Economistas plantean al CFA cambiar la regla fiscal y alertan por trayectoria de deuda

Tres preguntas envió el Consejo Fiscal Autónomo (CFA) a cinco economistas de diferentes miradas y tendencias para conocer sus opiniones: ¿Cuánto podríamos gastar/endeudarnos en Chile? ¿Cuánto debiéramos gastar? ¿Importa qué haremos después de la pandemia? Estas son sus respuestas.




Valdés pronostica deuda sobre 60% en 2030 y plantea escenario alternativo

El ex ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, manifestó que hay espacio para financiar medidas para enfrentar la emergencia hasta por US$12 mil millones (5% del PIB), por los próximos 18 meses, “es un punto de referencia, es lo que tenía el FEES (Fondo de Estabilización Económica y Social) en marzo”.

Explica que el gasto debe ser transitorio, pero debe estar por encima de lo anunciado para 2020 y 2021, porque ello permitiría después reducir el déficit y la deuda esperada. Con supuestos de crecimiento de una caída de 5% este año, un aumento a 5% en 2021; a 3% en 2022; y 2,5% en adelante, evaluó distintos escenarios. Uno, si se mantiene el alza promedio del gasto público de los últimos 4 años, en 2030 el déficit primario será mayor al 5% y la deuda estará sobre el 60%.

Con su escenario de un gasto sustancial por 18 meses, transitorio, con un ajuste posterior en 3 años, el déficit estará más cerca del 1%, y la deuda en torno a 40%, en 2030. “El plan fiscal 2020-21 basado en la regla anunciada lleva a una contracción del gasto indeseada”, concluyó.

Cerda alerta sobre los altos niveles de deuda y uso de fondos soberanos

-Un escenario mucho más restrictivo es el que presagia el ex director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, al prever que el límite de gasto para emergencia es de US$8.000 millones, pues recordó que Chile entre 2014 y 2019 elevó su deuda en 13 puntos, un gran salto respecto a otros países.

Explicó que a abril de este año el gasto público se ha acelerado considerablemente (24,4%) afectando el déficit (4,2%), y provocando a su vez una fuerte emisión de deuda que a junio llegará a los US$10,5 millones y a un retiro relevante de los fondos soberanos. “El retiro anual del Fondo de Reserva de Pensiones este año será en torno a US$1.500 millones, y en 2021 de US$2.500 millones”, precisó.

Recalcó que el plan del gobierno que llevará el déficit a 8 puntos del PIB, más otros requerimientos, obligará a contraer más compromisos en medio de una contracción que sitúa en 4,9%. “Seguramente estaremos en necesidades de financiamiento en 2020 por 10 puntos del PIB”, reveló.

Horizontal aboga por inversión pública y apoyo a grandes empresas

El economista de Horizontal, Sebastián Izquierdo, se enfocó en las medidas de emergencia que se han establecido. Indicó que al paquete de ayuda actual le falta una ley de apoyo a los independientes que boletean, y concordar un “apoyo condicional y selectivo a grandes empresas, evitando la masiva pérdida de empleos de calidad, directos e indirectos, que generarían sus quiebras”.

Respecto a la reactivación económica manifestó la necesidad de llegar con políticas de asistencia a las empresas que se encuentra en situación crítica, y añadir “estímulo e incentivos a la inversión pública y privada”, y al mismo tiempo incorporar la sustentabilidad con el medio ambiente, con énfasis en “la disponibilidad de recursos naturales (como el agua)”.

Repetto llama a buscar nuevo acuerdo fiscal con una regla más simple

Al igual q Valdés, la economista de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrea Repetto, considera que el techo para gastar en esta etapa es de US$ 12 mil millones.

Para el mediano plazo propuso un acuerdo que avance en la sostenibilidad fiscal más allá de la crisis y sugiere revisar la regla en términos del balance estructural y evaluar cuánto ha servido para guiar la política fiscal. “La regla fiscal ha dejado de ser una guía de la política fiscal, porque a pesar de los esfuerzos, los decretos no se cumplen. Y no se espera que se cumplan”, acotó.

Observó que la regla actual es muy compleja, le hace falta mayor transparencia y es muy procíclica. Por ello planteó modificarla por una nueva ancla “más simple, que dependa de un menor número de supuestos, y que sean conocidos ex ante por el público”.

Entre esas fórmulas puso sobre la mesa la posibilidad de que fuera una relación deuda/PIB, mantener un investment grade, especificar un techo para el crecimiento del gasto público, entre otros.

Zahler cuestiona eficacia de la regla fiscal y sugiere consenso político para cambiarla

El ex presidente del Banco Central, Roberto Zahler, cuestionó la eficacia de la regla fiscal para orientar la política fiscal. “Se hace necesario, y el Consejo es probablemente la mejor instancia, proponer alternativas de regla fiscal que sean realistas respecto de las necesidades futuras de gasto pero compatibles con los criterios de credibilidad, transparencia, simpleza y compromiso con la disciplina fiscal que caracteriza a Chile. Ello requerirá un esfuerzo de consolidación fiscal futura que solo puede ser asumido mediante un acuerdo político amplio sobre una nueva regla fiscal”, recalcó.

Su visión es que actualmente el déficit ha ido creciendo más por caída de ingresos que por un a incremento en los gastos . Y pronostica que este balance puede seguir profundizándose pues observa mayor presión por mayor gasto público en los próximos años “lo cual excederá con creces las metas compatibles con la regla fiscal en curso. No se debiera continuar transgrediendo una regla que ha sido útil pero que, en este contexto, es cuestionable su eficacia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.