El dilema que cruza al directorio de TVN: cómo financiar el postergado canal cultural

Fachada TVN

En el directorio de la señal pública existen opiniones divergentes sobre el desarrollo del canal cultural. Si bien es un compromiso establecido por ley, algunos directivos ven con preocupación el financiamiento del proyecto a largo plazo.




Los próximos días serán claves para definir uno de los proyectos más ambicioso de Televisión Nacional de Chile (TVN). La plana ejecutiva del canal público busca poner en marcha una segunda señal dedicada a la transmisión de contenido cultural y educativo a nivel nacional, iniciativa que aprobó el Congreso en 2017, cuando también se le dio el vamos a la capitalización que inyectó U$47 millones a la estatal.

Según establece la ley, TVN deberá crear una señal 2, la que se debe emitida por la señal abierta de TV, para la cual se le otorgaron U$18 millones.

Antes de la celebración de Fiestas Patrias, el director ejecutivo de la señal estatal, Francisco Guijón, dio a conocer los primeros lineamientos de cómo sería el nuevo canal cultural al directorio y se comprometió a entregar antes de concluir el mes de octubre el proyecto definitivo. En este nuevo informe el directorio recibirá una visión más detallada en términos programáticos y de difusión de la iniciativa, que en 2018 ya había sido postergada por Jaime de Aguirre debido a la crisis financiera que afectaba al canal.

Desde julio, a cargo del diseño de la señal se encuentra Loreto Sanhueza, Gerente Contenidos y Plataformas Estratégicas, quien forma parte del círculo cercano a Guijón y, al igual que él, proviene de VTR, donde el director ejecutivo se desempeñaba como Vicepresidente Senior para las Americas de Contenido Internacional Digital al momento de ingresar a la estatal.

Sin embargo, al interior del directorio de TVN –presidido por el abogado y ex subsecretario del Trabajo del primer gobierno de Piñera, Bruno Baranda– persisten las aprensiones sobre la viabilidad de la iniciativa. Las diferencias abren pie a una discusión ideológica entre sus siete miembros: Adriana Delpiano, Jaime Gazmuri, Ricardo Cifuentes, Gonzalo Cordero, Anita Holuigue, Pilar Vergara y Rodrigo Cid (representante de los trabajadores).

Por un lado, los tres primeros directores, que a la vez son cercanos al anterior gobierno de Michelle Bachelet -el que presentó y defendió el proyecto del canal cultural en la discusión parlamentaria- se muestran abiertamente a favor, mientras los otros más afines a la actual administración de Sebastián Piñera se muestran más preocupados por la futura señal. Para estos últimos, a largo plazo el canal cultural podría traer más problemas que beneficios, pues significa una carga adicional para un canal que continua con serios problemas financieros.

Al primer semestre de 2019, la señal pública registró pérdidas por $4.899 millones. Sin embargo, esta cifra es un 45,7% menor al saldo negativo que existía en junio de 2018, y que ascendía a $9.025 millones. Además, en el mismo periodo el canal elevó en 19,1% sus ingresos totales.

Por lo mismo, parte del directorio mira con atención la fórmula de financiamiento del canal cultural a largo plazo establecida en la última modificación al cuerpo legal de TVN el 23 de marzo del año pasado. En ésta se estableció que, si bien la puesta en marcha está asegurada con US$18 millones otorgados por la ley de capitalización de 2017, en caso de requerir recursos para su continuidad podrá echar mano del tesoro público.

Otros directores, en tanto, son fervientes partidarios de poner en marcha el canal cultural lo más pronto posible. Argumentan que esta nueva señal se hará cargo de exponer una mayor diversidad de contenidos a un 30% de familias chilenas que no cuentan con acceso a la televisión por cable.

"Se trata de un proyecto necesario para el país, donde la TV abierta tiene una enorme deuda, en particular con el público infantil y la difusión de contenidos educativos, científicos y culturales. Dicho esto, aunque la ley de modernización de TVN estableció la creación de un canal cultural, en la práctica sólo está asegurado el financiamiento para el diseño, implementación y puesta en marcha de la señal.  Ahora, para mantener el canal al aire (también se podría decir online), se requiere del respaldo explícito del Estado a futuro, con la entrega de los recursos necesarios para asegurar una programación de calidad mundial, que sirva a los chilenos y cumpla de esta manera con los compromisos que la propia ley exige", explicó Rodrigo Cid, director y representante de los trabajadores.

La también directora de TVN, Adriana Delpiano, aseguró que "no se sabe (si el canal cultural tendrá publicidad), pero claramente no está condicional a tener que autofinanciarse eternamente. Hay que buscar si podemos con los recursos que tenemos iniciar el canal y financiarlo por un par de años, la ciudadanía misma es la que va evaluar la importancia de contar con esta señal. Este canal debe financiarse como todos los canales culturales del mundo a través de los recursos del Estado".

Al  cierre de este artículo, el directorio de TVN se reunía a fin de abordar temas propios del negocio de la compañía y también los avances del proyecto.

El primer acercamiento de Guijón

En su primer approach de cómo sería el canal cultural, Guijón entregó al directorio de TVN el cronograma del diseño y la puesta en marcha del proyecto, con los costos asociados a cada una de las etapas.

Pero no detalló en qué se utilizarían los fondos comprometidos por el gobierno y el periodo en que se gastarían los recursos. Tampoco se explicó qué señal utilizaría dicho canal cultural y si requeriría algún tipo de negociación con grandes compañías de cable para su mayor difusión.

Sin embargo, uno de los mayores anhelos de parte importante del directorio es que cuente con una franja infantil y programación propia. Por lo mismo, la emisión de contenido en esa línea sería uno de los aspectos que desarrollará la estación televisiva.

Por otro lado, la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados presidida por Amaro Labra (PC) espera recibir próximamente al presidente del directorio de TVN Bruno Baranda a fin de que explique los avances del proyecto.

Comenta