aún así, los casos nuevos en esa semana de la ola actual fueron más de 20.000 por día, en comparación con 4.400 en la misma semana de la tercera ola. Esa es una prueba más de la rápida transmisibilidad de omicron, que también están experimentando otros países, como el Reino Unido.

Sudáfrica, que anunció el descubrimiento de la variante el 25 de noviembre, está siendo vista como un presagio de lo que podría suceder con omicron en otros lugares.

Los científicos han advertido que otras naciones pueden tener una experiencia diferente a Sudáfrica, ya que la población del país es joven en comparación con las naciones desarrolladas. Entre el 70% y el 80% de los ciudadanos también pueden haber tenido una infección previa por Covid-19, según las encuestas de anticuerpos, lo que significa que podrían tener algún nivel de protección.

Actualmente hay alrededor de 7.600 personas con Covid-19 en hospitales sudafricanos, aproximadamente el 40% del pico en la segunda y tercera oleadas. El exceso de muertes, una medida del número de muertes en comparación con un promedio histórico, está apenas por debajo de 2.000 por semana, una octava parte de su máximo anterior.

“Realmente estamos viendo incrementos muy pequeños en el número de muertes”, dijo Michelle Groome, jefa de vigilancia de la salud del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles del país.

El número de hospitalizaciones por Covid-19 en esta ola también se está inflando por el hecho de que los pacientes más leves están ingresando porque hay espacio para acomodarlos. Muchos están allí para otras quejas, pero se realizan pruebas de rutina para detectar el patógeno, según los funcionarios de salud.

“Hemos visto una disminución en la proporción de personas que necesitan oxígeno. Están en niveles muy bajos “, dijo Waasila Jassat, investigadora del NICD. “Por primera vez hay más pacientes no graves que graves en el hospital”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.