Joaquín Niemann tuvo un mal final para su mejor historia

AP

El chileno hizo siete sobre el par este domingo, pero el paso por el US Open quedará registrado como su más destacada ubicación en un major. Además, alcanzará su más alto ranking mundial.




De altibajos fue la presentación de Joaquín Niemann en el US Open. Al final, cerró un muy mal domingo con siete sobre el par, para acumular +10 (68-73-72-77), que lo ubicaron 23º en la pizarra, a 16 golpes del campeón, Bryson DeChambeau.

Eso de los vaivenes se resume muy bien en la primera mitad del recorrido dominical. El talagantino anotó doble bogey en el primer hoyo que enfrentó y marcaba par en su tarjeta en apenas dos de los nueve hoyos.

En la vuelta al Club House la suerte no fue mejor, aunque hubo más regularidad. cuatro bogeys en esos nueve hoyos terminaron por hacer que Niemann tuviera la ronda más baja en este US Open y la peor de cualquiera de sus presentaciones en majors, pues nunca había marcado +7. Sí igualó los 77 golpes que marcó en la segunda ronda del Masters 2018, tres días antes de hacerse profesional, pero en Augusta era de cinco sobre el par.

Pese a todo eso, este es el mejor major de su carrera, no en términos de score claro, pero sí de posición, desde que se presentara hace tres años, aún como amateur, en el US Open.

El chileno fue protagonista en esta particular edición del abierto estadounidense, retrasado desde su tradicional fecha de junio. Por primera vez en la historia un nacional se entreveraba con los top 10 de un torneo de esta magnitud, para cerrar mejorando el puesto 71 que había logrado en el PGA Championship de 2018, el mejor major para un chileno hasta ahora.

Winged Foot, el campo que recibió al campeonato estaba llamado a ser el gran protagonista del certamen. Un campo difícil al que se le agregaron algunas complejidades producto del cambio de fecha, pues el pasto en esta época se comporta y debe prepararse de manera diferente. Al final del día, el club en Nueva York premió a quienes mejor supieran leerlo y en ese sentido, Joaco destacó en algunos elementos del juego.

Primero, en la distancia de tiro, donde se entreveró con los pegadores más largos, números en los que finalmente fue quinto, una ventaja que en varios hoyos significaba ganar posibilidades, pues la pelota quedaba con vista al green o, simplemente, más cerca para medir mejor los approachs. También fue buena la participación del chileno en el green, pues quedó 14º sobre la zona de putts.

La presentación en Nueva York, le permitirá al nacional entrar al ranking del PGA Tour, donde entrará en el puesto 42. Además, alcanzará el mejor ranking mundial de su carrera: 47º, subiendo dos lugares respecto de la última actualización. Eso, además del premios de 113.303 dólares por lo hecho en el US Open.

Ahora, Joaco se tomará dos semanas sin torneos, unas vacaciones que no pudo disfrutar después del término de la pasada temporada, hace dos semanas. El regreso sería en el Shriners Hospitals, del 8 al 11 de octubre, en Las Vegas, torneo con el grato recuerdo de su primer hoyo en uno en el PGA Tour.

Para mejorar la estadística en majors, en tanto, aún queda una oportunidad este año, pues del 12 al 15 de noviembre se jugará en Atlanta el Masters 2020, suspendido también por el Coronavirus.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.