Esto pasaría en Chile con los contagios, las hospitalizaciones y las muertes, después de ver cómo evolucionó la variante Ómicron en Sudáfrica

Una estudiante ingresa a su colegio en Johannesburgo, Sudáfrica. Foto: AP

Después de un explosivo aumento de casos en el país por la irrupción de la nueva variante, la nación más rica de África vive una realidad totalmente distinta, que según varios especialistas de ese país, se replicará en otras naciones.


El 15 de diciembre pasado, Gran Bretaña reconocía que el país vivía una “oleada” de infecciones por Ómicron. La variante del virus Sars-CoV-2 causante de Covid-19, con más de 30 mutaciones, se ha vuelto dominante en ciudades como Londres, donde ya superó a la variante Delta.

La Unión Europea estimaba para entonces que la nueva variante se convertirá en la dominante en este continente en un par de semanas.

Solo EE.UU. superó este lunes más de un millón de personas con Covid-19, también debido a la variante Ómicron, altamente mutada, que elevó los casos a un récord, la mayor cantidad -por un amplio margen- que cualquier país haya informado. Según Bloomberg, el número de casos reportados el lunes es casi el doble del récord anterior de alrededor de 590.000 establecido hace solo cuatro días en el país, que, a su vez, fue el doble de la semana anterior.

También es más del doble del número de casos visto en cualquier parte del mundo durante toda la pandemia. La cifra más alta fuera de EE.UU. se produjo durante la ola de Delta de India, cuando más de 414.000 personas fueron diagnosticadas el 7 de mayo de 2021.

Piras funerarias de víctimas del Covid-19 arden en un área convertida en crematorio masivo en Nueva Delhi en mayo de 2021. Foto: AP

Solo en Chile, el ministro de Salud, Enrique Paris presagió que el país alcanzará un nuevo peak a mediados de enero, mucho antes de las primeras proyecciones, que estimaban esta alza máxima para fines de enero, e incluso, para febrero.

Pero las apocalípticas proyecciones podrían tener un bemol, que ya se está viviendo en Sudáfrica, el primer país en detectar esta nueva variante y una de las primeras naciones en enfrentar la repentina alza de casos. De acuerdo a reportes sanitarios del país, las tasas de infección por Covid están disminuyendo rápidamente y decenas de miles de sudafricanos se recuperan de Ómicron sin tener que ir al hospital.

Por ello, muchos médicos y científicos de ese país predicen que la nueva ola de Ómicron ya pasó y que otros países pueden esperar el mismo ciclo en los próximos meses.

La espectacular caída de nuevas infecciones e ingresos hospitalarios permitió al gobierno sudafricano a levantar su estricto toque de queda nocturno, marcando un hito importante en la lucha contra Covid.

Un grupo de personas en una playa de Durban, Sudáfrica, el pasado 1 de enero. Foto: AFP

Ómicron retrocede velozmente

Los expertos en coronavirus están aliviados, al confirmar que la variante Ómicron parece disminuir tan rápido como llega. Las infecciones están disminuyendo drásticamente y prácticamente todos los virólogos del país están confirmando que la actual ola e Ómicron está disminuyendo rápidamente.

Quizás lo más importante es que el número de muertos de Ómicron es “sustancialmente más bajo” que durante la variante Delta, mucho más letal y agresiva, dijo a varios medios locales el vacunólogo sudafricano Shabir Mahdi.

Ridhwaan Suliman, investigador principal del Consejo Sudafricano de Investigación Científica e Industrial (CSIR), también refrendó la tesis de Mahdy y aseguró que las hospitalizaciones y muertes por esta ola han demostrado ser significativamente más bajas en relación con las experimentadas en olas anteriores”.

Lo que es aún más alentador es que la tan temida mutación Delta ha sido reemplazada en gran medida por Omicron, que, según múltiples estudios, parece ser la variante más leve hasta ahora.

Suliman dijo que Sudáfrica y la mayoría de los países del sur del continente ahora han “superado el peak de la ola Ómicron, impulsado por el declive significativo en la populosa provincia y epicentro: Gauteng”, la provincia que alberga a Johannesburgo, la ciudad más grande del país.

Un grupo de personas espera ser vacunada en un hospital de Johannesburgo, Sudáfrica el pasado 1 de diciembre. Foto: AP

Las tasas de positividad han caído a menos del 30 por ciento, lo que muestra que “la disminución de las infecciones es real y no un artefacto de prueba”, enfatizó Suliman.

Una ventana al futuro

La evolución que ha tenido el virus en Sudáfrica puede ser una antesala de lo que podría pasar en muchos países, incluido Chile, que están viendo aumentar explosivamente sus casos a causa de esta virulenta variante.

Salim Abdool Karim, epidemiólogo y uno de los científicos de enfermedades infecciosas más reconocidos de ese país, está convencido de que “todos los demás países, o casi todos los demás, seguirán la misma trayectoria“, de contagios, hospitalizaciones y muertes que ha sufrido la nación más rica de África a causa de Ómicron.

Karim, quien ha liderado la lucha contra el Covid en Sudáfrica, también dijo a varios medios que el peak de la ola Ómicron ha pasado, comparando la ola de casos con la montaña más alta de África.

Si las variantes anteriores causaron olas con forma de Kilimanjaro, la de Ómicron es más como si estuviéramos escalando la cara norte del Everest”, dijo Karim, refiriéndose al salto casi vertical en las infecciones que experimentó Sudáfrica durante las últimas semanas de noviembre y las primeras dos semanas de diciembre.

Otro de los médicos más reconocidos de ese país y presidenta de la Asociación Médica Sudafricana, la Dra. Angelique Coetzee, también está de acuerdo con estas tesis. En diversos medios locales ha señalado que el país está “por encima de la curva y las cifras [de infecciones] son mucho más bajas”, dijo.

Angelique Coetzee. Foto: Reuters

Finalmente, otra reconocida viróloga en África, Michelle Groome, del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD), dijo igualmente a varios medios de comunicación de su país que “hemos superado el peak de infecciones”.

Groome citó cifras del NCID que mostraban que los casos nuevos se redujeron en casi una cuarta parte en los últimos siete días, luego de otra caída del 14 por ciento la semana anterior.

Debido a ese auspicioso panorama epidemiológico, Sudáfrica levantó todas sus restricciones sanitarias, y hoy restaurantes, tiendas, cines, centros comerciales, bares, cafeterías y gimnasios están abiertos, tanto en el interior como en el exterior.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.