Dueños de zoológicos, Freud y The office: las series que han vivido una súbita alza en días de cuarentena

La docuserie Tiger King ha sido una de las producciones más vistas de las últimas semanas.

Aunque hay estrenos que derechamente quedaron sin fecha de estreno por el coronavirus, como Fargo y el spin-off de The walking dead, hay un puñado de títulos que se han encumbrado en las últimas semanas, apelando el humor, lo criminal y la sincronía con la temperatura social de hoy.




Múltiples cancelaciones de rodajes, etapas de postproducción a medio terminar y estrenos aplazados y sin reprogramación. Es el escenario que vive el cine frente al Covid-19, pero también lo padecen las series, afectando a títulos que van desde el cuarto ciclo de Fargo a The walking dead, que se quedará sin episodio final de su actual temporada y pospuso de manera indefinida el debut de su primer spin-off. Esa es la cara más amarga de la industria televisiva en la actualidad. La otra es la de un ámbito que, a través del streaming o los canales del cable, inevitablemente ha capturado al público en su encierro obligado o voluntario. De docuseries a biografías libres, hay ganadoras en medio de estos tiempos inciertos.

Ha copado la conversación como pocas durante los últimos días Tiger King (Rey Tigre), una serie documental con todos los ingredientes para devorar sus siete episodios con rapidez: personajes extravagantes, un negocio poco visible ligado a los grandes felinos, un caso criminal y denuncias de abusos a personas y animales. Todo eso convive en la serie que estrenó Netflix hace un par de semanas, enfocada en Joe King, dueño de un zoológico en Oklahoma que de a poco va revelando sus capas.

Es cantante de country, practica la poligamia y está dispuesto a ocupar las armas y todo su arsenal con tal de defender lo que es suyo, un lugar donde llegan a trabajar ex presidiarios y tipos sin oportunidades, a cargo del cuidado de tigres, otros felinos y diversos animales. Además de su enemiga número uno, Carole Baskin, una activista no completamente diferente a él, aparece hasta el mismo hombre que muchos argumentan habría inspirado a Scarface.

Dentro de las sorpresas que va desplegando la serie, la dimensión humorística es explotada sin pudor por los realizadores. Es una tragicomedia que puede distraer en medio del encierro con su galería interminable de personajes insólitos, todos tristemente reales. También risas se pueden estar reviviendo de la mano de The office, la cumbre de la comedia con Steve Carell que hace una semana cumplió 15 años desde la emisión de su primer episodio. Aunque en Chile se puede ver solo en Amazon Prime Video, un informe de Nielsen detalló que en Estados Unidos entre inicios y mediados de marzo fue por lejos la más vista de las series de Netflix que no le pertenecen a la plataforma de streaming. Sus casi 200 capítulos pueden estar siendo un buen aliciente en días en que cuesta reír.

Lógicamente hay estrenos recientes que han despegado en tiempos de Covid-19. Cuánto ha afectado en su éxito la contingencia y cuánto hay de mérito propio, es una gran duda. Pero como fuese, Freud ha atrapado en sus primeros días en Netflix. Conserva poco de la biografía del neurólogo austriaco, a cambio de imaginarlo como un tipo que va resolviendo el misterio detrás de crímenes en la Viena del siglo XIX, junto a una psíquica y un inspector. Sus ochos episodios se han encumbrado en el top 10 que ofrece el servicio (en Chile ha estado siempre en el recuento diario) y la plataforma TV Time la ubicó como la más vista en el mundo durante la última semana.

La serie que imagina a Freud como un investigador de crímenes.

En ese listado figuró segunda la semana anterior Westworld, con el arribo de su tercera temporada, que volvió renovada y con Aaron Paul a la cabeza, pero al menos en EE.UU logró un rating más bajo que en el debut de su ciclo anterior. Un posible síntoma de que no todo lo que llegue en estos días será un fenómeno rutilante.

Eso sí, quizás el título que más ha sintonizado con la temperatura social de hoy no es una película. Se llama El hoyo, circuló con éxito por festivales durante la última parte de 2019 y desde su debut en Netflix ha provocado tal euforia que sus productores ya han revelado conversaciones con el gigante del streaming para realizar un remake o una secuela. El concepto es simple: una prisión vertical cuenta con un agujero en el centro, donde baja la comida y los de los pisos inferiores deben contentarse con lo que los superiores dejan.

Permanece en el top de Chile de la plataforma y su cumbre la tocó cuando llegó a la cima en EE.UU. Es un triunfo también para España, que solo este mes ha celebrado el arrastre en el mundo de las series Élite y Toy boy y espera este viernes por el arribo de la cuarta parte de La casa de papel, un éxito seguro en tiempos de cuarentena.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.