Fallece fundador de Aguaturbia y baterista capital del rock chileno

Willy Cavada, quien abrió el instrumento hacia nuevas técnicas y recursos y aún militaba en la banda, falleció el martes.

Denise, la legendaria voz de Aguaturbia, lo ejemplifica con un asunto de tamaño: “Hasta hoy tenía una batería tan grande como la del tipo de Rush”, cuenta, en alusión al monstruoso instrumento utilizado por Neil Peart, el percusionista de los canadienses, pero, por sobre todo, para ilustrar el patrimonio artístico de Willy Cavada, fundador y baterista del conjunto. El mismo músico que falleció la noche del martes, a los 65 años, a causa de un ataque cardíaco y que guarda un legado no sólo como el hombre en las sombras de uno de los créditos fundamentales del rock local; Cavada fue uno de los bateristas más innovadores y sobresalientes del cancionero local.

Iniciado en la música folclórica y con militancia en nuevaoleros, como Los Red Juniors, o en nombres imitativos del sonido anglo, como Los Jockers, Guillermo Bustamante -su verdadero nombre- se une en 1968 al guitarrista Carlos Corales para buscar precisamente una identidad estilística: fue la cuna de Aguaturbia, primera expresión musical chilena de un rock más complejo y moderno. “El estilo de Willy tuvo mucho que ver en esa propuesta”, acota Corales, agregando que fue uno de los pioneros en el uso de doble bombo -ese recurso que permite mayor peso y expresividad en la batería- y en los largos solos del instrumento (el tema Ah Ah Ah Ay es una buena muestra).  

Tras vivir en Alemania, Cavada se unió al grupo en su retorno en el nuevo siglo. De hecho, en los últimos meses ultimaban su primer disco en 40 años, el que saldría en noviembre. “Una lástima, lo vamos a concluir igual. Vamos a seguir, casi en homenaje a él”, señala Corales.

Seguir leyendo