La cita en que Boric intentó ordenar a Apruebo Dignidad: pidió apoyo frente a cuarto retiro y llamó a no “fraccionar” al PS

En la primera reunión de los timoneles de las colectividades de la coalición con su candidato presidencial, los dirigentes analizaron el escenario del conglomerado y los desafíos que podrían tensionar al bloque. El abanderado, aseguran, habría enfatizado en la necesidad de mejorar la coordinación entre los partidos y el comando para evitar diferencias como las que existen ahora frente al cuarto retiro.




Que se tenían que hacer cargo de una “debilidad” respecto de la coordinación del bloque. Ese fue uno de los mensajes que les entregó anoche el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, a los presidentes de los partidos de su conglomerado.

La reunión, que se desarrolló en la sede del comando, en Santa Isabel, marcó un hito al ser el primer encuentro entre las directivas y su abanderado presidencial. Y se dio en medio de las diferentes posiciones que existen en torno al cuarto retiro de fondos previsionales, pues no todos los dirigentes del bloque apoyan la fórmula que impulsa Boric de aprobar el proyecto estableciendo impuestos al retiro.

En ese contexto, las colectividades y movimientos de Apruebo Dignidad se reunieron con el fin de encontrar una postura común sobre esa materia y, además, para analizar el funcionamiento de la campaña y de un eventual gobierno de Boric.

Y sobre esos temas se pronunció ayer el abanderado. Mientras el diputado tomaba nota en un cuaderno, según aseguran distintos presentes, las colectividades del bloque le plantearon sus preocupaciones. Además de Boric, al encuentro llegaron los timoneles del PC, Guillermo Teillier; de Comunes, Jorge Ramírez; de RD, Margarita Portuguez; el diputado Giorgio Jackson, el secretario general de esa tienda, Sebastián Depolo; las vicepresidentas de Convergencia Social, Francisca Perales, y de Comunes, Carolina García, y los representantes de la Federación Regionalista Verde Social, Flavia Torrealba y Aníbal Pérez, y de Fuerza Común, Valeska Naranjo.

Según las mismas fuentes, uno de los primeros puntos que se abordaron en el encuentro fue sobre cómo mejorar la coordinación de la coalición. “Hubo una crítica y una autocrítica a que nos está costando actuar como coalición”, relata un dirigente del bloque.

En ese punto, aseguran, Boric tomó la palabra y habría enfatizado en la necesidad de hacerse cargo de esa “debilidad” para evitar situaciones en el futuro, como las del cuarto retiro. “Eso les corresponde a los presidentes de los partidos”, habría manifestado el parlamentario magallánico. El punto fue respondido por algunos de los dirigentes, quienes también llamaron a mantener la coordinación con el comando.

De hecho, según relatan varios de los presentes, tras eso habrían acordado crear una nueva instancia de los presidentes de los partidos de Apruebo Dignidad, la que se reuniría los lunes y a la que se sumaría Boric si fuese necesario.

En medio de todo esto, se produjo una discusión que llamó la atención de varios de los presentes: cómo se relacionaría Apruebo Dignidad con el Partido Socialista. El primero en poner el tema sobre la mesa fue el representante de la FRVS, Aníbal Pérez, quien planteó la necesidad de definir la política de pactos.

Tras eso, el resto de los dirigentes tomaron la palabra y valoraron los gestos que han impulsado desde la campaña hacia el “mundo socialista”, así como también los apoyos a Boric que han realizado algunos dirigentes de ese sector.

Y mientras algunos de los presentes relataban historias de militantes de base del PS que les habían confesado su respaldo a Boric, el abanderado contó a sus pares de las “gestiones” que han hecho por conseguir los respaldos de ese sector, pero dio un mensaje que sorprendió a la coalición. “Yo no estoy por fraccionar al PS”, habría manifestado el candidato.

Según explican las mismas fuentes, el parlamentario habría explicado -punto en el que habría coincidido el resto de la mesa- que en el caso de que tengan que conversar con el PS de cara a la segunda vuelta presidencial o a un eventual pacto de gobernabilidad, sería contraproducente tensionar a la institucionalidad de esa colectividad. “Eso significa que fraccionas a un partido y pueden quedar resentidos”, explica un dirigente del bloque. Pese a esto, al no haber consenso sobre si existe la posibilidad de formar alianza con la tienda liderada por Álvaro Elizalde, el abanderado habría remarcado que tomarían una decisión en conjunto.

Durante la discusión, además, desde la FRVS y el PC -quienes empujaron por esta reunión- plantearon una inquietud que ya venía rondando a esas colectividades: el equilibrio en la representación dentro del comando. No obstante, ese punto no habría generado un mayor debate en la mesa, luego de que Boric y Jackson -el encargado político de la campaña- dieran los detalles del funcionamiento de los distintos espacios.

Además, otro punto que tocaron los dirigentes fue respecto del programa. Sobre eso, aseguran, algunos timoneles solicitaron al comando la síntesis del trabajo de unificación de las propuestas de Boric y del excandidato presidencial del PC Daniel Jadue. En tanto, desde el equipo del abanderado comunicaron que la próxima semana comenzaría el proceso participativo de esa área de la campaña.

Dirigentes de Apruebo Dignidad con Gabriel Boric a la salida de su primera reunión.

El debate sobre un cuarto retiro

Poco a poco, las bancadas de Apruebo Dignidad están admitiendo la idea de presentar indicaciones que mitiguen el efecto macroeconómico del cuarto retiro. Tanto en los partidos del Frente Amplio como en el PC hay disposición a tener una mirada común en este tema, mientras que el FRVS aún no está convencido.

Tras la reunión con Boric, desde el bloque transmitieron que esta jornada se reunirían las bancadas de Apruebo Dignidad para buscar un punto de encuentro frente al tema.

El diputado y presidente de la FRVS, Jaime Mulet, recalca que tras ese encuentro se determinó que los diputados Jackson e Ibáñez, que encabezan estas negociaciones, deberán conversar con los parlamentarios. Y desde ya fijó su posición: “Nuestra postura es que no somos partidarios de pagar impuestos, eso lo saben y el FA podrá buscar más plazos. Debe haber un trabajo a nivel parlamentario”.

Por otro lado, en el FA, la jefa de bancada, diputada Claudia Mix, asegura que no les agrada la idea de que el pago sea en cuotas, pero no descarta que se tribute a partir de un monto específico. “Estamos todos por el cuarto retiro, y lo que se está intentando es que los grandes ingresos, del 9% de la población que materialice el retiro, paguen impuestos en la misma lógica del segundo retiro. Eso se está evaluando y a nosotros nos interesa que se respete el principio de la igualdad”, acotó.

En la misma línea se refirió la jefa de bancada del PC, Karol Cariola: “Como bancada del PC nos hemos puesto a disposición de encontrar una posición común con las bancadas de Apruebo Dignidad, más allá de la opinión particular de cada uno”. Asimismo, explicó que se están revisando las condiciones impuestas en las leyes de los tres retiros anteriores y desde ahí construir una posición común.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.