Monzón: en los guantes del ídolo maldito del boxeo

Imagen-Monzón-4

Mauricio Paniagua interpretando a un joven Carlos Monzón, en los inicios de su exitosa carrera deportiva. Foto: TNT Series

Este domingo debuta en TNT Series la producción biográfica sobre el fallecido boxeador argentino, que tiene como eje el día en que asesinó a su esposa. Su protagonista, Mauricio Paniagua, cuenta cómo se preparó para revivir a una polémica leyenda.


La mañana del 14 de febrero de 1988, Día de los Enamorados, la ex modelo y actriz Alicia Muñiz -o Muniz como realmente se apellidaba- yacía muerta bajo el balcón del dormitorio principal de la casa de Mar del Plata en que Carlos Monzón era alojado por un amigo. En un primer momento el ya retirado boxeador argentino aseguró que su esposa se había lanzado al vacío, pero la investigación posterior reveló que había sido asfixiada.

El pasado 19 de junio, a más de 30 años del fatídico episodio que protagonizó una de las mayores leyendas del deporte trasandino, la serie Monzón debutó por la TV paga de Argentina, reviviendo el crimen que marcó su vida y todo lo que vino para el campeón mundial de la categoría mediano, que pasó de la pobreza en Santa Fe a codearse con el jet set internacional, de trabajar de lustrabotas en su infancia a ganarse la amistad y admiración de figuras como Alain Delon y Mickey Rourke. Y así como alguna vez se emparejó con la famosa actriz Susana Giménez, en la intimidad escondía diversos hechos de violencia contra mujeres.

"Yo lo que sabía de Monzón era lo que sabe el común de la gente de mi edad: que fue un gran campeón del mundo y que mató a su mujer". Así recuerda Mauricio Paniagua, en conversación con Culto, su posición hasta hace algún tiempo frente a la figura que como actor le tocó encarnar en el espacio que este domingo llega a Chile por TNT Series, a partir de las 23 horas.

Sin embargo, luego de ser seleccionado para el personaje ("el casting fue abierto, buscaron en toda Argentina y afuera"), Paniagua debió someterse a una extensa preparación física -con clases de boxeo- y de investigación sobre Monzón, donde recuerda que "fui trabajando con él. Viendo muchos materiales, empapándome de biografías, videos".

De esta manera, el también músico se fue involucrando con el hombre que interpreta en la producción dirigida por Jesús Braceras: una celebridad deportiva marcada por un trágico final, que siete años después del asesinato moriría en un accidente automovilístico. Una misión que Paniagua compartió con Jorge Román (El bonaerense), quien encarna la versión más adulta del boxeador, y un elenco conformado, entre otros, por Celeste Cid y Diego Cremonesi Parisi.

"A mí me tocó encarar la parte de su juventud, de cuando sale de la pobreza extrema hasta consagrarse campeón del mundo", explica el actor sobre su rol. Uno, según él, muy demandante "en cuanto a lo físico y también en cuanto a cuestiones de vida, como el salir de la pobreza y de repente toparte con el glamour, el jet set, de un día para otro".

Algo que Paniagua también destaca fue el trabajo hecho junto a Román para que sus distintas versiones de Monzón fueran concordantes. Para esto tenían un coach de actores y se juntaban a hacer ejercicios: "Leíamos el guión, yo leía la parte de él y él leía la parte mía (…)nos escuchábamos para tratar de afiatar la manera de hablar, ya que somos del interior y no tenemos el mismo acento que los porteños".

"Después tuve la oportunidad de estar presente cuando estaba grabando. Y él me vio trabajar arriba del ring y abajo; compartíamos el set y también nos nutríamos de eso", recuerda hoy el actor, meses después del debut de la serie en Argentina, donde el espacio de 13 capítulos se convirtió en uno de los más vistos y comentados, por su factura y la violencia de género que retrata.

Algo que para el novel intérprete fue muy impresionante en lo personal, como confidenció, en especial cuando en medio de la promoción del programa salió y vio "todas las calles de Buenos Aires con afiches con mi cara junto al nombre de Monzón y las palabras 'ídolo, campeón y femicida'. Fue muy impactante".

De hecho, el crimen del boxeador fue clave para que en Argentina se comenzara a hablar de violencia machista, algo que Paniagua destaca en estos días de #MeToo. "Fue un momento muy acertado cuando se lanzó la serie, porque estamos viviendo un cambio y es bueno mostrarlo como un ejemplo para revertir, para intentar que no suceda". "La decisión de contar la serie poniendo el foco en el caso de Alicia Muñiz me pareció muy bien tomada por la repercusión que tuvo acá", concluye.

Comenta